• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Hasta cuatro veces más se paga por productos no regulados

Mercado de Chacao | Raúl Romero

Mercado de Chacao | Raúl Romero

Los consumidores sustituyen algunos alimentos y se quejan de que la calidad  ha bajado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alimentos como el tomate, las manzanas, los huevos y el cereal importado cuestan ahora cuatro veces más que en diciembre del año pasado. En el primer semestre de 2013 los productos no regulados se han encarecido hasta 166%, situación que los expertos atribuyen a la devaluación, la eliminación del Sitme y a que el Gobierno no ha entregado divisas por otra vía para importar alimentos.

Cifras del Banco Central de Venezuela indican que hasta el mes de mayo el aumento acumulado de los productos no controlados fue de 21,7%, mientras que el de los regulados fue de 15,8%. En Caracas, el incremento de los no controlados fue de 22,6%, lo que supera el promedio nacional.

A finales del año pasado, una manzana roja podía conseguirse en los mercados municipales en 10 bolívares, hoy se compra entre 20 y 25 bolívares la unidad en mercados del área metropolitana: un alza de 150%.

Rosa Cisneros, ama de casa, dice que debido al repunte de precios y la escasez de alimento para niños a base de arroz, ha optado por preparar un sustituto casero. “Tenía tiempo que no lo conseguía y cuando lo vi estaba en 190 bolívares. Recuerdo que el año pasado lo compraba en 60. Decidí licuar el arroz y cocinarlo con leche y eso es lo que le doy a mi hija”.

Un cartón de huevos de gallina, que en diciembre rondaba 50 bolívares, ahora se puede encontrar hasta en 100 bolívares. El kilo de ajo nacional e importado se vende, indistintamente, al mismo precio en supermercados. En mercados municipales pasó de 140 bolívares el kilo a 280. Ambos subieron 100%


Productos de temporada. Domingo Sifontes, economista y profesor de la Universidad de Carabobo, explica que los alimentos nacionales no escapan del aumento, porque en muchos casos la materia prima para producirlos es importada. En el caso de las hortalizas señala que es necesario evaluar hasta qué punto el alza de precio se debe a la época del año y no a otros factores. “La cebolla, el pimentón y el tomate aumentan muchísimo en algunos meses y después vuelven a bajar de precio. Las cosas están subiendo por encima de lo que todo el mundo espera y la gente se indigna porque ni siquiera lo que se produce en el país tiene un alza razonable”, agrega.

El kilo de tomate se consigue en mercados municipales en 60 bolívares, mientras que en diciembre estaba en 15, por lo que registró un aumento de 166%. Un kilo de aguacate oscila entre 50 y 60 bolívares: en enero se encontraba en 35 bolívares.

Sifontes atribuye el comportamiento a que gran parte de los alimentos que se consume en el país viene del exterior. “Mientras no exista una política cambiaria clara en la coyuntura que atraviesa el país, los alimentos siempre van a aumentar de precio”.

Luis Vicente León, director de Datanálisis, señala que el encarecimiento de precios tiene que ver con el incremento en los costos de producción. “En lo que va de año, el alza directo de los costos laborales debido a la nueva Ley Orgánica de Trabajo ha sido de 48%. Eso abarca el replanteamiento de horarios y el aumento de la plantilla en las empresas”, asegura.

Añade que el aumento de costos en la materia prima se debe en buena parte a la devaluación del bolívar, además de la eliminación del Sitme y dificultades para obtener divisas a través de Cadivi.

Samanta De Oliveira, consumidora, cuenta que una bolsa de 1 kilo de bebida achocolatada que compraba para su hijo costaba 75 bolívares a finales de 2012, y que actualmente la consigue en 108 bolívares. “Es lamentable, pero como ha disminuido la calidad de la comida. Comemos lo que haya y cuando haya”, dice.

Sifontes vaticina que en el próximo trimestre el abastecimiento va a mejorar, pero que la inflación aumentará. “No hay nada que permita pensar que puedes disminuir el desabastecimiento y la inflación al mismo tiempo. El costo que tienes que pagar por tener mejor abastecimiento y menos escasez es más inflación”.


Galletas y cereales importados

Un paquete de galletas importadas que vale 40 bolívares se podía adquirir hace 6 meses en 18 bolívares. La variedad de estos productos ha disminuido, debido al poco acceso a las divisas para importación de alimentos que no son considerados de primera necesidad, según el gerente de un supermercado del oeste de la ciudad.

Igual ocurre con los cereales importados. Hace un año había aproximadamente 14 opciones distintas y ahora se han reducido casi a la mitad. De los que aún se consiguen, una caja que costaba 30 bolívares vale hoy 80, por lo que el aumento es de 166%, añade.