• Caracas (Venezuela)

EME

Al instante

Buenas loncheras

Lonchera / Yanni Montilla

Lonchera / Yanni Montilla

Preparar todos los días la lonchera de los niños no es tarea fácil, pues esta debe contener alimentos saludables, pero agradables para ellos. De nada sirve una lonchera llena de buena comida si el niño no la disfruta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todas queremos que los alimentos que comen nuestros hijos sean sanos y nutritivos, pero también queremos que la lonchera sea muy atractiva para que ellos la disfruten. Para las mamás, la preparación de la lonchera es fundamental, pues sabemos que esta representa dos de las cinco comidas que un niño debe hacer diariamente.

La lonchera no solo proporciona la energía necesaria para que el niño rinda al máximo en sus actividades escolares, sino también es una ventana al aprendizaje de una alimentación sana. Nuestros hijos deben acostumbrarse a elegir alimentos nutritivos, pues es precisamente en esta etapa cuando se forman los hábitos de alimentación que seguirán el resto de sus vidas.

Desayunar antes de salir
El desayuno es el primer alimento del día, es la comida que rompe el ayuno de la noche y provee la energía para despertar hacia un nuevo día. Desayunar es una costumbre sana a través de la cual los niños reciben los nutrientes indispensables para que su cuerpo se ponga en marcha. Es esencial para los procesos de aprendizaje, concentración y memoria; por eso es tan importante que los niños reciban un desayuno completo antes de llegar al colegio. Una porción de carbohidratos como cereal, granola o pan, una de proteína como huevos, jamón o pavo y otra de fruta fresca acompañada de leche o yogur representan un desayuno completo que aumentará su rendimiento físico e intelectual, propiciará un buen estado de ánimo y ayudará a controlar el peso corporal.

Las meriendas
Los niños en edad escolar tienen una actividad intensa durante la jornada. Es difícil que con solo las tres comidas principales el niño cubra la cantidad de alimentos que requiere. Por eso las meriendas de la mañana y de la tarde son tan importantes y deben ser planeadas en base a los alimentos que se ofrecen al niño en las comidas principales. La merienda de la mañana nunca debe entenderse como un sustituto del desayuno, sino como un complemento. Una porción de fruta acompañada de nueces variadas o de un sándwich de pavo, jamón o queso contribuirá a que el niño mantenga un buen nivel de energía durante todo el día, sin quitarle hambre para el almuerzo.

El almuerzo en el colegio
A la hora de preparar el almuerzo que pondrás en la lonchera, procura escoger alimentos de todos los grupos. Proteínas acompañadas de vegetales frescos o cocinados al vapor, una porción de carbohidratos y una porción de fruta constituyen un almuerzo completo que tus hijos disfrutarán. Procura que estén refrigerados y no olvides su termo con abundante agua fresca.