• Caracas (Venezuela)

Eduardo Riveros

Al instante

Presidenciales de EE UU 2016

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mientras Ted Cruz, Hillary Clinton o Ted Turner duermen pensando en asuntos migratorios, política interna o relaciones con China y el Medio Oriente, existe otro candidato en competencia, que va más allá del presente: se trata del filósofo, futurista y periodista Zoltan Istvan, representante del partido Transhumanista, cuyos miembros creen en la inmortalidad humana basada en los adelantos tecnológicos que están ocurriendo en la humanidad.

La historia de este candidato diferente también ha despertado interés en medios internacionales de prestigio, como ocurrió hace pocos meses con la BBC y el Financial Times de Londres, que ven en Istvan una representación que simboliza los nuevos tiempos de la digitalización y la robótica.

En términos científicos, la inmortalidad está creciendo a pasos agigantados; de hecho, en California se encuentra la Fundación Matusalén, abocada a tiempo completo a hallar la solución al problema de la muerte, para tratarla tal como se hace con una enfermedad. Tanto es así que han avanzado en experimentos con ratones, los cuales han multiplicado su esperanza de vida, y también la enorme empresa tecnológica Google ha invertido en la compañía que aspira a la cura de enfermedades relacionadas con la vejez.

Reflexiones sobre el futuro del trabajo, las amenazas de la robótica  y la inteligencia artificial, la pobreza, el clima y los sistemas económicos del mañana fueron parte de esta entrevista con Zoltan Istvan, quien pugna, bajo el alero de la inmortalidad, por llegar a comandar la Casa Blanca en Washington.

—¿Cree que la inteligencia artificial podría poner en peligro a la humanidad?

—Sí, absolutamente. Sin embargo, eso no quiere decir que debamos dejar de invertir en la inteligencia artificial o cambiar cómo nos sentimos al respecto. Solo tenemos que recordar que esta es un territorio totalmente extranjero, por lo que hay que tener mucho cuidado, de la misma manera en que abordamos el desarrollo de la bomba atómica. No obstante, creo que, finalmente, la inteligencia artificial beneficiará en gran medida a la humanidad.

—¿Usted invertiría más recursos en tecnología para monitorear las redes criminales?

 —Sí, me gustaría invertir más recursos, muchos más. La clave para detener a los criminales no es tratar de cambiar lo que son, lo que hemos estado haciendo sin éxito desde hace siglos. Deberíamos detenerlos con la tecnología antes de que cometan delitos. Si se pudiera usar con éxito los drones, robots policías e implantes de dispositivos, creo que veríamos una fuerte caída de la delincuencia en todo el mundo.

—¿Qué opina acerca de las tecnologías verdes?

 

—Creo que las tecnologías verdes son exactamente la manera de hacer frente a los problemas ambientales del planeta, el cual tiene dificultades, como el calentamiento global y la superpoblación. Todas pueden ser permanentes, pero hay que utilizar las tecnologías verdes. Por ejemplo, podemos aprender a llenar la capa de ozono para reducir nuestra huella de carbono. También podríamos curar el cáncer, por lo que no tendríamos que preocuparnos por la capa de ozono. Y podemos usar cosas como la (http://www.espanol.rfi.fr/sociedad/20150925-carne-artificial-una-solucion-para-alimentar-la-humanidad-carne-vitro-mark-prost-a" target="_hplink">carne sin carne) para detener la tala de las selvas tropicales, para que el ganado pueda pastar. Estas son solo algunas ideas de tecnología verde que pueden cambiar el planeta para bien.

—¿Cree que las computadoras reemplazarán a los jueces y fiscales en los tribunales?

 —Sí, a la larga las computadoras reemplazarán todo. Sin embargo, pasará un tiempo antes de que un equipo sustituya a un juez humano. Esto es porque nuestros sentimientos entran en juego al condenar a los delincuentes, por lo que las computadoras no pueden tener sentimientos muy buenos o humanitarios durante un largo periodo. No obstante, sustituirán a los jueces y todos los puestos de trabajo, incluso el del presidente de Estados Unidos.

—¿Cómo la tecnología puede ayudar a reducir la pobreza?

—La tecnología ha reducido la pobreza mundial desde que entró en juego. Los informes del Banco Mundial muestran que el mundo es cada vez mejor. Las personas tienen más riqueza, más empleo, una esperanza de vida más larga y mejor salud. Todo esto es el resultado de una ciencia y tecnología más eficaz. En el futuro, los robots tendrán todos los puestos de trabajo, por lo que esta situación generará la necesidad de una renta básica universal, que apoyo. También ayudará a reducir la pobreza mundial.

—¿Cree que en 100 años podríamos ser gobernados por el robot?

—Vamos a ser gobernados por un robot en unos 100 años. La pregunta real es qué viene después de los robots. No estoy seguro, pero definitivamente un robot será capaz de conducir mejor al mundo que un ser humano. Los seres humanos son egoístas, pero un robot podría tener nuestros mejores intereses en el corazón. Su objetivo será hacer el mayor bien para el mayor número de personas.

—¿Qué profesiones serán las más amenazadas por la tecnología en los próximos años?

—Todas las profesiones se verán amenazadas y la mayoría se habrá extinguido. Simplemente no hay forma de que un ser humano se pueda comparar a un robot que tiene una mejor inteligencia y una mayor  capacidad para desempeñar actividades. Las profesiones que duren más tiempo, y probablemente será de forma completa, las artes creativas e ingeniería tecnológica.

—¿Cómo se imagina usted la familia en el futuro? ¿Habrá mascotas robots?, ¿niños robots?

—Mascotas robóticas son una realidad y ellos crecerán para convertirse en algo común. Pero no creo que alguna vez tengamos hijos robots. Simplemente no hay necesidad de eso. Tenemos niños para una necesidad biológica muy básica en este momento, ya que somos animales. Sin embargo, con el tiempo vamos a evolucionar en las máquinas. Una vez que se reemplace parte de nuestro cerebro con piezas de la máquina, entonces nuestra identidad va a cambiar. Los mamíferos y niños no serán necesarios. Es posible que aun, tal vez, necesitemos compañeros, pero probablemente no cónyuges. La institución familiar existirá solo como necesidad y funcionalidad pura. Con el tiempo, la realidad virtual nos permitirá compañeros artificiales, y creo que muchas personas puede que tengan  poco o ningún contacto con ninguna persona real (cada vez más). Nos convertiremos en dioses a nosotros mismos.

—¿Qué sistema económico sería ideal para el progreso tecnológico de la humanidad?

—En 50 años se dejará un solo sistema económico, un tipo de comunismo de lujo en el que los robots hacen el trabajo y el Estado (posiblemente un gobierno mundial) proporcionará todo. El capitalismo no sobrevivirá porque dentro de 50 años vamos a llegar a la Singularidad, y el trabajo y la riqueza no importará frente al cambio tecnológico acelerado -cambio “que se cambia” cada 5 minutos más de lo que hizo en toda la historia-.