• Caracas (Venezuela)

Eduardo Semtei

Al instante

Chuletas, chulos e Ignacio Ramonet

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

Los franceses en la década de los ochenta y los noventa, y ahora los españoles, desde el final de aquellos tiempos, han venido vertiendo su “sabiduría” en América Latina. Los grandes “pensadores”, tales como Alfredo Serrano Mancilla, el llamado por Maduro como el “¡Jesucristo de la economía!”, un españolete que no hace sino recomendar disparates como el cierre de las fronteras, el control de cambios, el control de precios, la reelección perpetua, la agricultura urbana y por último los Claps; han sido los guías, los areópagos, los apóstoles de los lamentablemente ignaros presidentes de estos países de América Latina.

Los mandatarios del subdesarrollo no son sino conejillos de indias, o más bien unos simples indígenas, tontos útiles, clientes de los espejitos, para el uso y abuso de experimentos sociales y económicos que los nacionales de Europa impulsan en Venezuela y otros países de este lado del Atlántico y que no recomendarían jamás en sus propios terruños. Aquí se aplica, extrapolando la frase, el dicho que reza, cuando un “ilustrado europeo” come con un presidente latinoamericano, o el blanco le debe al negro, o es del negro la comida. Miranda que el hippie de Pablo Iglesias adoptaría en España el rosario de locuras y disparates que con irresponsabilidad estratosférica ha recomendado durante más de 15 años a Chávez y su sucesor Maduro; consejos  que han hecho un daño económico, social y moral sin precedentes en la historia reciente.

Vean cómo se divierten los europeos especulando sobre las “salidas” de América Latina. La Base de Datos Redial-Tesis recoge las referencias bibliográficas de casi 10.000 tesis doctorales de temática latinoamericana, leídas en universidades europeas desde 1980. Rediaol-Tesis registra en cada caso los siguientes elementos de información: autor, título, año de lectura, universidad donde se presentó, país al que pertenece la universidad y, en algunos casos, traducción del título al castellano. Calculando: desde 1980 a 2016 han pasado 36 años. Es decir 13.140 días. Como quiera que se han escrito unas 10.000 tesis, podemos concluir que cada 1,3 días, vale decir, cada 30 horas, se escribe una tesis doctoral en Europa sobre cómo “desarrollar” y “salvar” a América Latina de sus propios habitantes. ¡Qué preocupación tan preocupada! Nada menos y nada más que 10.000 tesis doctorales. ¡Cuánta sabiduría vertida del viejo continente para nuestros pueblos! Y muchos de esos “sabios” vienen a aplicar, mejor dicho, a experimentar sus elucubraciones oníricas  con presidentes y ministros complacientes y serviciales que les permiten jugar con los destinos de millones y millones de seres humanos. Mandatarios del tercer mundo que ven eruditos donde solo hay chulos y especuladores.

Así como el fulano Serrano Mancilla escribió un adefesio llamado El pensamiento económico de Hugo Rafael Chávez Frías otro “ilustrado”, bien pero bien remunerado por los rojos rojitos, dícese que cobra 15.000 euros mensuales haga o no haga nada, Ignacio Ramonet, escribió otro bodrio sobre el pensamiento, ya no económico, sino filosófico del mismo Chávez titulado Hugo Chávez. Mi primera vida: Conversaciones con Hugo Chávez. ¡Qué par de españoles nos gastamos en el estudio de la obra económica y filosófica del difunto! ¡Vamos a salir de abajo! Algunos intelectuales y políticos venezolanos los han llamados “los chulos del siglo XXI”.

Veamos qué dice la Real Academia de la Lengua Española sobre el vocablo “chulo” y trataremos de situar al compatriota Ramonet en cada uno de ellos, auscultando en cuál calza mejor. Veamos: 1. Adjetivo. Que habla y obra con chulería. Y Chulería es 1.a Jactancia. Ummh Ignacio tiene algo de eso. Camina sin tocar el piso y se cree salvador del mundo. 1.b Dicho jactancioso. También me suena y, finalmente, 1.c. Conjunto o reunión de chulos. Sigue la incógnita. 2. Adjetivo. Chulesco. Perteneciente o relativo a los chulos. Seguimos buscando. 3. Adjetivo. Coloquial. Lindo, bonito, gracioso. No señor. Esto no aplica a Ignacito. 4. Adjetivo en Guatemala, Honduras, México y Puerto Rico. Guapo. Ya lo dijimos. De guapo nada. 5. Masculino y femenino. Persona de las clases populares de Madrid que afecta guapeza en el traje y en el modo de conducirse. Ni de vaina. Ramonet no es popular. Es un don. Un conde. Un erudito. Un consejero presidencial. Anda en Caracas con 3 carros blindados y 4 escoltas bien armados.  6. Masculino. Hombre que ayuda en el matadero al encierro de reses mayores. Tengo una duda. Depende de quién sea la res mayor. Pues si la res mayor es quien yo creo que es la mayor res, entonces aplica. Bueno, dejemos eso por ahora. 7. Masculino. Hombre que en las fiestas de toros asiste a los lidiadores y les da garrochones, banderillas, etc. De nuevo la misma interrogante. Depende de quién es el toro que se lidia. Si el toro es el toro “aquel” conocido también como “toripollo” (cuerpo de toro y cerebro de pollo), entonces Ramonet saca 20 en la boleta. 8. Masculino. Rufián. Hombre dedicado a la prostitución. ¡Ay señor, lo que me ha tocado! Si estuviésemos en el juego de caliente y frío para adivinar si alguien está cerca de la verdad, podríamos decir; caliente, caliente, casi te quemas. Y finalmente 9. Zopilote. Zamuro en Venezuela. Ave rapaz diurna que se alimenta de carroña. Dije Carroña no Carreño, no vaya a ser que Pedro se arreche conmigo. Aunque de verdad verdaíta un par de vocales no hacen gran diferencia. Es la misma miasma. Bueno Ignacio, de verdad que no conozco tus gustos y placeres alimenticios, pero comer es comer, sobre todo si hay hambre.

Queridos amigos me he estado exprimiendo los sesos tratando de encontrar la definición más ajustada que dibuje a esos “eruditos”, todo en honor de Ramonet y de Serrano, pero no atino a precisar. Solicito ayuda a mis lectores. Por favor escriban en las redes cuál acepción es la más ajustada a la verdad. Quiero terminar como hacen a veces los concursantes del juego Quién quiere ser millonario. Es decir, apelando al público. Gracias y hasta la próxima semana.

 

P.D. Chuleta, el último concepto, es ese corte sabroso del marrano que sabe mejor en parrilla, en las brasas. Viva el cochino. Vivan las chuletas. Abajo los chulos.