• Caracas (Venezuela)

Eduardo Semtei

Al instante

Eduardo Semtei

Nos salvamos con el golpe de Estado

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de ocurrido en Thailandia donde los milicos destituyeron al presidente debido a que el país atravesaba meses de crisis y protestas, y en vista, trato y comunicación de las futuras consultas separatistas en Cataluña, Escocia y Quebec es obvio que #LaSalida es chévere. Todo ello reforzado por el curioso asunto de Ucrania, donde todos son malos y uno es el peor. Esos triunfos de la oposición en San Diego y San Cristóbal son meros milagros, irrepetibles.

Afortunadamente, ya se propaga en todo el universo la novedosa teoría, la sin par estrategia política del “tino” ese es el camino. La vía. ¿Qué es eso?, preguntaréis. Simple. Sencillo. La aplicó la Thatcher. Putin. Mao. Fidel. Hitler. Franco. Pinochet. Y lo celebra y canta la mayoría de los movimientos anti-toda-vaina. Anti-Unión-Europea. Anti-política. Anti-conversaciones-de-paz. There is not option.  Tino. Anti-Mundial-de-Brasil. Anti-depilación-allá-abajo.  Anti-aborto. Anti-MUD. Anti-parabólico. En fin. Y de esa manera, con un golpe o, por lo menos, un golpecito, todo se resolverá en un santiamén. No hay que esperar más nada.

El petróleo llegará a 250 dólares el medio barril como dijo el Eterno.  La producción a 6 millones de barriles diarios.
Sidor a 50 millones de toneladas mensuales. La inflación bajará a 1% anual. El PIB remontará la cuesta de 20% anual a precios reales. Lo difícil será escoger los ministros de la Salvación Nacional. Los ministros del Cambio. Los ministros galácticos. Esa es la vaina.  Yo, adelantándome un poquito, me atrevo a sugerir algunos nombres. Ministerio del Progreso Perpetuo y la Economía Sana Sanota. El Monje Rasputín Giordani. Con su cara de yo no fui ni mi amigo tampoco, se encargará del desarrollo económico. Nos inscribirá en el Brics. En los tigres latinos y hasta en los asiáticos. Repartirá tarjetas del Buen Vivir que servirán internacionalmente. Cada tarjetahabiente gozará de un crédito de 10.000 euros mensuales y un chip para suministro gratuito de gasolina en cualquier lugar del universo.

El ministro de la Buena Educación Competitiva, Completa y Cojonuda será Héctor Chimbo Rodríguez, cuya ignorancia servirá de ejemplo al mundo. Héctor firmara convenios con Unesco, MIT, Harvard, Complutense, Tokio, Oxford, Sorbona y otras universidades en materia de investigación científica y nuevas teorías educativas. De cómo un recién egresado, sin rango académico, sin estudios especiales de doctorado o posdoctorado, sin experiencia, sin entrenamiento ni conocimiento alguno puede llegar a ser a ministro de Educación, servirá de ejemplo para que otros ignorantes e ignaros alcancen otros ministerios en cualquier lugar del mundo. Y eso, señores, es movilidad social y una victoria contra la discriminación por razones fútiles.

En ese mismo rango encontramos al ministro para la Educación Supersuperior. El sabio Menéndez cuyo último libro “La universidad. De Platón a Einstein. 2.500 años de cambios dialécticos” se vende como un best seller. Menéndez será el representante de Vergonzuela en todos los foros científicos del mundo, miembro del comité para la asignación de los premios Nobel e interlocutor para los acuerdos Rusia-China-Estados Unidos-Alemania (su carácter de políglota lo acredita aún más).

En materia de conservación del medio ambiente, lucha contra la contaminación, desarrollos de nuevas fuentes de energía, seguridad y universalidad en el suministro, recuperación de la capa de ozono, control de la energía nuclear, reciclaje transaccional y transversal, quién otro sino Jesse Kilovatio. Ministro de la Conservación y la Transformación de la Energía, del Movimiento Perpetuo y la Piedra Filosofal... Ese sí es un arrecho. Basta señalar sus éxitos anteriores.

Energía barata. Su símbolo será una iguana roja.

Hasta ahora puros cuarto bates. Un rosario de estrellas. Qué Hollywood ni qué Hollywood y sus pobres premios Oscar.

Para vicepresidente de la OEA. De la ONU. De la UE. De la Unión Africana. Coñosur. Unasur. Alba. Mercosur. Y toda vaina que tenga vicepresidente o termine en “ur”, nada más y nada menos que Jaua Bonaparte. El emperador de la capucha. El sha de Chacaíto. El emir de los jueves lapidarios. Qué figura. Qué porte. Capaz de visitar 25 países en dos tardes y pico. El único hombre que hace esperar al papa. Obama ruega que lo reciba en la Casa Amarillenta. Jaua. Qué orgullo para los vergüenzalosos.

Ay, falta el principal, el magnífico. El Magallanes criollo. Nuestro Cid Campeador. El rey del pimentón, el ajo y la yuca. El Alejandro Magno de América, otro deslumbrante ser. Con nombre bíblico. Diosprestado. Superior a Diosregalado. Y a otros dioses similares. Diospendejo. Diosabusador. Diosnecio. Dioscapitan. Príncipe de la claridad y el entendimiento.

Con esos grandes hombres asunto resuelto. No podemos olvidar, mil perdones a los lectores a Miss Carnaval Capital. La emperatriz del Guaire. El símbolo de atletas y atletos. La dama perfecta, no de las Camelias, alternando vestidos blancos y rojos, nuestra moderna madame Bovary, quien suele bañarse en atrevidos trajes en el Repanti Brunatao (río de las blancas lluvias, mejor conocido como el río Guaire). Allí su cuerpo se asolea y juega distraída con los animales de ese bello río, con los pupudrilos y los cauchicamos. La única dama del mundo que, en lugar de provenir de una costilla de Adán, fue creada con un dedo del estratosférico.

Ay, Dios, qué feliz se ven todos. Bueno, estoy un poco preocupado, pues el alemán, digo el mexicano, digo el traidor, digo el bicho ese de Hans Dieterich se la pasa diciendo que a Maduro le quedan pocas semanas. Y aquí en esta vaina el único que puede hablar de golpes de Estado, de coups d'état, de esos asuntos, soy yo y punto. Así que el autogolpe, el golpe interno, el maremoto íntimo, el temblor casero, el peo familiar, la batalla de las tendencias, la resolvemos en casa, entre nosotros los enchufados el maná universal. En la cornucopia del globo terráqueo.

Les pido a los lectores que se queden quietos, que esperen tranquilos que ya viene el coñazo. Bueno, eso, por ahora. Y si no creen lo que digo pregúntenle a Cristina. A Evo. A Rafael. A Humberto y hasta el mismísimo Santos. Me voy tranquilo a la cama. Y mañana será un despertar divino. Nos espera la felicidad plena. Buenas noches.