• Caracas (Venezuela)

Edgar Cherubini

Al instante

Denise René y la belleza objetiva

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con el título de esta nota intento expresar la valoración de las obras que expone la galería Denise René en Art Basel 2015, Suiza, la feria de arte más importante del mundo donde participan 300 galerías internacionales.  

En el Hall 2.0 Stand F13, los visitantes y coleccionistas podrán admirar una rigurosa selección de artistas que desde los años cincuenta (arte construido, cinéticos), hasta las novedosas propuestas (neocinéticos, arte digital), han consolidado y han dado continuidad a un discurso inscrito en la abstracción geométrica, línea trazada por su fundadora Denise René en el arte contemporáneo.

 

La abstracción geométrica: una experiencia visual e interactiva

Bajo la curaduría de Denis Kilian, asistimos a una sorprendente visión evolutiva de la abstracción geométrica. La selección de esta muestra reúne a las grandes figuras emblemáticas del arte óptico cinético y del arte construido como Vasarely, Agam, Soto, Cruz-Diez, Le Parc, Tomasello, junto a las audaces propuestas de jóvenes artistas como Anne Lilly (esculturas subjetivas), Blanchet (esculturas de luz), Kujasalo (estructuras matemáticas), Lab [au] (Meta Design) o Pe Lang (minimalista cinético), entre otros.

 

La belleza objetiva

Tomás de Aquino en su Summa Theológica, afirma que “el arte es la técnica de lo factible mediante el recto ordenamiento de la razón”. Por su parte, Maurice Merleau-Ponty, en su libro La Phénoménologie de la perception, formula la idea de que “la belleza es objetiva”, pues “está allí antes de ser captada”. Podríamos decir, que el arte funciona entonces como un mediador entre la razón y la sensibilidad.

Armado de estas reflexiones trato de aproximarme al concepto de las cautivantes esculturas cinéticas de Anne Lilly que, entre otros jóvenes artistas, exhibe la galería Denise René en Art Basel.  En sus esculturas observamos la utilización de un lenguaje plástico objetivo y su propuesta es de gran rigor y purismo. Mediante procedimientos mecánicos muy sutiles pone en movimiento volúmenes geométricos virtuales. Con una simple manipulación se activan pesos y contrapesos apoyados en rodamientos, engranajes y ejes pivotantes en gran armonía, logrando modificar nuestra percepción del tiempo y del espacio. Son esculturas interactivas, construidas en acero inoxidable, que se mueven en forma orgánica y con gran fluidez. Al contacto con las piezas, el espectador descubre que puede controlar la inercia mecánica y observar cómo su propia energía crea espacios fenoménicos a partir del impulso inicial. Las esculturas de Anne Lilly, retoman lo que Naum Gabo y Antoine Pevsner vislumbraron cuando en 1920 crearon el concepto de cinetismo: “Los ritmos cinéticos son las formas primordiales de nuestra percepción del tiempo real”.

 

Pasado, presente y futuro de una visión del arte contemporáneo

Los visitantes del stand F13 de la Galería Denise René, podrán interactuar con dos Physichromie de Cruz-Diez, experimentando una forma nueva de percibir y conocer el fenómeno cromático. En esas obras, el color se revela como una realidad que evoluciona en el tiempo y el espacio reales sin ayuda de la forma, en continua mutación. El trabajo de este artista gravita alrededor del color concebido como una realidad autónoma, desprovista de anécdotas.

Los artistas históricos del arte óptico cinético comparten la sala con las esculturas modulares de David Bill, el Origami en movimiento de  Lab [au], la compleja arquitectura de las tramas táctiles de Santiago Torres, entre otros jóvenes artistas cinéticos y del arte digital.

Denise René (1913-2012), quien dedicó su vida a promover la abstracción geométrica, afirmaba que éste es “un arte noble, austero, que afirma su vitalidad y el triunfo del artista sobre un mundo en gestación permanente. En este arte, no hay lugar para las fuerzas de la oscuridad, del estancamiento o la morbidez. Este arte refleja el dominio total del creador, el dominio de la razón humana, el triunfo del hombre sobre el caos. Esto es para mí el papel del arte”.

Denis Kilian, quien luego de veinte años acompañando a Denise René, conduce la Galería en el presente, explora, apoya y exhibe las propuestas de la nueva generación de artistas que integran a sus obras las tecnologías del momento, aportando continuidad al cinetismo y al arte construido, línea estética trazada por su fundadora. Esta visión coherente del arte es en extremo valiosa, en medio de la crisis de valoración estética y la confusión promovida por el mercado global, muy eficaz en mercadear propuestas sin concepto ni discurso que invaden las ferias y galerías en la actualidad.

La exhibición de la galería Denise René en Art Basel 2015, es una experiencia visual y perceptiva de las tendencias imperecederas del arte contemporáneo.

 

edgar.cherubini@gmail.com

www.edgarcherubini.com