• Caracas (Venezuela)

EME

Al instante

¡Qué fino es leer!

La lectura tiene beneficios infinitos / Mauricio Villahermosa

La lectura tiene beneficios infinitos / Mauricio Villahermosa

La lectura tiene beneficios infinitos, especialmente si se comienza a experimentar a temprana edad, por eso ofrecemos algunas herramientas para los padres en el papel de motivadores de sus hijos, sean niños o adolescentes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Frases como “leer es bueno” o “¡hay que leer!” se repiten entre adultos, reiteradamente, y se exigen a los niños sin mayor explicación. Sí, leer es bueno para todos, más aún si se comienza a temprana edad, pero pocas veces nos detenemos a pensar en el porqué. Quizás, si comenzáramos por tener claro su importancia, sería más fácil inculcar el hábito a nuestros hijos pues, más que como un deber de padres, lo haríamos con una convicción natural.

Al ser individuos cada quien vivirá la experiencia lectora de forma diferente, pero al estar en etapa de formación, niños y adolescentes son susceptibles a sus beneficios. Para los más pequeños, leer puede facilitar el aprendizaje en un amplio sentido, desde comprender nuevas palabras y significados hasta procesar situaciones desconocidas.

No es lo mismo mostrarle el abecedario a un pequeño y decirle que debe aprenderlo, que invitarlo a leer Abecedario temerario (Camelia Ediciones), libro que cuenta una historia a través de las letras. Tampoco será igual decirle a un niño de cinco años que pronto se le aflojarán los dientes porque está creciendo, que leer juntos Un diente se mueve (Ediciones Ekaré),que cuenta la experiencia de una niña que muda su primer diente. Y es muy probable que si le ofreces 30 ecotips de la patrulla verde (MCV) a un chico de nueve años, captará más rápido el sentido de las prácticas ecológicas.

Los beneficios de la lectura también se relacionan a mejorar la concentración, ejercitar el cerebro, desarrollar habilidades lingüísticas, imaginación y empatía, descubrir emociones y relajar cuerpo y mente. Si un niño lee, puede mejorar su desempeño escolar –y, posteriormente, profesional-, ampliar su vocabulario y desarrollar el pensamiento lógico; también puede adquirir conocimientos sobre otras culturas y formas de vida, lo que se traducirá en el despertar de nuevos intereses.

Al tener claro el papel de la lectura en el aprendizaje, y en la vida misma, seguramente los padres querrán asumir la labor de mediadores para fomentar la relación entre niños y libros. En esta misión hay que tomar en cuenta un gran detalle: ningún amor nace de forma espontánea ni por imposición. Para un pequeño de seis años escuchar; “leer mejorará tu vocabulario”, puede ser igual a un montón de palabras sin mucho sentido, y si le dice a un chico de 13 años: “¡tienes que leer!”, es probable que se dé la vuelta y termine rechazando cualquier acercamiento literario. Motivar es la palabra mágica y en eso tiene que ver el entorno.

Es difícil que su hijo lea si jamás ha visto a sus padres con un libro en las manos; recuerde que la imitación es una de las bases del aprendizaje durante la infancia. Si no hay libros a su alcance, tampoco será fácil que el niño se interese en leer. Armar, poco a poco, una pequeña biblioteca, es una alternativa que, además, lo motivará al poder involucrarse directamente. El cuento de las buenas noches sigue siendo una de las maneras más sencillas de incentivar en los niños el gusto por las historias, así el pequeño ya haya aprendido a leer.
Por último, es necesario que los padres sean consecuentes en su labor de promotores de lectura. Esta es una labor de tiempo que requiere un esfuerzo constante pero que, al final, dará grandes resultados para toda la familia.

Primeros pasos
Podemos comenzar la lectura desde la primera infancia. Tal vez algunas madres sientan que están perdiendo el tiempo al leerle en voz alta a su bebé porque este “mira para otro lado y no presta atención”. No hay de qué preocuparse: es una reacción normal. En esta etapa se trata de una lectura perceptiva en la que el niño no decodifica letras, sino que lee con el cuerpo a través de sensaciones y así va descubriendo el mundo a su alrededor.

