• Caracas (Venezuela)

Eduardo Semtei

Al instante

Eduardo Semtei

El monstruo de Ramo Verde

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Como diría el filósofo Pedro Grullo, empecemos por el principio, quiero decir, qué se entiende por monstruo según la Real Academia de la Lengua Española. Veamos: monstruo. Del lat. Monstrum, con infl. de monstruoso. 1. m. Producción contra el orden regular de la naturaleza. Bueno este significado no parece apropiado, aunque debo reconocer que el orden regular de la naturaleza, en este caso política, es que la gente pueda protestar en paz, protegida y no amenazada por las autoridades, sin temor a represalias, lo natural es que no existan presos políticos y menos bajo el argumento insólito de que la fiscala descubrió el mensaje subliminal que escondían las palabras del monstruo. Pero nada, allí está pagando cana Leopoldo López.

2. m. Ser fantástico que causa espanto. Ummh. Se parece más todo este proceso bizarro  a esta conceptualización de la palabra. Por todo lo que hacen Maduro, Diosdado, la fiscal general, Pedro Carreño, Arreaza, el Llanero Solitario y Mandrake y los militares es obvio que se espantan cuando oyen su nombre o María Corina invoca su presencia. Se chorrean. Qué cosas no sufrirán los espantados ahora que no hay pañales. Parece fantástico que López pasó de ser un político venezolano de cierta importancia, a un símbolo internacional de lucha por la democracia, por la libertad, por la justicia. Lo visitan expresidentes, la ONU pide su libertad, Obama lo nombra, es debate en el Parlamento Europeo. En la OEA. Por allí también fumea. Mientras Maduro tiene que andar explicando por qué lo tiene preso, Leopoldo se remonta en otros continentes borrando de alguna manera la imagen, falsa, pero imagen al fin, de que el gobierno de Chávez/Maduro era respetuoso de los derechos humanos. Por allí salió el turco Tarek Saab a decir pendejadas y a abrir la bocota para rebuznar un poquito.

3. m. Cosa excesivamente grande o extraordinaria en cualquier línea. Está bien que los errores de Maduro, los abusos del gobierno hayan convertido a Leopoldo en una figura grande, pero que Maduro y sus compinches cada rato le recuerden al mundo la condición de líder conocido ampliamente más allá de nuestras fronteras es un error garrafal y hasta infantil. Que bufen a todos los vientos que el preso es extraordinario no parece para nada inteligente. De lo dicho hasta ahora se desprende que el gobierno considera a López como un gigante político, como  un monstruo que los espanta. Qué pena con el vecino.

4. m. Persona o cosa muy fea. Bueno hasta allá yo no llego. Si el presidente y sus panas burdas ven a Leopoldo muy feo son cosas muy íntimas y particulares. Yo no opino de gustos ni colores, tal como lo hacen los autores.

5. m. Persona cruel y perversa. Anjá. Coincido. Leopoldo ha sido cruel y despiadado con las trampas de la fiscal y de la juez que lo tienen reducido a la cárcel. Los ha expuesto a la crítica pública. Los ha desnudado en sus intenciones represivas, en sus mascaradas retaliativas, en sus propósitos de venganza, en sus maniobras, emboscadas y violaciones del ordenamiento jurídico.

6. m. Coloq. Persona de extraordinarias cualidades para desempeñar una actividad determinada. Aquí sí se montó la gata en la batea y el zorro se comió las gallinas. Maduro diciendo urbi et orbi que Leopoldo es extraordinario, habrase visto, Señor de todos los Cielos. Que López es superior. Pero Virgen Santísima qué clase de crítica es esa del gobierno contra López. Para mí, no se para ti, como decía el finado Joselo, allí hay como una jaladita de bola, muy disimulada, pero jaladita al fin. Solo Freddy Guevara se atreve a decir que López es el Galáctico de la Oposición y no existe ser superior, salvo como pueden evidenciar mis lectores que el gobierno piense lo mismo.

7. m. Versos sin sentido que el maestro compositor escribe para indicar al libretista dónde ha de colocar el acento en los cantables. Como dicen las encuestas No Aplica.

Espero que en las próximas alocuciones presidenciales omitan la palabra monstruo, que no se les ocurra más, salvo que, como empiezo a sospechar,  haya un acuerdo secreto y vergonzoso entre Maduro, López y Diosdado para que López sea cada vez más grande, más monstruoso. Por ahora me siento a esperar lo que pueda pasar, pero de que López sigue creciendo como líder, no hay dudas.