• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

36 trabajadores han muerto en lo que va de año por violencia sindical

Octavio Campos, directivo de Fetraconstrucción / Omar Veliz/ El Nacional

Octavio Campos, directivo de Fetraconstrucción / Omar Veliz/ El Nacional

Fetraconstrucción registra más de 1.000 asesinatos desde 2001 sin que se castigue a los culpables, dijo su directivo Octavio Campos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las muertes de 2 dirigentes e igual número de obreros afiliados a sindicatos de la construcción del estado Bolívar ocurridas el sábado 20 y lunes 22 de abril, es una muestra del recrudecimiento de la violencia sindical que costó la vida a 36 trabajadores en lo que va de 2013, afirmó Octavio Campos, directivo de Fetraconstrucción.

El representante de la Federación Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción dijo: “El fenómeno nació y se fortaleció en el chavismo. Lo más grave es la impunidad, sólo cuatro de los responsables de los asesinatos han ido a juicio”.

Cifras de la federación señalan que en 2012 hubo 80 fallecidos y desde 2001, fecha de inicio del fenómeno, a la presente fecha han ocurrido 1.000 asesinatos. El sindicalista aclaró que los organismos de seguridad del Estado sitúan a muchas como víctimas del ajuste de cuentas. De allí que los números oficiales de violencia sindical sean menores (200 decesos).

Fetraconstrucción presentó la queja ante la Organización Internacional del Trabajo contra el Estado venezolano por los asesinatos de sindicalistas y trabajadores, mediante el sicariato. “Somos superados sólo por Colombia, donde las muertes son de índole político y económico, pero en nuestro país se trata de hampa común, las llamadas mafias sindicales”, afirmó Campos.

El sindicalista recordó que en varias oportunidades la OIT ha urgido al Gobierno a parar los asesinatos y la impunidad, pero lejos de resolverse, el problema se agudiza. Indicó que la declaración de principios del contrato colectivo de la construcción incluye medidas para que cese la violencia.

“Los sindicatos chavistas e independientes serios llamamos a Nicolás Maduro a que ordene la instalación de una mesa de diálogo para adoptar políticas que den fin a la violencia y las muertes”, insistió.

Regreso de la lista Tascón

La reciente solicitud de sindicalistas afectos al oficialismo de que regrese la lista Tascón para despedir a los empleados públicos con una posición política distinta al Gobierno es muy grave para la OIT, dado que varias veces condenó la lista que el presidente Hugo Chávez eliminó, expresó el experto laboral Enrique Marín, que se desempeñó como funcionario de los departamentos de Normas Internacionales y de Diálogo Social de la OIT entre 1980 y 2006.

Marín añadió que la operación limpieza contra los trabajadores del sector público políticamente no leales al oficialismo muestra un alto grado de discriminación.

Explicó que expedientes de Venezuela registran las violaciones, en su mayoría por el Ejecutivo, a los convenios 87, 98 y 111 de la OIT, que garantizan los derechos de la libertad sindical, la contratación colectiva y la no discriminación política, de género, racial, religiosa y cultural, entre otros.

Con fecha 22 de abril de 2013, Juan Gómez, directivo de Sunep-CVG, envió una comunicación al secretario general de la OIT, Guy Ryder, para que “se dirija con urgencia al Gobierno venezolano y le solicite personalmente que deje sin efecto cualquier medida o amenaza de despido de trabajadores, especialmente militantes y dirigentes sindicales, por no haber votado por el presidente electo”.

En los días siguientes a las elecciones presidenciales, José Meléndez y José Acarigua Rodríguez, sindicalistas afectos al chavismo, dijeron que debía aplicarse una operación limpieza contra los que no votaron por Nicolás Maduro.
 
Cifra

80 trabajadores fueron asesinados el año pasado, según la Federación Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción