• Caracas (Venezuela)

EME

Al instante

La inspiración de Bárbara Palacios

Bárbara Palacios tiene una sola dirección: inspirar a otros. En la actualidad, recorre el mundo dictando charlas motivacionales y se prepara para lazar su segundo libro y planea | Fotos: Cortesía Bárbara Palacios

Bárbara Palacios tiene una sola dirección: inspirar a otros. En la actualidad, recorre el mundo dictando charlas motivacionales y se prepara para lazar su segundo libro y planea | Fotos: Cortesía Bárbara Palacios

Su brújula tiene una sola dirección: inspirar a otros a superarse. Recorre el mundo dictando charlas motivacionales, está a punto de lanzar su segundo libro e incluso planea un proyecto mediático para llevar su mensaje

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luce radiante, glamorosa. El tiempo pareciera no haber dejado huella en ella aún cuando han pasado 26 años desde su coronación como Miss Universo. Sin embargo, lo que más impacta de Bárbara Palacios no es su estampa. Basta con cruzar unas palabras con ella para percatarse de su calidad humana. No para de hablar de lo orgullosa que se siente de su familia y del cristianismo que lleva a la práctica con buenas obras.

Bárbara vive en Fort Lauderdale, Estados Unidos, desde hace 12 años, pero no se ha alejado de Venezuela por completo y recientemente pisó suelo criollo para ofrecer una charla motivacional en el III Seminario de Líderes de Ventas de Stanhome World Venezuela “Contigo somos más”.

 Allí nos contó sobre lo que siente al ser imagen de esta marca en el país desde hace tres años. “Siempre he sido vocera de lo que creo. Mi credibilidad está por encima de cualquier contrato. Stanhome World les da oportunidades a los venezolanos de tener su propio negocio. Ofrece esperanza y oportunidades de crecimiento personal”.

Inspirando corazones

Siete años atrás Bárbara tenía una vida envidiable: gozaba de fama, belleza, éxito económico, una pareja estable y una cadena de tiendas con su nombre. Pero le hacía falta algo más, por lo que se dedicó a enriquecer su espiritualidad y a compartirla con otros. Entonces conformó su empresa Bárbara Palacios Inspiración para transmitir un mensaje de crecimiento personal. “Creo que esta es mi misión, para lo que estoy en este mundo y para lo que Dios me ha puesto aquí. Es el proyecto de mi vida”, afirma.

Bárbara cuenta que este proyecto nació de sus viajes, en los cuales encontró varios elementos que se repetían en los individuos sin importar su nacionalidad: las personas no ven más allá de lo que sus ojos les permiten, muchas no se conocen a sí mismas y no son capaces de explotar su potencial. Hoy ofrece charlas sobre estos temas a organizaciones, fundaciones e iglesias en todo el mundo.

El próximo mes de noviembre espera bautizar su segundo texto Lejos de mi sombra: cerca de la luz. “Trata sobre cómo puedes quitarte la soga de todo lo que se ha convertido en una sombra en tu vida: dificultades, emociones y fracasos, con el fin de vencer la esclavitud y acercarte a la luz”.

Las experiencias que relata en esta edición no son 100% autobiográficas. “Por supuesto tiene cosas personales, pero la idea es que el contenido se adapte a cada persona. No tienen que actuar igual que yo: cada persona es diferente”.

La empresaria dice haber superado muchas sombras. “Como ser humano he vivido situaciones difíciles, hasta en mi infancia. Lo que la gente recuerda de mí es que gané el Miss Universo, pero he pasado por momentos de depresión, crecimiento, alegría y todo eso me ha dado la experiencia para poderle hablar a otras personas. Nunca hablo de lo que no conozco”.

Mujer de familia

La ex reina de belleza dice que tanto su familia como su hogar son su prioridad y se organiza para compartir al máximo con ellos. “Si de algo me siento orgullosa es de que nunca he dejado de estar con mi familia. Me los he llevado a todas partes. No me he perdido ninguna etapa de mis hijos”.

Bárbara cuenta que su hijo mayor Víctor Tomás, de 18 años, acaba de entrar a la universidad y es jugador de fútbol. Incluso recientemente compitió en Alemania. Su hijo menor, Diego Alfonso, tiene 14 años y también juega fútbol. “Diego está más alto que yo. Son inmensos, ya son dos señores en casa”.

La empresaria tiene 24 años de casada y dice sentirse bendecida por su unión. A pesar de tener una pareja estable no cree que exista una fórmula para un matrimonio feliz. Sin embargo, aconseja cultivar la unión, no descuidarla y regarla como a una planta todos los días. “Como pareja hemos tenido nuestras dificultades, pero siempre hemos sabido que nos queremos. Nos apoyamos mutuamente y esto nos ha permitido crecer como amigos, cómplices, marido y mujer”.

Tiempo de calidad

Aún con tanta actividad, Bárbara dice que dedica tiempo para ella y para Dios. “Como persona cristiana oro mucho, tengo una relación intensa con Dios y estoy haciendo un postgrado en Teología. Curso el tercer semestre y he sacado puras A. Pienso graduarme a finales de 2013 y me pondré mi toga y mi birrete”.

A Bárbara también le gusta ocupar su tiempo libre ejercitándose y contemplando la naturaleza. “Me gusta correr por la playa y ahora que vivo tan cerca de una siempre estoy ahí”. Igualmente les dedica mucho tiempo a sus perros, entre ellos Keita, una perrita adoptada. “Le hago su fiesta de cumpleaños e invito a otros perritos. También trabajo con fundaciones en pro de los animales”.

Inspiración masiva

Bárbara también adelantó que está cocinando un proyecto para los medios de comunicación y, aunque no quiso revelar muchos detalles, no descartó que este pueda ser transmitido en la pantalla chica. “Es un proyecto grande e importante, sobre todo para mi trabajo inspiracional. Me permitiría llegar a muchísimas personas internacionalmente, pero no puedo hablar de eso ahora”.