• Caracas (Venezuela)

Emiro Rotundo Paúl

Al instante

La postguerra económica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante diecisiete años el chavismo ha gobernado el país como si éste estuviese en estado de emergencia. Mediante leyes habilitantes el chavismo ha legislado en materia económica mediante Decretos sin consulta con los agentes que mueven la economía o con simulacros de consulta que para nada han sido tomados en cuenta a la hora de tomar las decisiones. Ello ha permitido al Gobierno regular todos los aspectos de la actividad productiva, comercial, importadora y exportadora; regular los precios de los productos; monopolizar y controlar la distribución de las divisas y asumir funciones de todo tipo, ocupando parcelas de actividad que en los países democráticos más desarrollados corresponden a la esfera de acción privada.

El Gobierno ha expropiado y asumido el control de empresas industriales, mineras, de servicios, comerciales, importadoras, agrícolas, pecuarias, aduaneras, de comunicaciones y comerciales, convirtiéndose así en un Estado interventor de tipo totalitario según el modelo del socialismo real del siglo XX remarcado con la etiqueta del siglo XXI.

La mayoría de esas empresas estatizadas perdieron su capacidad productiva y se han convertido en una carga onerosa para el fisco nacional. La situación actual de desabastecimiento y carestía proviene de esa estatización de la economía nacional.

El proceso vivido ha sido, a todo efecto, una guerra económica protagonizada por el Gobierno contra la empresa privada. Lo que estamos viviendo ahora es la devastación propia de toda guerra. Estamos en la posguerra económica. La guerra se libró durante los últimos diecisiete años de socialismo.

Esta situación de posguerra económica requiere una rectificación del modelo de gestión gubernamental, una renuncia al socialismo como se viene aplicando y no un Decreto de Emergencia cuya exposición de motivos se basa en un análisis totalmente equivocado del proceso económico que nos ha conducido a la situación actual. El Gobierno lo que pide es manos libres para seguir haciendo lo mismo.

El chavismo no entiende lo que está pasando. No ha comprendido el verdadero alcance de los resultados electorales del 6D. No reconoce el fracaso de la revolución y del socialismo del siglo XXI. Ello coloca al país ante un peligro muy grande, porque la situación en vez de mejorar se va agravando día a día, como ya se percibe claramente y no sabemos cómo terminará la historia. ¡Que Dios nos agarre confesados!

*Profesor Jubilado UCV