• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Más de 10.000 trabajadores acataron paro de 24 horas

Piden ser escuchados por el presidente Nicolás Maduro. Afirman que están en riesgo 1.500 empleos por solicitudes de despido  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de 10.000 trabajadores de la industria automotriz detuvieron sus labores por 24 horas para acatar el paro nacional convocado por la Federación Unitaria de Trabajadores Automotrices, de Autopartes y Conexos.

Christian Pereira, presidente del gremio, calificó la paralización de exitosa por la cantidad de empleados de Chrysler, Ford, General Motors y Encava que la cumplieron.

Luego de celebrar asambleas en cada planta, los trabajadores se reunieron en las afueras de las instalaciones de Ford, en Carabobo, para exigirle al gobierno que escuche al gremio y que se respete el derecho al trabajo. Cálculos de Futaac indican que están en riesgo alrededor de 1.500 puestos por solicitudes de despidos.

Con relación a la fábrica de Toyota, estado Sucre, sin embargo, una fuente del sector afirmó que no detuvieron las operaciones, y añadió que desde que reanudaron actividades –el 15 de septiembre, luego de estar 7 días paralizada por conflictos laborales– mantiene la producción. Informó que están armando 25 carros diarios: 31% de su capacidad instalada, por la limitada cantidad de materiales de ensamblaje que posee.

Al gobierno. Fidel Ampueda, del sindicato de General Motors, dijo que el gremio hace un llamado al presidente Nicolás Maduro: “Que le ponga lupa al decreto 625 porque realmente lo que hace es violar nuestra contratación colectiva”. Destacó que no descartan efectuar otras actividades hasta obtener respuesta.

El decreto al que hace referencia Ampueda, publicado en la Gaceta Oficial extraordinaria 6117, el 4 de diciembre de 2013, tiene como objetivo: “establecer el régimen de producción de vehículos automotores”. En el artículo 10 indica que los automóviles ensamblados irán directamente al sistema de comercialización, sin que existan preferencias “que se antepongan a la satisfacción de las necesidades de la población”.

La disposición va en contra de lo que tradicionalmente incluyen las contrataciones colectivas de las automotrices, de que anualmente los trabajadores tienen derecho a recibir un carro, lo que ha generado conflicto entre patrones y empleados.

El último reporte de la Cámara Automotriz de Venezuela muestra que entre enero y agosto de 2014 se produjeron 8.508 vehículos, lo que representa un descenso de 83,31% con respecto al mismo período del año anterior, cuando se ensamblaron 50.967 unidades.

Esa cantidad de automóviles armada en los primeros 8 meses de 2014 es 61,8% menos de lo que se fabricó en igual periodo de 2003, año del paro.

Las medidas que ha ejecutado el gobierno desde 2007 para elevar la producción automotriz, han hecho que la industria retroceda significativamente.