• Caracas (Venezuela)

EME

Al instante

Maiah Ocando viste bueno

Maiah Ocando se ha dedicado ofrecer respuestas a las grandes inquietudes femeninas

Maiah Ocando se ha dedicado ofrecer respuestas a las grandes inquietudes femeninas

Valiéndose de Youtube.com y otros recursos digitales, esta venezolana se ha dedicado ofrecer respuestas a las grandes inquietudes femeninas sobre apariencia y estilo y sus miles de seguidoras de diversas partes del mundo lo agradecen

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Puedes decirlo mil veces, pero las mujeres siempre dudarán acerca de cuál es su tipo de cuerpo, de qué corte de cabello les queda mejor o de cómo verse bien si son gorditas o flaquitas. Nadie está conforme con su cuerpo.

Afortunadamente, he aprendido que hay respuestas para todo”, afirma Maiah Ocando quien, ciertamente, se ha dedicado a despejar esas dudas femeninas en su webshow, Visto Bueno.

Cómo vestirse para volver a clases o para la graduación, el jean que te va mejor según tu tipo de cuerpo o la mejor manera de hacer maletas son algunas de las inquietudes que atiende Maiah en su espacio virtual.

La diversidad de temas, la naturalidad con que se abordan y una producción impecable le han valido a Visto Bueno para hacerse con una amplia audiencia, además de una nominación como Mejor Serie Internacional en la reciente edición de los Streamy Awards, prestigioso reconocimiento a los programas más relevantes transmitidos por Internet en el mundo.

Es evidente que Maiah sabe cómo hablarle a las mujeres y cuáles son las dudas que las perturban en materia de estilo. Interactuar y “escuchar” a sus más de 18.000 seguidoras es vital y, probablemente, su formación como Diseñadora de modas en el Instituto Brivil y como cineasta en la Escuela de Cine y Televisión de Caracas se lo facilita. Sin embargo, lo de verse bien es algo inherente a su naturaleza.

De pequeña no era de esas niñas que siempre van arregladitas, pero sí tenía un estilo claramente definido. Más adelante, se convirtió en la adolescente que escuchaba rock, pintaba su cabello de colores, usaba jeans desgastados y camisas de leñador. “Aunque eso para un montón de gente podría no ser considerado una muestra de pasión por la moda, resulta que Marc Jacobs lo estaba poniendo al mismo tiempo en la pasarela del New York Fashion Week en 1992. Pero a mí eso no me importaba tanto como saber que estaba usando algo que me favorecía y que hacía que otras muchachas quisieran vestirse igual”.

Hoy, luce una imagen fresca y actual en pantalla, consecuencia de una alimentación balanceada, tres idas al gimnasio cada semana y un no rotundo a la comida rápida y al alcohol. A eso sumemos que para Maiah vale más cultivar el estilo que simplemente estar a la moda: “Yo vengo de una familia humilde y nunca he tenido realmente acceso a prendas de grandes diseñadores. La princesa Letizia de España compra en Zara y sigue viéndose impecable. Solo tienes que saber lo que te queda bien y lo que no. Es imposible fallar así”.

-¿Te has propuesto hacer algo como diseñadora?
-Sí, existe la idea de una colección rondando en mi cabeza desde hace algún tiempo y ha agarrado forma a medida que he ido haciendo el programa.

-¿Cómo visualizarías tu marca como diseñadora?
-Unos años atrás hubiese querido hacer piezas de arte que se pudieran llevar puestas. Hoy en día la manera en la que estoy haciendo los bocetos es más pragmática. Pero cuando la imagino tiene un je ne sais quoi que me gusta mucho, un elemento que la diferencia de todo lo demás. Es un secreto que no sé cuánto tiempo guardar. Y me encanta. Como diseñadora sigo siendo bastante soñadora, solo necesito que todo encaje para dar, finalmente, ese paso. Estoy ansiosa.

-¿Qué opinas de la moda en Venezuela?
-Nosotros tenemos una carga adicional: la restricción de divisas, que es mortal para cualquier empresario. Los diseñadores son empresarios muy pequeños con un presupuesto restringido que se tiene que conformar, en la mayoría de los casos, con limitados materiales nacionales. Hay creadores que están muy enfocados y han ido haciéndose un nombre, pero es difícil para ellos por toda la desorganización. También afecta la tradición de años y años de una industria de la moda basada en la cultura de las misses.

-¿Qué piensas del estilo de las venezolanas?
-Hay un serio problema con lo que es considerado sexy y lo que no. Las venezolanas nacemos con el impulso de querer sobresalir. Es cultural y geográfico. Pero las cosas se han salido de control. Está esa mentalidad de senos operados y hay un desespero por exhibirse que está detrás de todas estas vedettes que se desnudan en internet y eso, sin duda, ha terminado salpicando al resto de las mujeres que no quieren quedarse atrás.

Sugerir siempre será más sensual que mostrar, pero es difícil hacer entender eso con los medios de comunicación mostrando exactamente lo contrario.

El gran problema es que la mujer venezolana ha decidido desconocerse a sí misma. Tener tantas ganadoras de concursos de belleza la ha desconectado de la realidad. La mayoría de las venezolanas no mide 1,90 mts ni tiene medidas perfectas, aunque gaste el sueldo en el mejor cirujano plástico del mundo. Yo no soy una miss y jamás podría serlo. Mi trabajo es enseñar a las mujeres que pueden aprovechar lo que tienen para resaltar.

-Luego de figurar en los Streamy Awards y con el reconocimiento del público, ¿podrías decir que el programa superó tus expectativas?
-Ser los únicos venezolanos y los únicos latinoamericanos ahí fue lo que superó nuestras expectativas, a pesar de no haber ganado. Desde ese momento hemos sido reseñados por medios de Estados Unidos que han dicho que Visto Bueno lidera el camino para las series internacionales en América: les parecemos una rareza y les encanta habernos descubierto. Nosotros estamos en una nube, porque esto se lo debemos, sea como sea, a Venezuela. Ahora tenemos que seguir trabajando.

Consejos de la experta
NUNCA…
…uses la talla que no te corresponde.
…lleves una moda porque la usa todo el mundo.
…compres la base que no corresponde a tu tono de piel.
…compres cualquier cosa porque está en rebaja.

EL SHOW: VISTO BUENO
Los artífices de Visto bueno son Maiah Ocando y el periodista y escritor Gabriel Torrelles, quien también es su pareja. “Cada vez que iba a salir sacaba toda la ropa de mi clóset, me la probaba mil veces y llegaba a la conclusión de que no tenía nada que ponerme. Un día le dije a Gabriel: ‘creo que ya sé lo que quiero hacer.
Quiero hacer videos de Internet para ayudar a la gente a vestirse mejor’, y él me dijo: ‘bueno, vamos a hacerlo juntos’, y así creamos Visto bueno”, cuenta Maiah.

Recientemente, la pareja se mudó a Chicago, donde siguen produciendo la serie y en este mes estrenaron la cuarta temporada. Maiah adelanta que vienen más capítulos a la semana y nuevos temas, “vamos a ocuparnos de las inquietudes de todas las mujeres del mundo. He conocido chicas de Corea, Rusia, Brasil, Suiza e incluso de Estados Unidos y todas tienen las mismas dudas”.

Que no falte en tu guardarropa
Un blazer negro
Un jean que ajuste perfectamente
Un vestido negro
Un par de pumps o stilettos negros
Una buena maxi cartera

SEÑAS:
www.youtube.com/yovistobueno.
TWITTER:
@yovistobueno
@maiahocando.