• Caracas (Venezuela)

EME

Al instante

Cuerpo envidiable, métodos saludables

Entrenamiento / Mauricio Villahermosa

Entrenamiento / Mauricio Villahermosa

Tener una buena figura es una meta común y para lograrla muchas toman caminos poco adecuados. Aquí te presentamos varios consejos de especialistas para que sigas una ruta saludable

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Ser flaca y estar toda marcada no significa que seas saludable”, sentencia Francis Terán, entrenadora personal con más de 20 años de experiencia. Su afirmación tal vez te deje fuera de base, pero encierra un concepto que deberían grabarse todas las mujeres: la delgadez no siempre es sinónimo de salud.

En el “país de las misses” los cánones de belleza pueden ser bastante irreales. A las mujeres se nos pide –y algunas se exigen a sí mismas– un 90-60-90 con grados de tolerancia bastante bajos. Un temazo como para hacer una película titulada No hay lugar para mujeres rellenas.

Eso será otra historia. Aquí no leerás una retahíla acerca de las injusticias a las que está sometida la imagen femenina. Hablaremos de cómo conseguir una buena figura. Pero muchos caminos llevan a la esbeltez, así que mostraremos algunas de las sendas más seguras y te daremos indicaciones para no tomar las que llevan a un precipicio.

Disminuir y evitar

Por tradición, la palabra dieta tiene un vínculo cercano con el sufrimiento. Ves deliciosos placeres desvanecerse junto al buen humor y al esfuerzo titánico se le adjunta un guayabo sensorial que hace que renuncies antes de ver al primer gramo abandonando el cuerpo.

“Eso pasa por pensar que la dieta es algo temporal asociado a una enfermedad o al sobrepeso. Comer sano debería ser un estilo de vida”, dice la doctora especialista en medicina estética, Carmen Beltrán. Para ella cada comida es una decisión: hay que determinar qué, cómo y cuánto comes. “Debes tomar las riendas de tu propia alimentación”.

Beltrán recomienda evitar alimentos procesados industrialmente, pues “contienen grasas saturadas, azúcares, sales y otros químicos que pueden aumentar tu apetito”. Por otra parte, aumenta el consumo de frutas y vegetales de todos los colores para aprovechar los distintos nutrientes que cada uno aporta. Evita las salsas y aderezos envasados y utiliza técnicas de cocción como el vapor, asado, grill y salteado.

Jamás –lee bien–, jamás elimines por completo un grupo de alimentos de tu dieta. “Los regímenes que exigen la eliminación total de carbohidratos, por ejemplo, son riesgosos. Estos son la principal fuente de energía del cerebro y, al eliminarlos, afectas tus niveles de atención, tu equilibrio. Las personas que hacen dietas tan radicales terminan enfermas. Las palabras clave para bajar de peso son evitar y disminuir, no eliminar”, explica la doctora.

Cuerpo en movimiento

El ejercicio… respira y agarra guáramo. La figura que quieres no llegará a ti por ósmosis: hay que ayudar a la dieta.
Para Francis Terán no hay excusa para entregarse al sedentarismo. “Hay disciplinas para todos. Si no te gusta el gimnasio, trota; ¿odias trotar?

Practica un deporte; ¿eres malísima en todos? ¡Baila! El mejor ejercicio es el que a ti te guste”.

Actualmente, está entregada al entrenamiento de suspensión. “TRX es una de las marcas que ofrecen este método y, como en todo entrenamiento funcional, entiende el cuerpo como una unidad. Se exige mucho del core, el núcleo del cuerpo, lo que convierte a cada ejercicio en un movimiento completo que involucra todos los segmentos corporales”, explica.

Francis asegura que cualquier persona, sin importar su condición física, puede practicar la suspensión, pues los ejercicios se adaptan a las fortalezas y limitaciones de cada quien. “En suspensión tu cuerpo es tu máquina porque utilizas tu propio peso. Así puedes desarrollar a tu tiempo fuerza, resistencia, coordinación, flexibilidad y estabilidad”.

Pero para incursionar en el mundo del fitness debes tomar precauciones. “Investiga bien quién es tu entrenador y cuáles son sus credenciales.

Hay muchos charlatanes por ahí”, advierte Francis. Carmen Beltrán agrega un elemento: “si vas a practicar cualquier disciplina física debes recibir asesoría conjunta de un médico, que te evalúe periódicamente; un nutricionista, que lleve el control de tu dieta, y tu entrenador personal. Así previenes lesiones y enfermedades”.

Ya lo sabes. Si quieres quitarte unos kilitos, quítalos bien y para siempre. Las verdaderas soluciones están a tu alcance.

Alerta: suplementos alimenticios

En las redes sociales algunas personalidades del fitness suelen recomendar el consumo de suplementos alimenticios. “Esto es algo irresponsable. No se pueden sugerir estos productos a la ligera, y mucho menos en Latinoamérica donde incluso llegan suplementos con ingredientes que han sido prohibidos en Estados Unidos”, afirma
Francis Terán.

Beltrán añade que estos productos son recomendables solo para personas que hacen mucha actividad física, pues de lo contrario pueden afectar las funciones del hígado y los riñones. “Para indicar un plan de alimentación y recomendar suplementos se debe estudiar muy bien a la persona. No se pueden seguir indiscriminadamente los consejos de cualquiera. Hay que informarse y acudir a los especialistas”.

Entrenamiento express

La reconocida actriz Ivette Domínguez se confiesa fanática del deporte y el ejercicio ha formado parte de su vida desde temprana edad. Es creadora del Magdalena Gym Express, un gimnasio que ella “carga en el carro” y lleva a casa de todos sus clientes, entre los que se cuentan Ana María Simon, Hilda Abrahams, Yordano Di Marzo y Rafael “El Pollo” Brito. “El primer elemento que trabajo es la motivación: nunca se dice ‘no puedo’, comenta.

Ivette imparte clases de Insanity y TRX y adapta sus entrenamientos a las necesidades de cada cliente. En su opinión la falta de tiempo es una excusa barata para no abrirle espacio a la actividad física y para quienes tienen agendas apretadas sugiere la práctica del Insanity. “Es un entrenamiento intenso pero efectivo, no requiere ocupar mucho tiempo en realizarlo. No necesitas accesorios y el esfuerzo lo haces con tu propio cuerpo. Lo puedes hacer en tu casa al llegar del trabajo”.

Divina proporción:
55 a 75 %  carbohidratos
15 a 30 % grasas
10 a 15 % proteínas

Fuentes saludables
Proteínas. Obtenlas de carnes (preferiblemente las blancas y magras), huevos y granos.
Carbohidratos. Elige frutas, tubérculos, vegetales, granos y miel pura.
Grasas. Se deben obtener de aceites, mantequilla y semillas crudos para no alterar las cadenas de ácidos insaturados a saturados. Evita las grasas trans.