• Caracas (Venezuela)

Eli Bravo

Al instante

Eli Bravo

Crea y cree en tu creatividad

autro image
Inspirulina / Alejandro Ovalles

Inspirulina / Alejandro Ovalles

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Es que yo no soy una persona creativa". Cada vez que escucho a alguien diciendo esta frase compruebo que no hay peor lápida que aquella que nos echamos encima. No solo porque la escogemos del peso adecuado para aplastarnos bajo tierra, sino que además nos tomamos el trabajo de tallarle en mármol las creencias limitantes y luego la adornamos con florecitas.

Pero por fortuna ese mármol es realmente plastilina y la creatividad es algo que todos tenemos. Lo que sucede es que hay personas que la sobrevaloran o malinterpretan.

¿Qué significa ser creativo? Yo te diría que es responder de manera ingeniosa ante las circunstancias que se presentan. Fíjate que no hablo de crear algo totalmente nuevo o parir una idea que jamás se le había ocurrido a un ser humano. Esa es la versión excepcional de la creatividad (que algunas personas geniales alcanzan) y ante la cual nos podemos sentir inferiores. Ser creativo no es ser Mozart o Stephen Hawkins (par de genios) sino aprovechar nuestros recursos y la información disponible para encontrar alternativas inteligentes. Combinar distintas posibilidades, a veces en apariencia incompatibles, para explorar los resultados y seguir adelante.

Así que olvídate de la creatividad como asunto de artistas o personas especiales. He visto a madres que resuelven con gran creatividad el presupuesto familiar y gerentes que salen con estrategias ingeniosas ante los retos difíciles.

Es posible ser creativos ante una receta de cocina, una hoja de Excel, un papel en blanco o una crisis financiera. Si eres capaz de producir una alternativa efectiva para lograr un buen resultado, ya estás ejercitando la creatividad. Y como un músculo, en la medida en que practicas vas reforzando la habilidad de tu mente para abrir otras puertas. Lo que tienes que hacer es poner la energía en movimiento.

Acá es importante una precisión: la mente es mucho más que tu cerebro y su lógica. En la mente también se cruzan las emociones, la intuición, el cuerpo y tu verdadera esencia. A lo que voy es que la creatividad no es puro pensamiento. Cuando integras todo el caudal de información e inspiración que recorre tu ser, potencias esa energía creativa, que nunca está de más repetir, todos tenemos. Es cuestión de ubicar la veta y explotarla como una mina. Aunque quizás la imagen es injusta porque la creatividad no se agota, aunque es verdad, puede tener sus períodos de sequía.

Y no creas que me olvidé de aquella lápida de mármol que en realidad es plastilina: si tu creatividad está débil porque tienes años diciéndote que no la tienes, es momento de sacudirte. El peso y la rigidez de tus creencias no son obra del azar o el destino. Tú las has creado y también puedes demolerlas, como si fueran piedras. ¿Quieres encerrarte en un mausoleo? Tu mente te hará el favor. ¿Deseas liberar todo tu potencial creativo? Comienza por ver esas piedras como plastilina y talla otra vez la frase inscrita.

¿Qué tal se lee "Acá hay una persona creativa que En Plenitud Vive"? A partir de allí sé tú mismo y disfruta los resultados. Algunos días tu creatividad te traerá sorpresas agradables, y claro, también te meterá en algunos aprietos. No obstante, esa montaña rusa, te aseguro, es mucho mejor que la fosa donde descansas y poco a poco vas perdiendo movilidad.

Dicho de otra forma: es mejor vivir creativamente que morir de aburrimiento.