Para los bebés hay libros adecuados a sus “necesidades”: pequeños formatos, material resistente a mordiscos y temas sencillos que tienen que ver con la exploración, como la serie sobre el elefante Élmer (Fondo de Cultura Económica). Más adelante se puede optar por historias sencillas protagonizadas por animales humanizados, como las de la serie Sapo (Ediciones Ekaré). En estos primeros años, las historias también pueden ser poemas, canciones y hasta inventadas por papá y mamá.

Un libro para cada edad
En cada etapa convienen lecturas con ciertas características. A medida que van creciendo, los niños irán eligiendo historias más complejas y temas diferentes. Si no estás segura de cuáles son los títulos más acordes a la edad de tu hijo, puedes recurrir a espacios como Tin Marín. Esta es una librería virtual en la cual puedes recorrer detenidamente su catálogo, clasificado por edades, autores y editoriales, y comprar lo que desees, desde tu casa. Si aún tienes dudas sobre tu selección, en Tin Marín cuentan con un servicio de asesorías personalizadas.

Rincones de encuentro
Promover la lectura en nuestros hijos es una labor que puede trascender las paredes del hogar y para ello hay espacios ideales como el Banco del Libro. En esta institución, constantemente, realizan actividades para niños como La hora del cuento; también disponen de un Club de lectura, servicio que permite a sus jóvenes socios llevar a casa cuentos y novelas durante un tiempo determinado.
También en el Banco del Libro o en la Ludoteca de Los Palos Grandes organizan, eventualmente, el Rincón del bebé, espacio de lecturas y “patuques”. Asimismo, librerías como Kalathos, Sopa de Letras, Lugar Común y algunas Nacho cuentan con rincones acondicionados especialmente para que los niños toquen, revisen y lean. Las ferias de libros que se realizan a lo largo del año en diferentes ciudades del país también cuentan con pabellones infantiles.

Lecturas cómplices
Al acercarse la adolescencia o si ya se está viviendo esta etapa de cambios, descubrimientos y emociones a flor de piel, quizás no sea tan fácil la comunicación entre padres e hijos, menos al insinuarles que lean. Dice la promotora de lectura Linsabel Noguera que el acercamiento puede surgir a partir del intercambio.
“Intercambiar experiencias sobre una misma lectura crea una complicidad a la que es difícil decir no. Leer en voz alta un párrafo que en especial nos ha gustado, o –mejor aún- en el que de verdad necesitamos el apoyo de las referencias más contemporáneas con nuestro adolescente, afianza ese vínculo de lectores-cómplices”, afirma Noguera.

La libertad a la hora de elegir también es importante. Los gustos del adolescente pueden ir desde revistas hasta cómics o poesía. Los clásicos pueden ser un buen comienzo, como los universales Moby Dick, El conde de Montecristo y Rebelión en la granja, o los locales Piedra de mar (Francisco Massiani) y Cubagua (Enrique Bernardo Núñez). Muchos de estos clásicos también se consiguen en versiones ilustradas.

Las novelas gráficas son ideales porque combinan lo literario con lo visual: Sin la sombra de las torres (Art Spiegelman), Persépolis (Marjane Satrapi) y La invención de Hugo Cabret (Brian Selznick). Los padres también pueden buscar títulos vinculados a películas, series, videojuegos o música.
Todos los temas están permitidos; para Linsabel Noguera lo que no se debe hacer es dejar al chico sin orientación. “Toda lectura requiere un acompañamiento que nos dé ideas de qué lee nuestro adolescente porque nos permite conversar, encaminar y ofrecer textos que partiendo de la línea de su elección permitan ir escalando niveles literarios de mayor calidad y exigencia”.

SEÑAS
Banco del libro. Telf.: (0212) 266 4272. @bancodellibro.
Kalathos. Telf.: (0212) 285 2820. @kalathoslibros.
Lugar común. Telf.: (0212) 261 6716. @LibreriaLC.
Sopa de Letras. Telf.: (0212) 941 9688. @lasopadeletras.
Tin Marin. www.tinmarinlibreria.com.ve. @tinmarinlibros
Ludoteca. Telf.: (0212) 815 6367.
Linsabel Noguera. www.laranaencantada.com.
@ranaencantada.