• Caracas (Venezuela)

EME

Al instante

La felicidad en 20 acciones

Reír tiene grandes beneficios para tu salud, como fortalecer el sistema inmunológico y disminuir el estrés y la presión arterial / Mauricio Villahermosa

Reír tiene grandes beneficios para tu salud, como fortalecer el sistema inmunológico y disminuir el estrés y la presión arterial / Mauricio Villahermosa

Para algunos alcanzar la felicidad es una utopía y para otros un proyecto muy ambicioso. Lo cierto es que en los momentos en los que la vida parece darte la espalda, tomar una pausa y mantener una actitud positiva pueden ser las claves para seguir adelante

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando nos acostumbramos a la rutina solemos cargar con una sensación de insatisfacción porque pensamos que solo somos felices cuando ocurren grandes cambios en nuestra vida. No es fácil entender que la felicidad se resume a momentos y que la forma más segura de llegar a ella es disfrutar del presente y mantener una sonrisa ante las situaciones adversas.
Por eso, te dejamos algunas ideas para que le pongas más sonrisas a tus días:

1. SÉ OPTIMISTA
Pensar negativamente disminuye tu confianza y hace que lo difícil parezca imposible. Comprende que hay cosas que se escapan de tus manos y cada vivencia es una oportunidad para crecer y aprender.

2. AGRADECE LO QUE TIENES
Mira lo que te rodea y lo afortunada que eres. Enumera lo bueno que te haya ocurrido en el día. Empieza por cosas sencillas, como “puedo respirar”, “llegué al trabajo a tiempo” o “los niños se portaron bien en el colegio”.

3. PASA UN MOMENTO A SOLAS
Tómate al menos 10 minutos del día para estar contigo misma. Conéctate con tu “yo espiritual” y recuerda que la única persona que realmente sabe qué necesita para ser feliz eres tú.

4. QUIÉRETE COMO ERES
Acepta que tienes cualidades y defectos, pero enfócate en que posees habilidades que te hacen única. No te compares y procura que la verdadera razón por la que desees cambiar algo de ti sea sentirte mejor contigo misma.

5. PRACTICA EL PERDÓN
Aleja de tu vida el rencor y el arrepentimiento. Perdonar a los demás, e incluso perdonarte a ti misma, te hará sentir mucho más plena.

6. COMPARTE CON TU FAMILIA
¿Qué mejor satisfacción que llegar a la casa y poder saludar a tus seres queridos con un beso y un abrazo? Reúnanse a comer y tomen como costumbre conversar sobre sus experiencias.

7. RÍE Y SONRÍE
Afrontar los problemas con humor te ayudará a mantener una buena actitud. Además, reír tiene grandes beneficios para tu salud, como fortalecer el sistema inmunológico y disminuir el estrés y la presión arterial.

8. DATE UN GUSTO
Tú te conoces y sabes cuáles son las cosas que más disfrutas hacer. Consiéntete, hazte un masaje, cómprate algo que te llame la atención o cómete un dulce sin remordimiento.

9. ESCUCHA TU MÚSICA FAVORITA
Oye aquella canción que tanto te gusta, cierra los ojos, concéntrate en cada sonido y déjate llevar. Seguramente terminarás cantando, bailando y con una sonrisa en la cara.

10. CELEBRA CUALQUIER COSA
No hacen falta muchos preparativos ni una razón para celebrar. Brinda –con café, jugo o lo que tengas a la mano– por las buenas noticias y por los pequeños triunfos.

11. REENCUÉNTRATE CON UN AMIGO
Seguramente hay alguien a quien quieres ver desde hace tiempo. Llámalo para saber cómo ha estado y planeen verse en un lugar agradable donde puedan conversar.

12. APRENDE ALGO CADA DÍA
Leer y compartir opiniones sobre temas de tu interés te ayudará a ampliar tu visión del mundo y a adaptarte fácilmente a diferentes situaciones. Lee, ejercita tu mente y busca nuevas formas de hacer las actividades diarias.

13. CUMPLE TUS METAS
Organiza tu día, levántate con un propósito y cúmplelo. Esta práctica mejorará tu autoestima, te darás cuenta de que mucho de lo que deseas está a tu alcance y te liberarás de la ansiedad que genera postergar una tarea tras otra.

14. EMPRENDE UN NUEVO PROYECTO
Deja que tu creatividad fluya. Pon todo tu esfuerzo en hacer algo que te guste y que resulte productivo para tu desarrollo personal y profesional. Identifica tus habilidades y aprovéchalas.

15. CONOCE UN LUGAR NUEVO
Sal a comer a algún restaurante, da un paseo y anímate descubrir esos espacios de la ciudad que aún no has visitado. Si tienes la oportunidad, viaja y disfruta de otras culturas.

16. OFRECE TU AYUDA
Hacer algo bueno por los demás no solo ocupa tu mente en acciones positivas, también es una forma de entender la verdadera proporción de tus problemas y darte cuenta de que tu vida es mucho mejor de lo que piensas.

17. JUEGA
Rodéate de los más pequeños de la casa. El niño que llevas dentro seguramente querrá divertirse de vez en cuando sin pensar en el qué dirán.  Siéntete libre y aplica ese ingenio en tu vida sentimental y profesional.

18. HAZ COMENTARIOS POSITIVOS
No temas expresar lo que piensas o sientes a quienes te rodean. A todos nos gusta recibir muestras de afecto, una sonrisa amable y hasta un “¡me encanta como te queda esa blusa!”.

19. DISFRUTA DE LA NATURALEZA
Haz espacio en tu agenda para observar los paisajes que tienes frente a tus ojos. Relájate unos minutos contemplando un cielo estrellado, disfrutando el aroma de una flor o escuchando el sonido de la lluvia.

20. VIVE EL AHORA
Disfruta cada experiencia y no te desgastes pensando en lo que tuviste en el pasado o en lo que sientes que debes alcanzar en el futuro. Concéntrate en aprovechar cada día de la mejor forma posible.

Optimismo rosa
A propósito del Mes Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, un grupo de sobrevivientes nos cuentan qué hicieron para mantenerse positivas:

Thailiana Bastardo, 40 años
“Leía los testimonios de las pacientes que se habían curado o salía a caminar. Me ayudó mucho la compañía de mis sobrinos, estar con mis amigos y conocer gente nueva. Pensaba que Dios me estaba dando una oportunidad, que debía ser agradecida, confiar en él y en los avances de la medicina”.

Vilma Osechas, 53 años
“Intenté llevar una vida normal. Durante el tratamiento, cantaba en el coro de mi iglesia y eso me hacía sentir muy feliz. Compartir con mi esposo y mis hijos me dio mucha fortaleza. Es muy importante aceptar la enfermedad y mantener la esperanza”.

Ivony Terán, 58 años
“Siempre he sido una mujer muy creyente. Para tener una actitud positiva oraba. Tenía mucha fe en Dios, en los médicos y en mí misma. Esa fortaleza que sentía se manifestaba en mi organismo. Luego de las quimioterapias me gustaba escuchar música clásica y ver comiquitas porque me recordaban cómo me divertía con mi nieto”.

Lea Gamero, 69 años
“Desde que me diagnosticaron y durante 8 años colaboré con la Iglesia Evangélica Pentecostal Las Acacias llevándole comida a los más necesitados. Ayudar a los demás me hacía sentir mucho mejor”.