• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Los venezolanos seguirán cazando boletos aéreos este año

Foto: Raúl Romero/Archivo

Foto: Raúl Romero/Archivo

Para evitar que los compromisos del gobierno con el sector aumente, en 2015 las aerolíneas continuarán ofreciendo el grueso de su boletería en dólares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cruzar las fronteras para los venezolanos seguirá siendo una tarea difícil en 2015. Las severas reducciones de frecuencias y de asientos disponibles que hicieron las líneas aéreas desde inicios de 2014, mantendrán a los turistas nacionales en tierra y con pocas opciones de despegar. Estadísticas del sector indican que la merma en viajes y butacas para el mercado nacional es aproximadamente de 50%.

Fuentes de las aerolíneas, agencias de viajes y mayoristas turísticos coincidieron en que la situación persistirá debido a la elevada deuda que tiene el gobierno con las aerolíneas. Datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) muestran que la deuda de Venezuela con el sector llega a 3,6 millardos de dólares.

“Mientras el Estado no honre el compromiso y manifieste una voluntad de que los pagos volverán a ser oportunos, la conectividad no mejorará. Hasta ahora no ha dado señal de que eso vaya a ocurrir”, dijeron las fuentes.

Durante 2014 el gobierno convocó a las líneas aéreas a reuniones para tratar el asunto de la deuda y establecer cronogramas de pago. Sin embargo, después de varios encuentros, las fuentes afirmaron que el año terminó sin un resultado concreto. “En las últimas reuniones, a las que íbamos, lo que hacíamos era llevar copias de los documentos que habíamos consignado en el encuentro anterior, porque no había avances”, afirmó uno de los consultados.

La última reunión fue a mediados de diciembre. La fuente añadió que el único elemento diferenciador de ese encuentro es que el gobierno se comprometió a dar respuesta a las empresas el 15 de enero de 2015.
 
Estrategia por rentabilidad. Pese a que las empresas han disminuido los vuelos en el país, no abandonarán el mercado venezolano, dijo uno de los consultados.  Explicó que Venezuela es una plaza rentable para las líneas aéreas, por lo que continuarán desarrollando “las estrategias comerciales” que pusieron en práctica el año pasado. “Una prueba de la rentabilidad es que dentro de poco una aerolínea internacional, que redujo sus frecuencias a Venezuela, inaugurará una ruta directo a Porlamar”, dijo.

Para seguir en Venezuela, añadió la fuente, las empresas aéreas seguirán vendiendo el grueso de su boletería en dólares, como hacen desde mediados del año pasado. Los pocos pasajes que dejarán para comercializarlos en bolívares continuarán siendo para cancelar los costos operacionales. “De esa forma evitan que la deuda aumente y seguirán percibiendo los mismos beneficios”, apuntó.

Aun cuando las compañías lo que buscan con esta medida es impedir que suba el compromiso del gobierno, otro de los consultados dijo que es positiva para el Estado. Señaló que al vender menos pasajes en bolívares, las aerolíneas tienen menos divisas que solicitar y, por ende, el gobierno menos dólares que liquidar.
“La mejor prueba de ello es que la elevada deuda que mantiene el Estado con el sector corresponde casi en su totalidad a operaciones de finales 2012 y todo 2013, porque las de 2014 fueron liquidadas casi completamente. Era más fácil para el Estado estar al día”, expresó la fuente.

Datos de IATA confirman el descenso de ventas de boletos en Venezuela. Entre enero y octubre de 2014 (últimos datos disponibles) se emitieron 1.427.975 pasajes, 48,4% menos de los 2.768.338 que se comercializaron en el mismo período de 2013.
 
Los efectos. La estrategia de las aerolíneas afecta a pasajeros, agencias de viajes y al Estado. Los turistas contarán con muy poca oferta de boletos en bolívares, que no satisfará la demanda. La opción de adquirir los dólares es otra limitante porque para comprarlos es necesario poseer divisas, cuentas en el exterior o familiares en otros países que adquieran los pasajes.

El sector de agencias de viajes está muy deprimido con la medida de las aerolíneas debido a que la venta de boletos aéreos es pilar fundamental en el negocio y representa la mayor fuente de ingresos. “Si no tenemos pasajes que vender ¿para qué vamos a ofrecer paquetes turísticos, alojamientos o paseos?”.

Por los pocos pasajes en bolívares que dejan las aerolíneas, en 2014 las agencias de viajes pasaron varias semanas seguidas sin boletos que vender. Aunque la Asociación Venezolana de Agencias de Viajes y Turismo no ha reportado el cierre de alguna agencia, sus representantes reconocieron que pone en riesgo la capacidad empleadora. A principios de 2014 el sector generaba 15.000 puestos de trabajo en el país. “Lamentablemente sabemos de agencias que han tenido que hacer recorte de personal”, dijo una de las fuentes.
Uno de los consultados señaló que por la caída en la venta de boletos en los primeros 10 meses de 2014, el país dejó de percibir más de 15 millones de bolívares en impuestos.

Alas cortas dentro del país

Los problemas de conectividad aérea que tiene Venezuela no son solo con el exterior. También el año pasado se redujeron los cupos disponibles para viajar en avión dentro del país. ¿La razón?, que la mitad de la flota área nacional está fuera de operaciones y la mayoría de las naves está parada por falta de mantenimiento.
Los retrasos en la asignación de divisas del Centro Nacional de Comercio Exterior a las líneas aéreas nacionales impidieron hacer los chequeos y reemplazos de piezas en los lapsos necesarios, lo que obligó a las empresas a dejar en tierra un grupo de aviones.
Una fuente del sector indicó que el Ejecutivo canceló el año pasado 15% de los 250 millones de dólares del compromiso total con las líneas. “Ese pago correspondió a enero y febrero, y se efectuó a finales de año”.
Cifras de la Cámara de Empresa Venezolana de Transporte Aéreo, no obstante, indican que el gobierno ha cancelado alrededor de 75% de la obligación, y que la cantidad de aviones que permanecen fuera de operaciones se debe a dos razones: a necesidades nuevas de divisas y que no todos los dólares pagados se destinaron a piezas para las naves, sino que también fueron para otros gastos operacionales.

El dato

El gobierno insiste en regular el precio de los boletos internacionales. En la última reunión que mantuvo con el sector a mediados de diciembre, las autoridades se centraron más en este tema que en la deuda. Una fuente señaló que la Ley de Aviación Civil no establece que el Instituto Nacional de Aviación Civil deba regular las tarifas. Agregó que lo que fija la norma es que las líneas presenten los precios periódicamente ante el organismo, “y eso se cumple cabalmente”

50% de la deuda del gobierno con las líneas aéreas se concentra en los compromisos con American Airlines, Avianca y Copa Airlines, según datos de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela