• Caracas (Venezuela)

Elías Castro

Al instante

Todo tiene su hora

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Realmente Venezuela está patas arriba.

No hay un trabajo formal que produzca suficientes ingresos, pero la desgracia llamada “bachaqueo” (una aberración en la conducta venezolana) genera el doble de ingreso que un salario semanal.

Los problemas se combaten con medidas improvisadas que son cambiadas mensualmente.

Todo esto bajo la responsabilidad de una persona insegura y poco calificada para el manejo de un país. “El presidente obrero” de la revolución sigue llevando a Venezuela a los golpes y arrastras, sin un piso político estable que respalde sus locuras. Quizás sea esta la razón por la cual exista tanta intolerancia hacia la disidencia. 

Todo lo que expropiaron ya no produce, le cerraron todas las puertas a la empresa e industria privada y gastan los dólares en el sector privado del extranjero con importaciones de productos básicos que no cubren la demanda y solo endeudan al país.

Destruyeron el aparato productivo del país y como, si fuera poco, siguen denunciando un cuento que ni ellos mismos se creen, la guerra económica.

Quitaron la compra de productos básicos por terminal de cédula pero dejan la captahuella. Seguirán empeñados en los controles cambiaros. Seguirán quitando un problema pero dejando otro. Seguirán renuentes a las medidas necesarias que requiere el país.

Esta es la lógica por la que siempre se ha regido el gabinete de gobierno. La lógica de la improvisación y de los intereses personales. A fin de cuentas, así es el modelo económico que nos dejó el líder galáctico de la revolución bolivariana. 

Revolución con tendencia determinante a la debacle.

Revolución que nadie quiere.

A fin de cuentas, revolución en fase terminal.

Lamentablemente no sabemos el desenlace de todo esto, pero vamos bien, y nos dirigimos a algo mejor.

Si tiene duda de ello, escuche a Juan Luis Guerra cantar que “lo que viene es mucho mejor... Todo tiene su hora y de nada vale ser impaciente”. 

La mejor Venezuela está por venir.


Eliascastror@hotmail.com

@elias_acr