• Caracas (Venezuela)

Eduardo Semtei

Al instante

Eduardo Semtei

Selección adversa y asimetría informativa

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Se dice que hay información asimétrica en un mercado (en unas elecciones presidenciales) cuando una de las partes que interviene (los millones de votantes de las zonas populares y zonas rurales) en la compra/venta (en las votaciones) no cuenta con la misma información que la otra (el chavismo y todo su entorno) sobre el producto o servicio negociado (el socialismo del siglo XXI). Estas realidades suponen una ruptura de la teoría de la formación de los precios (resultados electorales) en un sistema de competencia perfecta (democracia plena y no autoritarismo, no abuso de los bienes públicos, no amenazas). Tales informaciones asimétricas (lo que saben los sectores más humildes y manipulables versus lo que conoce el chavismo, la boligurguesía, la corrupción, el poder) conducen a un fallo, a una selección adversa del mercado (gana Chávez a pesar del desastre de su política económica, su enfermedad, el endeudamiento atroz, la caída en la producción petrolera, la inflación, la merma de la inversión) que al final estallará, sin dudas, en un resultado económico ineficiente.

La información asimétrica existe porque el vendedor (Chávez) de un producto (el socialismo del siglo XXI) conoce más y mejor el bien que quiere vender que el comprador, y además puede manipular la información sobre la oferta.

En el año 2001 los economistas Joseph Stiglitz (citado frecuentemente por Chávez) George Akerlof y Michael Spence recibieron el Premio Nobel de Economía por sus análisis sobre los mercados con información asimétrica. Se presenta, además, un conflicto entre los electores y el gobierno chavista que muy bien pudiera ser explicado a través de la Teoría del Agente o Agency Theory. Ella estudia el conjunto de situaciones que pueden presentarse cuando un actor económico, el principal (los electores humildes y rurales), depende para su decisión de la acción o de la naturaleza o de la moral del otro actor, del agente (en este caso Chávez), sobre el cual no tienen perfecta información (o tiene una información absolutamente manipulada por amenazas, abuso de poder, manejo inescrupuloso de los fondos públicos, ofertas engañosas o simple compra de votos).

Es evidente que la existencia de un reforzamiento en las condiciones de información asimétrica conduce invariablemente a una selección adversa del candidato (Chávez en lugar de Capriles). Agency Theory explica claramente la relación entre principales y agentes (electores y candidatos). Trata de resolver los fenómenos que existen entre ellos, con dos objetivos; en primer lugar resolver los problemas que se presentan cuando los deseos y esperanzas del principal (los electores) entran en conflicto con los del agente (Chávez) y el principal no puede o es incapaz de verificar las verdaderas intenciones del agente (más clara no puede estar esta teoría), y en segundo lugar, los problemas generados cuando principal y agente tienen diferentes actitudes hacia el riesgo (a Chávez no le importa nada, sólo el poder, no tiene escrúpulos en ese sentido, mientras los electores buscan seguridad, trabajo, salud, educación).

Por supuesto que el laureado economista George Arthur Akerlof no escribió su obra El mercado de cacharros. Incertidumbre en las calidades y el mecanismo del mercado para ser aplicada en política, no obstante, yo invito a nuestros queridos pensadores económicos: José Guerra, Ángel G. Banchs, Antonio Paiva, Moisés Naím, Pedro Palma y tantos otros a reflexionar si la teoría de la selección adversa y la asimetría informativa no es más aplicable en situaciones electorales (un hecho económico sin duda) que en la venta de carros usados. Yo la veo tan clarita. Saludos a todos.