• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“Hay más trabajo, pero no consigo los materiales”

 Entre los insumos que faltan para tapizar muebles están los hilos, tachuelas, grapas y cola | Foto: William Dumont

Entre los insumos que faltan para tapizar muebles están los hilos, tachuelas, grapas y cola | Foto: William Dumont

Escasez de tela, tachuelas, pega e hilo, entre otros, frena opción de forrar los muebles para Navidad  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El incremento de encargos que normalmente registra la actividad de la tapicería entre septiembre y noviembre con miras a renovar el hogar en Navidad, no se observará en 2014 debido a la falta de materiales para remozar los muebles. “Hay más trabajo, pero no consigo los materiales”, afirmó Evangelisto Zambrano.

Con 25 años de experiencia, el tapicero de 40 años de edad aprendió el oficio en el estado Guárico, su tierra natal. En 1999 vino a Caracas buscando nuevos horizontes que se concretaron en 2002 cuando instaló su negocio, detrás del Palacio de Miraflores, en la parroquia La Pastora, donde emplea a cuatro ayudantes.

El local está abarrotado de poltronas, sofás y sillas de comedor, entre otros, encargos que antes entregaba en menos tiempo a los clientes, sin embargo  ahora deben esperar a que encuentre los materiales necesarios. “A veces los clientes desisten y se llevan el mueble pese a que uno les explica que la tardanza es consecuencia de la escasez”, agregó.

El artesano indicó que ya no utiliza el catálogo de muestras de tela, pues no hay seguridad de que se consigan en las fábricas y distribuidoras textiles. Por eso, acompaña al cliente a escoger la tela en los establecimientos antes mencionados que actualmente ofrecen existencias cada vez más limitadas.

Los tipos de tela utilizados en tapicería son el semicuero, sedas, yute o coleto, pana, terciopelo y damasco, entre otros. “Telas para tapizar no recibimos desde octubre del año pasado”, dijo un encargado de un almacén en el centro de Caracas, que solicitó no citar su identidad.

Otra dependienta de una cadena de textiles y que también pidió omitir su nombre señaló que solo les quedaban telas estampadas para tapizar muebles: “Y no sabemos cuando llegará la nueva mercancía para reponer los estantes”. En un recorrido por establecimientos de proveedores de materiales de tapicería, además de las telas, por zonas como Catia, avenida Fuerzas Armadas y la Candelaria se observó la falta de tachuelas, grapas, hilo, sobre todo negro, y cola.

Zambrano refirió que retapizar es la alternativa ante los altos precios de los muebles nuevos, además de que “vale más la pena forrar, por ejemplo, las sillas de un comedor usado 100% de madera que comprar uno nuevo de tablopan de menor calidad y que cuesta en la mueblería 80.000 bolívares”.

El artesano destacó que su lema de hacer un buen trabajo con precios solidarios se tambalea ante la subida constante de los precios de los materiales si se consiguen, y en el que las telas, de 1,40 metros de ancho, valen entre 300 y 1.200 bolívares el metro. “Ayer el distribuidor me dijo que el metro de semicuero me lo vendía en 500 bolívares, pero la semana que viene serán 750 bolívares”.

Añadió que un sofá requiere para su tapizado de diez a doce metros de tela, mientras que una poltrona de seis a siete metros. “En lo que le cobro al cliente incluyo el precio de los materiales y la mano de obra”, señaló el artesano.


El Dato

Las mueblerías también tienen problemas con  la dotación de nueva mercancía porque los fabricantes afrontan la escasez de la goma espuma, material que también se emplea en tapicería, señalaron vendedores de comercios que pidieron no mencionar sus nombres. “Luego del Dakaso del año pasado, las existencias están bajas y si los fabricantes no nos proveen tendremos dificultades en las ventas de diciembre, cuando la gente tiene capacidad de compra con las utilidades”, dijo uno de los consultados.