• Caracas (Venezuela)

EME

Al instante

Cuando el reloj suena…

CINZIA PROCOPIO | EFRÉN HERNÁNDEZ

CINZIA PROCOPIO | EFRÉN HERNÁNDEZ

¿Quién no ha sacado la cuenta –aunque sea secretamente– de cuántos años hábiles quedan para ser mamá o casarse? Libérate de la presión y aprende a conocerte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Cuando mis amigas empezaron a casarse y a tener hijos se me prendió una alarma… Va pasando el tiempo y te das cuenta de que te estás quedando atrás y que las conversaciones que tenías con tu círculo de amigos van cambiando. Todo tiene que ver con niños, colegio y matrimonios y no tengo ni novio”. Kathy, de 31 años, explica que su objetivo no siempre ha sido formar una familia, pero admite que siente que, si no lo hace, se quedará sola y rodeada de gatos.

Ana, por otra parte, es divorciada y tiene 44 años. La vejez no le quita el sueño, pero le preocupa la soledad. Ella tuvo a sus hijos joven, se casó temprano casi llevada por las imposiciones familiares y sociales. No le fue bien y ahora aconseja a otras mujeres que no se apresuren. “Sería ideal casarse a los 27 y tener a los hijos después de los 30, una vez que la pareja ya está consolidada”.

Esto muestra que hay distintas perspectivas con respecto al famoso y temido reloj biológico que se enciende para avisarnos que la hora de formar una familia está cerca.

Si, por fortuna, la mujer no está tan preocupada, su entorno social se encarga de hacerle escuchar el chocante tic-tac con frases como “¡Ay mi amor! A ti como que te dejó el autobús”.

 

Manejar la angustia

La psicóloga Gabriela Reyes explica que lo primordial es hacer una revisión de las metas alcanzadas y por cumplir y luego organizarse. “Muchas mujeres se quedan en la angustia o en la queja y tienden a menospreciar los logros obtenidos. En Europa, por ejemplo, es normal postergar la maternidad y para nadie es traumático llegar a los 40 sin hijos. Entonces, hay que sentarse a analizar qué es lo que afecta realmente: ¿exigencias familiares, probar que eres fértil, la opinión de la sociedad? Una vez que tienes clara la razón, ponte a trabajar para lograr los objetivos”.

Reyes considera que antes de culparnos por lo que no se ha logrado, las mujeres debemos entender que cuando se encienden las alarmas es cuando la psique está preparada para esos procesos. No está mal que haya sido antes o después. “Hay que afrontar esos pensamientos y definir sinceramente si casarse o tener hijos es un deseo o una imposición, incluso de ella misma. Es absolutamente normal que una mujer diga que quiere vivir en pareja y no tener hijos o que elija ser soltera, pero para llegar a este punto hay que conocerse uno mismo”.

La coach Estrella Di Mattía, por su parte, explica que de cara a la angustia hay que trabajar la autoestima y desmontar creencias limitantes como que los hombres no sirven, solo quieren sexo o no nos valoran. “Esos pensamientos son frenos para conseguir pareja, al descubrirlos en tu subconsciente, entiendes que no tienes pareja porque estás negada”.

 

La estrategia

Estrella comparte un plan de acción para adentrarte en tus propios pensamientos y lograr cualquier objetivo.

“Empieza por brindarte dos horas exclusivas para ti y en un ambiente de total confort, donde te sientas segura y tranquila, hazte una auditoría. Reflexiona sobre las siguientes preguntas: ‘¿Quieres formar un hogar?’, ¿de verdad quieres tener un esposo?, ¿estás dispuesta a dar parte de tu tiempo para dedicárselo a las ocupaciones que implica una familia?’. Guarda las respuestas que lleguen a tu mente, sin filtros de ningún tipo.

El inconsciente se encargará de sabotearte, pero debes insistir con disciplina. Reflexiona sobre estas mismas preguntas durante varias semanas y es posible que las respuestas varíen. Hemos encontrado mujeres que sueltan frases como ‘no voy a detener mi carrera’, ‘no tengo tiempo’ o ‘no voy a lavarle los calzones a nadie’. Allí se van desmontando las creencias y vas entendiendo qué es lo que te está pasando”.

Di Mattía aconseja ser auténticas, genuinas, naturales y dejar de reprimir los sentimientos. “Hay que retornar a lo femenino y aceptarse. Una vez que la mujer está clara con lo que es y lo que quiere –sea casarse y tener hijos o quedarse soltera– deja de sufrir y de angustiarse”.

 

Minimizando riesgos

Las mujeres han retrasado la concepción porque han cambiado de rol con respecto al hombre. Son independientes, tienen una alta capacitación académica y son protagonistas en la sociedad productiva.

“Es difícil quedar embarazada después de los 40 porque la calidad y cantidad de óvulos disminuye drásticamente, pero no es imposible. Existen muchos procedimientos que facilitan este proceso y opciones como la fertilización con óvulos donados”, afirma la doctora María Teresa Urbina de Unifertes, quien agrega que una opción válida para quienes quieren postergar la maternidad es la criopreservación de óvulos, pero hay que hacerlo antes de los 35 años.

Por otra parte, el ginecobstetra Francisco Soto cuenta sobre recursos tecnológicos menos agresivos que los convencionales para detectar anomalías y enfermedades congénitas en el bebé, lo cual relaja un poco la angustia ante los riesgos de los embarazos tardíos.

“Para diagnosticar o descartar estas enfermedades se hace la amniocentesis, que consiste en extraer líquido amniótico del saco donde está el bebé. Sin embargo, este examen produce el aborto en un pequeño porcentaje (1 de cada 200)”. Por esto se han desarrollado métodos de despistaje, como Verify, “una prueba no invasiva, con un margen de error de 0.3% que consiste en el estudio de una muestra de sangre para aislar las células fetales y buscar las que tengan enfermedades genéticas. Si los resultados lo sugieren, se pasa a la amniocentesis”.

 

Reloj siempre prendido

“Tener hijos y un esposo ha sido el único sueño que me ha acompañado toda la vida. Siempre he dicho que soy Susanita”, dice Sindy Lazo, quien lanzó con El Nacional su segundo libro titulado La cocinita del Sindy, en el cual la actriz invita a varios famosos –como Yordano y Luis Chataing– a disfrutar de recetas preparadas por ella con el objetivo de seducirlos. “Es un proyecto muy especial porque mezcla dos temas en los que estoy raspada, el amor y la comida… pero el libro funciona porque conseguí novio”.

Sindy, quien afirma no temer a la vejez, asegura que la lucha por la igualdad de género se ha logrado en detrimento de la vocación natural de la mujer de pertenecerle a alguien. “¡Mi mamá se espanta cada vez que digo esto, pero es verdad!”.

El libro llegará a las librerías en mayo y estará acompañado de una serie de videos que podrás disfrutar en el sitio www.lacocinitadesindy.com.

 

FuenteS:

Gabriela Reyes, psicólogo clínico. Servicio Médico Total.

Telf.: (0212) 986 9021.

 

Estrella Di Mattía, coach.

coach.empresas@estrelladimattia.com.

María Teresa Urbina, directora de Unifertes. www.unifertes.com.

 

Francisco Soto, ginecobstetra especialista en medicina maternofetal y perinatología. Twitter: @fransoto77.