• Caracas (Venezuela)

EME

Al instante

Anécdotas de la belleza

Osmel Sousa / Armando Salazar y Humberto Acevedo

Osmel Sousa / Armando Salazar y Humberto Acevedo

Los certámenes de belleza pueden ser un gran pretexto para lograr unas vacaciones inolvidables. Así lo ha hecho un grupo de aficionados al Miss Universo que, con el objetivo de apoyar a las venezolanas, han disfrutado de viajes maravillosos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es tradición. Cuando nombran a Venezuela en el Miss Universo la cámara hace una toma hacia el público y allí se ve un grupo de personas celebrando con alegría la participación de nuestra candidata. Siempre hay pancartas, mujeres que aplauden eufóricas y hombres elegantísimos sonriendo. Es natural pensar que son los familiares de la participante y si tienes una imaginación volátil sacarás la cuenta de que los familiares –y Osmel– son los únicos capaces de lanzarse ese maratón para aprovechar las entradas que le dan a cada miss…
Pues, no.

Las entradas se venden como en cualquier otro espectáculo y no las compran solo los familiares. Cualquier persona puede adquirir tickets y lanzarse a la aventura de disfrutar el Miss Universo.

Así lo han hecho, desde 1996, Armando Salazar y Humberto Acevedo, quienes forman parte de un grupo con un hobby envidiable: son “missólogos”. No solo asisten a los concursos, sino que se codean con la más alta esfera de la competencia internacional, hacen pronósticos y saben muchísimo del tema.

Armando, un ejecutivo de una empresa financiera, hace coincidir esta afición con sus vacaciones. “Las anécdotas de los 13 Miss Universo a los que he asistido son muchas y variadas; van desde conocer maravillosos lugares y tener 35 fotos con ganadoras, hasta sufrir desplantes de algunas misses”.
Su amigo Humberto, quien es administrador y dirige el blog Paraíso de Reinas, no irá en esta oportunidad, pero seguirá el concurso como cada año y planea editar en el futuro un libro que recopile toda la información que han reunido a lo largo de los años.

El inicio
Revela Salazar que ir al Miss Universo era su sueño desde niño. Cuando lo logró, tuvo la fortuna de ver ganar a una venezolana. “Yo vivía en Los Ángeles y como estaba cerca, me puse de acuerdo con un amigo del trabajo. Fue toda una experiencia porque ganó Alicia Machado. En esa oportunidad, conocimos al missólogo Junior Zelaya, quien es hoy mi buen amigo, y nos regaló entradas para el ensayo. Yo estaba alucinando, pero dudaba que Alicia fuera a ganar porque no la veía imponente y ¡ganó! En ese certamen conocí a Joaquín Riviera y compartí mucho con Osmel”.

La “primera vez” de Humberto Acevedo no se remonta a un deseo de la infancia, sino más bien al azar. “Siempre me ha llamado la atención lo que ocurre detrás de los concursos, las estadísticas, investigar mucho, pero nunca me había planteado ir. Luego encontré un sitio web con datos errados de Judith Castillo (la primera miss que me cautivó) y yo tenía la información correcta. Les mandé un correo y resulta que quien manejaba esta página era un brasileño, nos hicimos amigos y fue él quien me conectó con el grupo de missólogos venezolanos con el que viajé en 2001 a Puerto Rico para apoyar a Eva Ekvall”.

Para los dos expertos, las experiencias dejan mucho porque comparten con gente de diferentes lugares del mundo y viven de cerca todo lo que ocurre en torno a los concursos, pero además disfrutan de destinos que de otro modo jamás hubiesen visitado.

Bitácora de viaje
“Esta es una excelente manera de hacer turismo y el concurso es una excusa para visitar destinos ricos y encontrarnos cada año con buenos amigos”, dice Armando. “Por ejemplo, el viaje a Brasil fue memorable porque visitamos Río de Janeiro y luego nos fuimos en autobús a Sao Paulo. Ecuador me fascinó. Este año que vamos a Moscú, conoceremos San Petersburgo e iremos a España para un juego del Real Madrid”.

Humberto, por su parte, recuerda con especial cariño el viaje a Puerto Rico. “Hicimos un tour por todo el país. Osmel nos entregó unas franelas con el nombre de Venezuela bordado y éramos la sensación a donde íbamos. Llegamos a formar un grupo de 20 personas. Al principio la gente nos recibía con cariño, pero luego, cuando la competencia avanzó y Eva se perfilaba como favorita junto con la puertorriqueña se pusieron agresivos. De hecho, cuando nombraron a Eva como tercera finalista, el teatro se llenó de aplausos porque había quedado fuera”.

Anécdotas memorables
“En 2009 a Stefanía Fernández se le quebró una uña. Nos fuimos un grupito por toda Bahamas a buscarle uñas postizas. ¡Las conseguimos! Recuerdo también la estrategia fantástica con la que admiré a Osmel más que nunca: una vez que están en el concurso, las participantes no pueden hablar con nadie, entonces en algún momento Stefanía salió del set para ir al baño acompañada de un guardia de seguridad. Ella ya estaba lista para el desfile de gala. Nosotros estábamos con Osmel en un pasillo y pudimos verla. Él le dijo ‘ponte un color más oscuro en el labio superior’, nada más. Ella siguió su camino y ganó el concurso”, Armando Salazar.

“En 2001, apenas llegué al hotel donde me hospedaría, pude entrar al ensayo y vi a Eva Ekvall. Me acerqué a decirle que estaba allí para apoyarla. Ella estaba en hecha un manojo de nervios por la presión, no solo de la Organización Miss Venezuela, sino del público de Puerto Rico que no la quería. Pues, me agarró de la mano y me dijo ‘sácame de aquí’. Nos sentamos en la piscina y hablamos de todo durante mucho rato. Luego, nos hicimos muy amigos. Ella era tremenda mujer”, Humberto Acevedo.

Ping Pong
La Miss Universo inolvidable
AS: Irene Sáez, sin duda. Tengo fotos de ella que ni ella misma tiene. Es mi favorita.
HA: Irene Sáez fue un boom. Logró cautivar al mundo entero y hasta se decía que la gente quería que ella repitiera el año siguiente porque no había ninguna concursante que la superara.

La más perseverante
HA: Stefanía Fernández. Ella llevaba todo en contra y logro superarlo. Hizo un gran trabajo. Ella tiene valores familiares muy importantes.

La Miss Venezuela que debió ganar el Miss Universo
AS: Carolina Izsák. Aunque yo no estuve presente en ese concurso, ella definitivamente debió ganar.

Lo más cursi
AS: La banda que decía “República Bolivariana de Venezuela”. Eso no tenía ningún sentido”.

Los datos
• Miss Venezuela venderá entradas este año por primera vez en su historia. Los precios oscilan entre los 500 y los 1.900 Bs.
• La 62ª edición de Miss Universo, se realizará el 9 de noviembre de 2013 en el Crocus City Hall de Moscú, Rusia.
• Si te interesa el tema, visita estos sitios realizados por missólogos. Tienen información actualizada, curiosidades, datos históricos y más:
-Paraiso-de-reinas.blogspot.com de Humberto Acevedo.
-Voy.com/79894, foro de José Vásquez, quien vive en Los Ángeles.
-Bellezavenezolana.net del reconocido Julio Rodríguez.