• Caracas (Venezuela)

Edgar Cherubini

Al instante

El ojo ilusorio en el Museo del Barrio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Museo del Barrio de Nueva York, presenta la exposición The Illusive Eye (El ojo ilusorio), conmemorando así los cincuenta años de la emblemática exposición The Responsive Eye (El ojo receptivo), referencia ineludible en la historia del arte óptico y cuya influencia se encuentra aún hoy en las producciones numerosos artistas contemporáneos. De allí que The Illusive Eye, sea el complemento conceptual de dichas propuestas, al proponerse reexaminar el fenómeno del Op-art, el cinetismo y las tendencias de la abstracción geométrica desde una perspectiva latinoamericana, exhibiendo los trabajos de artistas de Argentina, Brasil, Chile, Cuba, Puerto Rico, Venezuela y Uruguay, junto a obras representativas de la exposición original provenientes de Europa y Estados Unidos.

En febrero de 1965, la exposición The Responsive Eye, en el  Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) produjo una conmoción en el mundo del arte.  Bajo la curaduría de William C. Seitz, artistas provenientes de 15 países exhibieron sus propuestas, revelando por primera vez los alcances del “Op-art”. The Responsive Eye, estableció un diálogo con la sociedad debido a lo lúdico de las propuestas, provocando una afluencia de 480.000 personas a la exhibición. A partir de allí, esta corriente se insertó con firmeza en el arte contemporáneo, no sin antes suscitar polémicas entre críticos y conocedores de arte.

Es conveniente aclarar que el arte cinético y el Op-art, fueron dos tendencias emergentes en los años sesenta del siglo pasado. Si bien en la actualidad existen vasos comunicantes entre ambas, son diferentes corrientes del arte contemporáneo. El cinetismo emerge de la mano de Denise René y Vasarely, bajo bases conceptuales sólidas a partir de la exposición Le Mouvement en 1955, donde se destacaron artistas como Soto, Tinguely, Agam, Calder, entre otros. Por su parte, el Op-art, abreviatura de optical art, es una denominación que aparece en la revista Time en 1964 a partir de los experimentos visuales de artistas como Briget Reley en Inglaterra. Después del suceso del MoMA, el término se impone en Estados Unidos y Europa.

La exhibición del MoMA no solo contenía arte óptico, allí se exhibieron las investigaciones y propuestas cinéticas de artistas ya consagrados en Europa, muchos de ellos latinoamericanos, identificados con Le Mouvement (1955) y Nouvelles Tendances (1961). El Museo del Barrio se propone revisitar las innovaciones que The Responsive Eye produjo en el arte, y a la vez presentarlas desde una perspectiva que haga más visibles a los artistas latinoamericanos que allí expusieron, así como la inclusión de aquellos que no fueron invitados a participar.

La discusión que desde entonces ha ocupado a algunos críticos gira en torno al hecho de que bajo el mismo término Op-art se englobaron otras propuestas que, si bien tenían relación con las percepciones, los efectos ópticos y la participación del espectador en la recreación de la obra, en realidad se internaban en caminos de investigación aún más profundos. Para citar solo un ejemplo, Carlos Cruz-Diez desde 1959 estaba experimentando con los límites de la visión normal, al multiplicar las zonas críticas que el ojo observa entre un plano de color y otro, con el fin de generar nuevas e inestables gamas de color. El artista no lo hacía con la intención de producir “efectos ópticos”, sino de hacer evidentes aspectos desconocidos de la visión al percibir el color como un acontecimiento independiente de la forma. Cruz-Diez logra llevar el color al espacio, sin soporte y sin anécdota, revelándolo de una manera inédita en el instante presente del observador, estableciendo otra relación de conocimiento del fenómeno cromático.

Estos aspectos fueron obviados por los críticos del momento, cuando algunos distorsionaron la importancia de la exposición calificando superficialmente a los artistas como descendientes de los creadores del trompe-l’œil, otros se concentraron solo en lo espectacular de los efectos y trucos ópticos de las obras allí expuestas. Cuando se publicaron las primeras críticas que nada tenían que ver con el cinetismo, el maestro Jesús Soto retiró su participación y envió un telegrama a The New York Times explicando las razones de su disgusto. La obra de Soto forma parte de esta nueva exposición en el Museo del Barrio.

Ese sesgo, si cabe utilizar esa palabra, se debió a la visión superficial de algunos críticos y a la influencia de los medios de comunicación. Fue notorio el reportaje sobre The Responsive Eye que el polémico periodista Mike Wallace, conocido en el medio televisivo como “Mike Malice” (Mike Malicia), produjo para la cadena CBS. Dicha transmisión alcanzó altos niveles de rating por el tono sensacionalista que Wallace le imprimió. Al tratar de ser didáctico, explicando cómo se producían las imágenes en el ojo y cómo el cerebro las interpretaba, mientras señalaba las obras allí expuestas, definió la exposición desde un punto de vista de efectos o trucos ópticos, sin reparar en la importancia de muchas de las propuestas allí reunidas.

Bajo la curaduría de Jorge Daniel Veneciano, The Illusive Eye se propone reivindicar a los artistas que participaron en The Responsive Eye, brindando otra lectura sobre la abstracción geométrica, el arte óptico y el arte cinético, más allá de los habituales análisis basados en los estudios de la fisiología y la psicología de la visión y más allá de los niveles de banalidad con los que algunos  calificaron el Op-art y el evento del MoMA en 1965.

Estos son algunos de los artistas que reúne The Illusive Eye: Cruz-Diez, Julio Le Parc, García Rossi, Soto, Tomasello, Bridget Reley, Joseph Albers, Frank Stella, Alberto Biasi, Karen Hewitt, Richard Anuszkiewicz y Vasarely, entre otros, con la particularidad de que incluye obras de Gego (Venezuela), Lygia Clark (Brasil) y Carmen Herrera (Cuba), que no fueron incluidas en la exposición de 1965.

El Museo del Barrio está situado al este de Harlem, en la ciudad de Nueva York. El East Harlem es conocido también como Spanish Harlem (Harlem español) o Barrio Latino. Allí vive la mayoría de la comunidad hispana de Nueva York.

 

LEYENDAS:

 

         .  Una exposición revisitada y reivindicada

 

         .  Una perspectiva Latinoamericana de una exposición memorable

 

         .  El Museo del Barrio brinda otra lectura sobre el arte óptico y el arte cinético

 

 

Exposición: The Illusive Eye

Fecha: 03/02/2016 – 30/04/2016

Lugar: Museo del Barrio

Dirección: 1230 5th Avenue, New York, NY 10029

http://www.elmuseo.org/the-illusive-eye/