• Caracas (Venezuela)

EME

Al instante

¡Ay, qué pena!

Es importante que las personas mantengan su bienestar sexual

Es importante que las personas mantengan su bienestar sexual

¿Tienes tabúes en la cama? Es hora de tener una conversación franca con tu pareja para renovar su intimidad. Aquí te explicamos cómo liberarte de lo que limita tu bienestar sexual

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hay hombres que se aburren cuando sus esposas no están dispuestas a ponerse creativas en la cama por sus tabúes. “Cuando te consigues con una persona que quiere experimentar cosas que no están en tu conjunto de valores te enfrentas a un conflicto porque aunque quieras hacerlo piensas que está mal”, comenta la sexóloga Michela Guarente, quien conduce el programa El sexódromo transmitido por Hot 94.1 FM.
Este es el caso de Matías, quien antes de irse al altar con Andrea pensó que todas sus virtudes eran más importantes que su escasa versatilidad en la cama. Guardaba la esperanza de que, con el tiempo, él podría enseñarla a tener una sexualidad plena, sin embargo esto no ha sucedido tras dos años de matrimonio. “Solo le gusta hacerlo de una manera y no quiere intentar más nada”, confiesa.

Entre proponer y disponer
Michela explica que los tabúes sexuales de las mujeres surgen de una educación sexual rígida y mitos arraigados, como por ejemplo considerar que es perverso masturbarse, tener sexo oral, utilizar juguetes sexuales o tomar la iniciativa. “Así te niegas la oportunidad de disfrutar un montón de situaciones placenteras por conceptos errados que solo están en tu cabeza”.
Sin embargo, la especialista aclara que si te llevas bien con tu pareja en la intimidad, deben aventurarse a innovar solo por el deseo mutuo y no por presión de terceros. “Hay que evaluar por qué quieren hacer el cambio. No tienen que hacer un trío porque esté de moda”.
También explica que es importante que diferencies si lo que tienes es un tabú o una limitación. Según Michela, lo primero proviene del desconocimiento o de creencias inculcadas, mientras que lo segundo ocurre cuando no te sientes a gusto con una situación, ya sea porque la has probado y no te gustó o porque va en contra de tus convicciones.
No obstante, la sexóloga enfatiza que tienes derecho a no aceptar algunas peticiones de tu pareja, pues no estás obligada a hacer nada que no quieras y mucho menos por temor a que te abandonen. “Puedes negarte porque hacer cosas con las que no estás de acuerdo es un abuso”.

Poco a poco
Lo básico para vencer los tabúes sexuales es la negociación. Por ejemplo, a juicio de la especialista, Matías debería tener una conversación con su esposa sobre los tabúes que cree que la limitan en la cama y proponer un cambio. “Así como hablas de la educación de los hijos, tienes que hablar de tus preferencias en las prácticas sexuales: tienes que decirlo porque el cambio no va a venir si no lo comunicas”.
Estas conversaciones deben ser francas y frontales. “No se trata de culpabilizar a nadie sino del bienestar para la pareja”. Michela recomienda tomar unas vacaciones para renovar la intimidad y experimentar nuevas sensaciones en un ambiente más relajado y, si se han agotado las herramientas para resolver el problema, consultar a un especialista.
También advierte que las dificultades cotidianas pueden afectar el desempeño de la pareja en la cama. Habría que evaluar si la pareja está proyectando otros problemas en su sexualidad y hacer una revisión de la situación individual y de la pareja.
En cualquier caso, dice que si identificas un tabú, debes reflexionar sobre lo que te ocurre para poder deslastrarte de él. Habla, trata de llegar a un acuerdo acerca de lo que van a hacer y avancen poco a poco. Nunca supongas que tu pareja pensará mal de ti por expresar lo que sientes y pedir abiertamente lo que te gusta. Pero esto no es todo: Michela señala que el sexo no será perfecto justo después de esa conversación. Hay que practicar…
También debes saber que nada es absolutamente bueno o malo en la cama. Sin embargo, hay límites: no puedes permitir que te hagan cosas que no quieres ni disfrutas. “Todo depende de cómo te sientas”, afirma Michela.

Felices entre sábanas
Liberarte de tabúes puede ayudarte a tener una vida de pareja más plena y a fortalecer los lazos. “Una vez que te sientas cómoda con lo que vives, vas a disfrutar, a elegir con más criterio. Es una sensación de libertad”. Según la especialista, esta etapa llega con la madurez, pero antes de que eso suceda recomienda que te informes y seas consciente de lo que haces. “Vivirás la sexualidad distinta y vas a cambiar”.
Michela considera el tema de probar y experimentar en pareja como algo hermoso. “Intenta, no sabes si te va a gustar. Hay que revisar por qué no quieres recibir placer, es una decisión personal probar, ver qué sientes y sacar el tabú de tu vida. Cuando se prueba en pareja, es una aventura”. Y acota: “los buenos amantes se construyen en pareja”.

Consejos de amigos
Aunque los amigos a veces pueden tener las mejores intenciones, la especialista dice que los escuches con sentido crítico porque pueden estar tan o más equivocados que tú y si tu situación es delicada es preferible que visites un especialista.

Un buen comienzo
Si te estás empezando a liberar de los tabúes, Michela recomienda que te aventures poco a poco y empieces por las cosas más sencillas como aceites, anillos para el pene o juegos sexuales. Además crea un ambiente erótico con velas aromáticas, pétalos de flores y sábanas suaves.

Sí es contigo, caballero…
Si eres hombre y llegó a tus manos esta revista, lee estas claves para que tengas una conversación sana con tu pareja sobre cómo eliminar sus tabúes:
1. Analiza detenidamente cuál es el problema.
2. Plantéale tu inquietud concretamente porque si enredas tu pregunta corres el riesgo de que ella no entienda lo que quieres decir.
3. No hables del asunto cuando estén en la cama porque se podría sentir presionada.


Ellas se confiesan
“Me da una pena horrible bailarle a mi esposo antes del sexo, temo verme ridícula o nada sexy”, Alejandra Martínez.

“Trato de que no me dé pena nada, pero que él me haga sexo oral me avergüenza”, Karina López.

“Soy muy osada y haría cualquier cosa, menos un trío”, Carolina Finol.

“No me gusta el sexo anal. Lo he practicado en contadas ocasiones”, Katherine Moreno.

“Años atrás pensaba que el sexo oral era asqueroso hasta que una amiga me dijo que era lo mejor. Lo probé y mi pareja y yo fuimos muy felices”, Mariana Pérez.