• Caracas (Venezuela)

EME

Al instante

A disfrutar sin reventar

Galletas navideñas

Galletas navideñas

Llega la mejor época del año y trae consigo pasapalos, tragos y banquetes abundantes. No te prives de disfrutarlos, pero el reto es mantenerte en tu peso. Aquí te decimos cómo lograrlo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Qué deliciosos bocadillos te deparan las fiestas decembrinas y ni hablar de las copas de champaña helada con las amigas. No olvides el dulce de lechosa que prepara tu tía ni las meriendas en la oficina con “ponche cremita” y torta negra. Sin duda, la Navidad es la mejor época del año, sí… pero deja como saldo un enero terrible y un caucho rebelde que no se deja someter por la faja.

La nutricionista clínico Joselin Díaz explica que sí se puede disfrutar de la gastronomía navideña sin sumar kilos a tu peso. “Una comida navideña, compuesta por hallaca, pan de jamón, ensalada de gallina, dulce de lechosa y unos traguitos tiene entre 1600 y 2000 calorías. Ese el requerimiento de un día completo, así que hay que controlarse”.

Joselin revela que no se trata de evitar estos manjares, sino de no consumirlos todos de una sola sentada. Si vas a comerte la hallaca, acompáñala con ensalada. En otra comida, te comes el pan de jamón o el pernil con ensalada. “Esto es parte de nuestra cultura y puede disfrutarse sin excesos”.

La meta se puede lograr con cierta planificación. Esa vieja costumbre que muchos tienen de no comer nada en todo el día porque en la noche disfrutarán de la gran cena de Navidad hay que descartarla. “Lo más importante es que hagamos las comidas que nos corresponden durante el día: desayuno, almuerzo y cena… Nada de ayunos prolongados, así la ingesta en la cena será menor porque no tendrás tanta hambre”.

Parece sencillo, pero cuando el aroma del pernil recién horneado llega hasta ti, sientes que flaquearás y te abalanzarás sobre la mesa. Por favor, no lo hagas. Lee antes estas recomendaciones.

• No se deben abandonar los buenos hábitos alimenticios cuando llegan las fiestas. Una dieta balanceada debe prevalecer cada día del año.

• Mantén tu rutina de ejercicios. Si no tienes... ¡muévete!

• Antes de cenar toma un vaso de agua. Eso te ayuda a mitigar el hambre.

• Atrévete a sustituir las papas de tu ensalada de gallina por chayotas. ¡La chayota sabe al aderezo que le pongas! En vez de mayonesa, usa yogur y mostaza y en vez de gallina, pechuga de pollo.

• No te estreses por el pernil. Si la carne es magra, puedes consumirla tranquilamente. El pavo horneado es una excelente opción porque tiene menos grasa.

• Evita el pan de jamón de hojaldre. Escoge el de jamón de pavo y si puedes hacerlo en casa, mucho mejor.

• Todas las bebidas alcohólicas aportan calorías. El vino además tiene antioxidantes. Sin duda es la mejor opción para brindar, pero no consumas más de tres copas.

• Si el vino no es lo tuyo, disminuye el aporte calórico del whisky diluyéndolo con agua. No te excedas, porque a la larga las bebidas alcohólicas son azúcar y luego se convierten en grasa.

• Los refrescos ligeros aportan menos calorías, pero tienen gas que estira el estómago y por lo tanto te cabe más comida. Es mejor evitarlo.

• Evita los pasapalos fritos. Olvida las bolitas de carne o las chupeticas de pollo.

• Prepara tus propios postres navideños sustituyendo el azúcar por edulcorante y la leche completa por leche descremada.

• Evita el consumo de dulces a lo largo de estos meses y el 24 y el 31 sírvete porciones pequeñas.

• Si tienes oportunidad de bailar, hazlo. Al bailar se queman de 252 a 462 calorías por hora.


Niños bajos en azúcar

No hay que poner a los niños en dieta, pero sí les puedes ofrecer opciones más saludables para celebrar. La doctora Joselin Díaz afirma que ellos son el reflejo de  sus papás y seguirán su ejemplo. “Es muy difícil limitarlos, pero es buena idea ofrecerles cocteles de frutas en lugar de refrescos o helados de frutas en vez de helados de crema. Las golosinas pueden dejarse para los días especiales”.

 

Juegos visuales

Para lucir más delgada en las fiestas, no solamente debes parar el pico. También puedes valerte de algunos trucos infalibles:

• Colores. Usa un atuendo monocromático, elige colores oscuros y evita las rayas horizontales.

• Telas. La seda y el rayón fluyen por tu figura. Procura que la ropa no te quede ajustada. Los tejidos de punto, también son favorecedores.

• Talla. No te enrolles por usar una talla mayor. Nadie verá la etiqueta y sentirás la diferencia cuando uses la talla que te va bien.

• Destaca tus puntos favorables. Por ejemplo, si tienes un bonito busto, un escote discreto en V será conveniente o si tienes unas lindas piernas, usa faldas.

• Accesorios. Unos zarcillos espectaculares atraerán la atención hacia tu rostro.

 

El día después

Después de la parranda y los excesos, es recomendable limpiar el organismo. La especialista Joselin Díaz recomienda llevar una dieta desintoxicante. “En la mañana puedes tomar un vaso de jugo de naranja, comer un pan tostado con queso bajo en grasas. A media mañana, come una fruta y en el almuerzo y la cena toma sopas o cremas de vegetales, como calabacín o espárragos. Durante el día hay que tratar de tomar jugos cítricos o consumir frutas desintoxicantes como naranja, mandarina, fresa, piña y toronja. También puedes combinarlas con el pepino que es un gran diurético”.


Fuentes:

• Joselin Díaz, nutricionista clínico.

Servicio Médico Total.

Telf.: (0212) 9869021.

Twitter: @joselinnutric.

• Revista Prevention.

www.prevention.com.