• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

7 de cada 10 venezolanos responsabilizan al gobierno del desabastecimiento

92,5% de la población dijo que se siente limitada para realizar compras | Foto: Alexandra Blanco / Archivo

92,5% de la población dijo que se siente limitada para realizar compras | Foto: Alexandra Blanco / Archivo

La encuesta sobre percepción de abastecimiento de Datanálisis muestra que solo 22% de los entrevistados cree en el discurso del presidente Maduro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

71% de la población, o 7 de cada 10 venezolanos, responsabiliza al gobierno del presidente Nicolás Maduro del desabastecimiento que hay en el país, mientras que 14,1% culpa al sector privado, según el más reciente estudio cuantitativo sobre percepción de abastecimiento realizado por Datanálisis.

Luis Vicente León, presidente de la encuestadora, detalló que entrevistaron a 800 personas de todos los estratos entre el 6 y el 16 abril de este año. Añadió que otro de los resultados es que 96,4% de los consultados calificó de negativa la situación de abastecimiento en los comercios donde habitualmente hacen las compras.

La encuesta indica que 82,6% de los entrevistados aseguró que siempre  consiguen colas para adquirir los productos de la cesta básica, 95% afirmó que ahora hay menos variedad de productos y marcas en el mercado y 92,5% que se siente limitado para efectuar las compras.

"Hay una doble limitación, un venezolano está limitado a comprar dos días a la semana en función de su cédula de identidad y luego está limitado a comprar una cantidad máxima de productos. ¿Es o no es esto un racionamiento? Cómo pretenden que esto le parezca chévere a la población. No hay que ser muy perspicaz para saber qué impacto tiene esto sobre el venezolano y la percepción que tiene acerca del problema", señaló León.

A la pregunta de cuánta credibilidad tienen los voceros que hablan de las fallas en el abastecimiento, 22,9% respondió que cree en lo que Maduro dice sobre el problema. "Menos de uno de cada cuatro venezolanos cree en lo que el presidente les está diciendo sobre el desabastecimiento. Mientras que 88,9% cree en el discurso de Empresas Polar". 71,8% aseguró que no hay una guerra económica como asevera con insistencia el gobierno. "Ese es casi el mismo número de personas que pensaban que existía tal guerra en noviembre de 2013, inmediatamente después del Dakazo y antes de las elecciones. El gobierno se ha quedado pegado en un argumento que no es convincente para los venezolanos".

Sobre las razones por las que creen que existen estas fallas en el país, 25,8% de los encuestados contestó que se debe a la falta de producción; 20,1% a que el gobierno no busca soluciones y 17,8% a que no hay divisas para importar la materia prima necesaria para producir.

No es el petróleo. Luis Vicente León recordó que el índice de escasez de alimentos, que mide la encuestadora, ubicó el desabastecimiento en 82,8% en lo que va de año solo en Caracas, que es la más abastecida. Y advirtió que la situación empeorará, proyectó que al cierre del año la inflación puede llegar a 450% y que la caída del poder adquisitivo será de 40%.

Insistió en que esta crisis económica tampoco es consecuencia del descenso de los precios petroleros. "Este año el gobierno espera recibir entre 30% y 35% del ingreso que recibió en 2014, y un poco menos de la mitad del que tuvo en 2015. Cuando hay una contracción se entiende que hay un impacto, pero si se mira el comportamiento de la mayoría de los países exportadores del mundo que enfrentan esta situación, no se ve a la población haciendo ocho horas de cola".

LA CIFRA:
67% de la población reconoce haber comprado al menos algún producto en el mercado negro, según Datanálisis

Paralizan 6 líneas de producción
Trabajadores de la empresa Kimberly Clark Venezuela, dedicada a la producción de artículos de higiene personal, denunciaron la paralización de seis de las nueve líneas de producción que tiene la empresa, reseñó AVN.

Daniel Ribas, representantes del sindicato de trabajadores de la compañía, destacó que más de 1.000 trabajadores se han visto afectados directamente por la paralización desde noviembre de 2015.

"Hasta la fecha se encuentran activas dos máquinas, una de pañal y otra de toallas sanitarias, y la máquina de pañal para el 15 de junio se le acaba la materia prima. Estamos hablando de más de 33 millones de pañales que se dejarán de producir al mes para el pueblo venezolano", apuntó.

Ribas refirió que a 50% del personal, que integra la organización, se les otorgó un permiso remunerado debido a la falta de producción, lo que ha generado el descontento de los trabajadores porque no están recibiendo beneficios como el bono de asistencia y de producción y la acumulación de prestaciones sociales.