• Caracas (Venezuela)

Editorial La Nación Costa Rica

Al instante

Editorial La Nación Costa Rica

Cooperación con tres vecinos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente Obama envió al Congreso, el pasado martes, un presupuesto por casi 4 billones de dólares (millones de millones) para el ejercicio fiscal de 2015, en el que se incluyen 1.000 millones en ayuda “a Centroamérica”, pero que, en realidad, se destinarán a Guatemala, Honduras y El Salvador. De ese monto, 400 millones serán destinados a promover el comercio y generar empleos, 300 millones a combatir la delincuencia organizada y la suma restante al fortalecimiento institucional.

Pocos días antes, el vicepresidente, Joe Biden, comenzó un artículo en el diario The New York Times escribiendo que “la seguridad y prosperidad de Centroamérica están intrínsecamente ligadas a las nuestras”. Sin embargo, tanto en la frase inmediatamente precedente, como en todos los párrafos que siguieron, su enfoque lo limitó a los tres países del “triángulo norte” del istmo.

Entendemos la prioridad en ellos: de Guatemala, Honduras y El Salvador proviene una abrumadora mayoría de los migrantes centroamericanos que tratan de ingresar a Estados Unidos, incluidos más de 50.000 niños, el año pasado. Son ellos, además, los países del istmo más afectados por la violencia interna, el impacto del tráfico de drogas y una endémica inestabilidad institucional, aunque Nicaragua padece otra versión de esta: la virtual captura del Estado por la familia Ortega.

Si los fondos se canalizan y utilizan con eficacia y transparencia hacia esos países y fines, y contribuyen a impulsar el necesario y complejo, “cambio sistémico” al que se refirió Biden en su artículo, no solo ganarán nuestros tres vecinos, sino toda Centroamérica, incluida Costa Rica.

Un cambio del tipo necesario para hacer más funcionales y robustas las instituciones, generar desarrollo económico, promover la inclusión social y reducir la violencia demanda una apuesta a muy largo plazo, tanto por parte de los receptores de la ayuda como del donante.