• Caracas (Venezuela)

EME

Al instante

La terrine lista para la playa

El salmón se presta a muchas formas de preparación y resulta delicioso en platos fríos o calientes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Me encanta lo práctica que resulta la terrine de pescado: es un plato muy fácil de transportar cuando quieres llevar algo listo para la playa. Prepárala con antelación y compártela al aire libre con tu familia y amigos.

El salmón es un pez muy apreciado por su deliciosa carne rosada. Nace en agua dulce, vive en el mar y regresa a su lugar de origen para depositar sus huevos. El color de la piel varía según la especie y el período del año. Hay cinco especies que viven en el Pacífico y una sola en el Atlántico.

Fresco o ahumado

El salmón se presta a muchas formas de preparación y resulta delicioso en platos fríos o calientes. Se conserva fresco en la nevera durante dos o tres días. En el caso del salmón ahumado, reconocerás su frescura por su color naranja vivo. Si los bordes se oscurecen y se secan, será mejor desecharlo.

Terrine de dos colores

8 personas

Esta colorida terrine es deliciosa para servir en la playa. Puedes preparar una deliciosa mayonesa casera para acompañarla. Decórala con eneldo fresco.

Ingredientes

700 g de pescado de carne blanca.

3 claras de huevo.

Sal.

Pimienta blanca.

20 g de mantequilla.

1 cucharada de jugo de limón.

2 cucharadas de eneldo picadito.

1 cucharada de estragón picadito.

1 y 1/2 tazas de crema para batir.

450 g de salmón fresco sin piel.

1 cucharada de pimienta verde entera en vinagre.

Eneldo fresco para decorar.

Preparación

Elimina las espinas del pescado blanco, córtalo en pedazos y colócalo en un procesador de alimentos para que quede bien picadito. Agrega las claras de huevo y la pimienta blanca.

Continúa procesando hasta lograr una mezcla homogénea. Agrega el jugo de limón, el eneldo y el estragón. Sin dejar de procesar, añade la crema para batir. Retira la mezcla del procesador e incorpora la pimienta verde en vinagre. Coloca la mezcla en un recipiente y enfríala en la nevera durante 30 minutos. Mientras se enfría, toma un envase refractario y prepáralo untándolo con mantequilla de manera uniforme. Corta un trozo de papel encerado y cubre el fondo del envase. Precalienta el horno a 350º F.

Para armar la terrine

Corta el salmón en tiras largas de un centímetro de ancho. Forma una capa de la mezcla de pescado extendiéndola en el fondo del envase. Coloca las tiras de salmón dejando un espacio de un centímetro en los bordes del envase. Cubre con una capa de mezcla y coloca otra capa de tiras de salmón.

Termina con la mezcla de pescado blanco. Tapa el envase con papel de aluminio y colócalo dentro de otro recipiente refractario. Vierte en este agua hirviendo, hasta que el nivel llegue a la mitad. Hornea durante 45 minutos o hasta que salga limpio un palillo de madera que insertes en el centro. Al sacar la terrine del horno, déjala enfriar y luego ponla en la nevera durante cuatro horas. Voltéala en una bandeja y elimina con un papel absorbente la gelatina que se haya formado alrededor. Para servir, corta rebanadas gruesas y acompáñalas con una deliciosa mayonesa casera y eneldo fresco.