• Caracas (Venezuela)

Editorial de El Mercurio Chile | GDA

Al instante

Culpables e inocentes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Culpables, muy culpables. Felizmente culpables. Algunos más que otros, claro está. Unos poquitos. Contados con los dedos de una mano. Culpables de no haber creído nunca en los cantos de sirena, de haber dado la pelea desde el comienzo, hace ya cuatro años. De haber anunciado lo que venía.

Culpables de insistir hasta el cansancio que llegaría el día, el bendito día, en que por fin aparecerían por los territorios oscuros y opacos del fútbol los que, hasta aquí, no habían querido meterse entre temerosos, pusilánimes y flojos. Todas esas instituciones externas llamadas a revisar, a investigar, a transparentar, a exigir. Esa caballería que llevaba décadas haciéndose la tonta respecto de las múltiples señales de auxilio enviadas por la gente decente y que, finalmente, haciendo sonar sus trompetas, han decidido entrar al campo de batalla.
Bienvenidas las fiscalías de Suiza y Estados Unidos. Bienvenidos el FBI y la Interpol. Y que lleguen también como refuerzos, cuanto antes, los nuestros: el Servicio de Impuestos Internos, el Ministerio Público, Hacienda, todos. Pasen, entren, miren. Hay mucho que revisar.
La pregunta que flota hoy en el aire es si esta vez serán capaces de reaccionar como la gente. Ahora que los está mirando el país, el FBI, sus familias, sus socios, los auspiciadores. Ya no un grupito de periodistas. Ya no un par de ex dirigentes. Esta vez, piensa uno, ya no podrán equivocarse. No podrán volver a equivocarse. Sería suicida.
Que ahora sí que no hay vuelta atrás ni manera de aceptar la falta de transparencia, los contratos millonarios sin licitación, los acuerdos bajo la manga, los acuerdos legales terminados antes de tiempo y a la mala, el cruce de intereses, el uso de cargos sin dar cuenta de los bienes al entrar y al salir, entre otras cosas.

Con el FBI, muchachos, no se juega. A menos que uno esté realmente convencido de que está del lado de los buenos.