• Caracas (Venezuela)

Eduardo Semtei

Al instante

El patrón electoral del mal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El varón que tiene corazón de lis, alma de querube, lengua celestial, el mínimo y dulce Francisco de Asís, está con un rudo y torvo animal, bestia temerosa, de sangre y de robo, las fauces de furia, los ojos de mal: el lobo de Gubbia (es una historia de la provincia de Gubbia, en Italia), el terrible lobo, rabioso, ha asolado los alrededores; cruel ha deshecho todos los rebaños; devoró corderos, devoró pastores, y son incontables sus muertes y daños. Tomado del poema “Los Motivos del Lobo” de Rubén Darío.  Francisco de Asís conoció al lobo. Sabía quién era. Nosotros no conocemos exactamente la bestia temerosa que maneja los hilos electorales, de la fuerza siniestra. Que hace tanto daño a la democracia. Tenemos algunas sospechas, pero no sabemos con exactitud que mente perversa fabrica los males que de inmediato paso a mencionar. Utiliza el tesoro nacional para comprar conciencias, voluntades, votos y curules. Hay varios casos inventariados. El de Baruta. El muchacho gordito. Ricardito El Cimarrona. El de Petare. El tal Ojeda.  Ese que tiene 1.000 pancartas sin que se sepa cómo las paga. El del Estado Sucre. El Hernán Núñez que muestra su descaro y desvergüenza. El hombre de los centros comerciales. Esa secreta mente perversa manipula vergonzosamente el brazo de la ley y lo tuerce a voluntad para inhabilitar diputados. El caso de María Corina. El caso de Monagas. Pobre María Aranguren, no tuvo oportunidad de defensa alguna. Fue allanada con dolo y artimañas. Amenaza con liquidar la inmunidad de otros como lo hace con Juan Carlos Caldera. Ordena detenciones a granel. Arresta. Escribe sentencias. Redacta privativas de libertad. Celebra la prisión de centenares de estudiantes. Se llena de regocijo con la cárcel de Ceballos. Llega al clímax con el encierro de Leopoldo. Celebra el calabozo de Ledezma.  Ríe y bebe con la chirona de Manuel Rosales. Y tiene una lista interminable. Planifica el nombramiento de 16 nuevos magistrados del TSJ de manera que en los próximos 10 años el máximo tribunal sea una bodega roja rojita donde la ley se espanta. Tanto es lo demencial que los propios y actuales miembros del TSJ no quieren jubilarse. Conservan todavía un hilito de decencia. El diabólico sueña con una TSJ suya para el período 2015-2025 de manera que  al perder la presidencia de la república en 2018, para el lapso 2019-2024, conserven una mayoría de magistrados con fines y propósitos inconfesables. Ya se habla de un enfrentamiento entre la nueva Asamblea Nacional y la Sala Constitucional. Tiene el poder de cambiar directivas de partidos políticos para ponerlos a su servicio, de cambiar tarjetas, modificar posiciones en el tarjetón y si no modifica la directiva dispara cañonazos de dólares.  Se ganó por la vía  del vicio y la  trampa a los partidos Podemos, MEP, Bandera Roja, Piedra, PPT Y MIN. Torció la voluntad de la directiva de       Copei. Compró lo que quedaba de vergüenza del MAS, que por cierto no quedaba mucho.  Impidió la inscripción de Marea Socialista. En fin, su voluntad es omnipresente, omnipotente.  Los fondos del Estado se quedan cortos ante la voracidad y el costo de la campaña electoral. Otorga licencias de televisoras y radiodifusoras a diestra y siniestra y cuando esto no ocurre cierra emisoras, clausura televisoras. Compra periódicos nacionales, estadales, municipales. La Cadena Capriles y  El Universal saludan militarmente al nuevo Procónsul del Poder.  No hay ningún medio de comunicación libre de su influencia, poder y dinero. Noticias 24 entró en su nómina. Amenaza y demanda a DolarToday.  Amenaza, demanda y logra privativas contra directivas de diarios nacionales como El Nacional y Tal Cual, únicos medios escritos libres de la influencia del Patrón del Mal. Impide que a organizaciones con gran prestigio en materia de observación electoral se les abran  las puertas como son los casos de la OEA, la ONU, la Comunidad Europea y el Centro Carter.  Anula la inscripción de candidatos sin razón alguna como el caso de Carlos Vecchio.   ¿Quién es ese lobo de Gubbia? ¿Quién ha asolado el presupuesto, la moral, la ética? ¿Serán varios lobos? ¿O será un Pablo Escobar de nuevo tipo?Sigue el poema  de Rubén Darío más adelante  “¡Cómo! exclamó el santo ¿Es ley que tú vivas de horror y de muerte? ¿La sangre que vierte tu hocico diabólico, el duelo y espanto que esparces, el llanto de los campesinos, el grito, el dolor de tanta criatura de Nuestro Señor, no han de contener tu encono infernal? ¿Vienes del infierno? ¿Te ha infundido acaso su rencor eterno Luzbel o Belial?” ¿Quién es el cerebro de esta trama que hunde a Venezuela en el pantano de la inflación, la escasez, la recesión, la inseguridad, la corrupción? Opine usted amigo lector. Adivina adivinador ¿Quién será?

@eduardo_semtei