• Caracas (Venezuela)

EME

Al instante

Versátiles bulbos de hinojo

Hinojo | Foto: Nacho Troconis

Hinojo | Foto: Nacho Troconis

Los sofisticados bulbos de hinojo tienen un sabor único y especial. Bien sea frío o caliente, puedes incorporar este saludable vegetal a tu cocina del día a día con solo seguir estas sencillas recomendaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La versatilidad del hinojo juega un papel importante en la gastronomía europea, especialmente en Italia y Francia. Se dice que se consume desde la época de los griegos, tanto que en su mitología se le consideró como una vía utilizada por los dioses del Olimpo para transmitir el conocimiento a los humanos.

Versátil vegetal
Todas las partes de los bulbos de hinojo son comestibles e, incluso, cada una de ellas tiene su uso culinario particular. Quizás la parte más utilizada es el bulbo propiamente dicho, el cual puede servirse crudo en ensaladas o caliente como acompañante o como ingrediente de otros platos. Los tallos no son tan utilizados, pues son más fibrosos y duros, pero aportan un sabor especial a las sopas y consomés.

Las hojas del hinojo son delicadas y tienen un sabor delicioso. Son muy utilizadas en ensaladas o para decorar sofisticados platos a base de res, aves o pescado.

Escoger el hinojo
Elige aquellos bulbos que se vean limpios, firmes y sólidos, sin manchas ni golpes. Deben ser blancos o de color verde muy pálido. Los tallos deben verse erguidos y firmes, bien sujetos al bulbo, con hojas frescas y de color verde intenso. El hinojo fresco es muy aromático y ligeramente anisado.

Conservar el hinojo
Lo ideal es guardarlo en la gaveta de tu nevera, en una bolsa plástica ligeramente abierta. Procura consumirlo apenas lo compres, pero se conservará fresco en la nevera durante cuatro días por lo menos.

Cortar el hinojo
Retira los tallos y las hojas del bulbo y dale otros usos. Corta el bulbo longitudinalmente y elimina la parte inferior. Voltéalo sobre la tabla y rebánalo según la receta que vas a preparar.

Servir el hinojo frío
Incorpora el hinojo crudo en rebanadas a tus ensaladas o sandwiches. También puedes servirlo como pasapalo con dips.

Servir el hinojo caliente
Saltea rebanadas de cebolla y de hinojo en mantequilla. Prepara unas vieras con hinojo o úsalo para preparar papillote de salmón. Un puré de hinojo es un acompañante delicioso.