• Caracas (Venezuela)

Editorial La Nación Argentina

Al instante

10 años sin Susan Sonntag

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Recuerdo exactamente dónde estaba y qué hacía el 28 de diciembre de 2004 porque esa fue la primera vez en que una muerte me impactó de forma personal: estaba trabajando en la redacción de una revista cuando me enteré que Susan Sontag había sucumbido a causa de una leucemia, su tercer cáncer en treinta años. Fue entonces cuando la muerte dejó de ser, para siempre, una idea abstracta.

Con Sontag, una de las figuras más queridas de la familia de mis afectos intelectuales se iba la mente que había escrito algunos de los libros con los que había crecido. En diciembre del año pasado, una década después de aquel día, HBO estrenó Regarding Susan Sontag, un documental de Nancy Kates que recorre su vida amorosa e intelectual.

Sontag (Susan Rosenblatt), una niña asmática y amante de la lectura, pierde a su padre a los cinco años, entonces adopta el apellido de su padrastro, tiene una relación compleja con una madre ausente, entra a la universidad a los 15, se casa a los 17, es madre a los 19, deja a su hijo al cuidado de sus suegros y viaja a París donde, en sus palabras, “comienza a vivir”. En 1964, con apenas treinta años, escribe el ensayo “Notas sobre lo camp”, incluido en el libro Contra la interpretación.

La película se abre al universo amoroso de Sontag mediante las voces de sus amantes, hombres pero sobre todo mujeres, con las que mantuvo relaciones tormentosas

Esa es una de las virtudes del documental: el relevamiento de la importancia que, no a su pesar (Sontag reflexionó y escribió varios libros sobre el poder de la fotografía, y al mismo tiempo disfrutaba de las sesiones a las que era sometida por Andy Warhol y Annie Leibovitz), tuvo su apariencia en la difusión de su obra, como le sucediera a Truman Capote con la imagen de contratapa de su primer libro. “Tenía estilo como escritora, y también lo tenía como persona: era terriblemente fotogénica”, dice uno de sus amigos.