• Caracas (Venezuela)

Eli Bravo

Al instante

Eli Bravo

Aprovecha la noche. Duerme

autro image
Inspirulina / Ilustración Alejandro Ovalles

Inspirulina / Ilustración Alejandro Ovalles

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hubo una época en que pensaba que dormir era perder el tiempo. Eran años de poca conciencia y mucha agitación. Quería hacerlo todo. En aquel entonces tenía la idea de que moriría antes de los 30 y la intensidad era la única alternativa. Madrugaba para trabajar en la radio, corría de un lado a otro durante todo el día y extendía la noche hasta la madrugada.

Por supuesto terminé agotado y por ello colgué los audífonos para irme de morralero al sureste asiático durante varios meses. Pero esa es otra historia.

Ahora que llegué a los 45 procuro dormir al menos 7 horas cada noche. Un buen sueño no solo me sirve para reponer energías y vivir mejor, sino que también me limpia el cerebro. Literalmente.

Desde hace años se ha comprobado que dormir lo necesario mejora la concentración y ayuda a la memoria. Además, reduce el estrés y eleva el ánimo.

Seguro que en alguna oportunidad has llegado al trabajo luego de un trasnocho y no tengo que recordártelo: distabas de ser la mejor versión de ti mismo.

Estudios recientes indican que además el sueño es fundamental para limpiar el cerebro de los desechos acumulados con la actividad diaria. ¿Crees que pensar en las cuentas, lidiar con el tráfico y hacer una presentación para el jefe es algo que ocurre "en el aire" dentro de tu cabeza? El cerebro es un órgano especializado que consume 20% de nuestra energía para lograr una inmensa y compleja cantidad de reacciones bioquímicas. El resultado de toda esa actividad es, aparte de buenas ideas, un montón de basura en los tejidos cerebrales.

En un artículo para The York Times, la escritora María Konnikova explica que esta limpieza la realiza el sistema glinfático (no lo confundas con el linfático, aunque su función es muy similar). Su labor es circular líquido cerebroespinal en el tejido cerebral para eliminar los desechos del día. ¿Demasiado técnico? Míralo como una lavada de cerebro (de las buenas).

El detalle es que el sistema glinfático trabaja mientras duermes. Por qué en ese momento el cerebro trabaja menos y el líquido cerebroespinal se mueve con mayor volumen y rapidez entre las células. Un dato importante: este no es un servicio exprés. El sistema glinfático necesita tiempo para hacer su trabajo. Ahora imagina lo que sucede si no duermes el tiempo suficiente. Tu cerebro se llena de basura, y si acumulas muchos años de mal sueño, tu cerebro lucirá como las calles en medio de una huelga del aseo urbano.

El problema principal es que la acumulación de estos desechos podría estar relacionada con la aparición de enfermedades neurodegenerativas como alzhéimer o parkinson. Piensa esto en el mundo actual, cuando en promedio dormimos una o dos horas menos que hace 50 años. Responsabiliza a la tecnología o el exceso de trabajo por ello, pero lo cierto es que dormimos menos y vivimos más que nuestros antepasados y ellos no sufrían de tantas enfermedades neurodegenerativas como nosotros.

Para funcionar bien, tu cerebro necesita estar limpio. Y eso se logra durmiendo. Si sufres problemas de sueño (como buena parte de la humanidad) tómate el asunto en serio y cambia hábitos, busca ayuda y aprovecha la noche. Duerme el tiempo que tu cuerpo necesita, entre 7 y 9 horas.

¿No puedes darte ese lujo? Tampoco puedes darte el lujo de llevar un basurero en la cabeza. Porque la falta de sueño pasa factura.