• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“Mi vida está en riesgo, no he podido hacerme el preoperatorio”

180 millones de dólares liquidó el gobierno en enero de un total de 4,5 millardos de dólares que adeudaba al sector salud / ARCHIVO

180 millones de dólares liquidó el gobierno en enero de un total de 4,5 millardos de dólares que adeudaba al sector salud / ARCHIVO

Aleya Hidalgo teme que el riñón se le dañe totalmente y entre a diálisis porque ya no la operarían

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aleya Hidalgo tiene 34 años de edad y ha padecido tres accidentes cerebrovascular.  Según su médico, se debe a que el riñón no trabaja bien y, entre otras cosas, se le coagula la sangre y le obstruye los vasos sanguíneos. “Mi vida está en riesgo porque no he podido hacerme todos los exámenes preoperatorios por falta de reactivos en los laboratorios”, expresó.

Tienen que operarla para practicarle una denervación renal, una nueva alternativa que puede disminuir su riesgo cardiovascular y, además, le reduce la necesidad de usar de por vida medicamentos antihipertensivos.

Aleya se desempeñaba como cajera en un supermercado privado antes de que fuera incapacitada para trabajar debido al daño cerebral que le causaron los ACV.  Ahora vive de una pensión del Seguro Social de 3.270 bolívares, pero su tratamiento le cuesta más de 5.000 bolívares al mes. “Compro lo que puedo y cumplo con el tratamiento hasta donde alcance. Paso algunos días sin medicación hasta que vuelvo a cobrar”, dijo.

No puede rebuscarse con trabajos por su cuenta porque la insuficiencia renal le genera mucho cansancio, frecuentes dolores de cabeza y vómitos. Tiene varios meses tratando de completar todos los exámenes preoperatorios que le exige el médico para poder hacerle la cirugía, sin embargo en los laboratorios de los hospitales no tienen los reactivos para las pruebas y por su precaria situación económica no puede acudir a laboratorios privados.

“Fui al hospital Pérez de León, al Universitario de Caracas y al Domingo Luciani, y ninguno cuenta con los materiales para efectuar las pruebas. Si el riñón se me daña completamente y entro a diálisis ya no podrán operarme”, contó.


Inventarios críticos. La bioanalísta Mariana Delgado, gerente de Md Biolab, dijo que los inventarios de reactivos para realizar las pruebas de laboratorios están críticos. “El despacho es intermitente e incompleto”, aseguró.

Antes le despachaban productos una vez a la semana y ahora cada mes y medio, o cuando les llega. Trabajaba con tres distribuidores que le surtían lo que necesitaba, pero en esta coyuntura pierde toda la mañana llamando a más de 10 proveedores para ver si alguno tiene lo que necesita. “Tenemos que enviar las pruebas a otros colegas cuando son urgentes o decirle al paciente que vaya a otro laboratorio”, señaló.

Las fallas más graves están en las sustancias requeridas para los exámenes preoperatorios. Informó que hay poca disponibilidad de reactivos para pruebas de VIH-sida, anticoagulante, tiroideos, prostáticos, rubéola, cocaína, marihuana, triglicéridos y colesterol. Una caja de 40 pruebas de VIH costaba  950 bolívares ahora se consigue en más de 3.000 bolívares, precisó.

Milagros Martínez, directora de Laboratorio Belenes, dijo que además faltan las pruebas de alergias. Refirió que los resultados de los exámenes están tardando entre  3 y 5 días, mientras se consigue el material para procesar la muestra. Los resultados de perfiles tiroideos y pruebas inmunológicas demoran más de una semana en estar listos cuando lo común es que sean entregados en dos días.

El presidente de la Asociación Venezolana de Importadores y Distribuidores de Equipos de Laboratorios y Afines, Carlos Canelón, declaró que la situación de bajos inventarios de reactivos persiste con el agravante para los pacientes de que las intermitencias de energía eléctrica han dañado algunas máquinas y no se cuenta con los repuestos para repararlas.

“Hemos tenido que saltar a metódicas rudimentarias sujetas a variaciones y susceptibles al error humano porque no se pueden utilizar las máquinas automatizadas”, expresó.


Sin pruebas de rutina

LISSETTE CARDONA


Las pesquisas de sífilis, hepatitis, mal de Chagas, VIH y exámenes de rutina como el perfil 20 están suspendidas en ocho hospitales de Caracas por falta de reactivos de laboratorio, según un informe de la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos.

Los laboratorios afectados por la escasez son los de la Maternidad Concepción Palacios, el Banco Municipal de Sangre  y los hospitales, Vargas, J. M. de Los Ríos, Universitario de Caracas, Magallanes de Catia, Periférico de Coche y Oncológico Luis Razetti.   

María Cabrera, presidente del Colegio de Bioanalistas del Distrito Capital y Miranda, dijo que tampoco hay frascos para hemocultivos, ni materiales para la toma de muestras a los recién nacidos. También escasean los uroanálisis, las pruebas de coagulación y la proteína C reactiva para medir los procesos infecciosos en niños.

“No solo hay problemas de reactivos. El gobierno compró unos equipos chinos que dejamos de usar porque arrojaban resultados errados. Cada vez que se analiza una muestra debería dar un resultado parecido, pero eso no ocurre, los cambia. Tampoco han llegado los controles hematológicos para calibrar los equipos”, añadió.  


Las Cifras


180 millones de dólares liquidó el gobierno en enero de un total de 4,5 millardos de dólares que adeudaba al sector salud


200 pruebas realizan en una hora los equipos automatizados de los laboratorios



3 máquinas de diferentes marcas tenían operativas los laboratorios antes de caer en obsolescencia tecnológica por falta de divisas