• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Casi tres meses tardaría importar e instalar una planta eléctrica en centros comerciales

La distancia entre el centro comercial y el lugar donde se coloque la planta puede hacer más onerosa la instalación | Foto William Dumont / Archivo

La distancia entre el centro comercial y el lugar donde se coloque la planta puede hacer más onerosa la instalación | Foto William Dumont / Archivo

185.000 dólares cuesta un generador de energía de 1.250 KVA fabricado en Estados Unidos o México y para abastecer de electricidad a 100 locales se requieren 2

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el país tres industrias ensamblaban plantas eléctricas de hasta 800 KVA con partes y motores importados. Sin embargo, desde agosto de 2015 el Centro Nacional de Comercio Exterior no les liquida divisas y tampoco reciben dólares a través del Sistema Marginal de Divisas. La situación ocasionó que paralizaran la producción por falta de piezas, dijo una fuente vinculada al sector.

La opción para que los centros comerciales y hoteles den cumplimiento a la autogeneración de electricidad en las horas de más demanda es importarla.

Una planta eléctrica de 1.250 KVA comprada en Estados Unidos o México cuesta 185.000 dólares y tarda en arribar a puerto venezolano entre 30 y 45 días. Traerla de China cuesta algo menos, 150.000 dólares, aunque no es de la misma calidad y tarda en llegar más de 90 días, informó César Estévez, administrador de la empresa Plantas Eléctricas Valencia.

Dijo que ellos son representantes de las marcas más importantes del sector y se encargan de la venta, reparación y alquiler de este tipo de plantas.

Explicó que hacen la petición del equipo al fabricante y posteriormente le dan la factura pro forma al comprador, que debe solicitar ante el Cencoex el pago al proveedor extranjero. “Una vez que se tenga la autorización de liquidación de divisas se concreta la compra y se tramita el envío al país”, añadió.

Si se paga con recursos propios hay que emitir un escrito en el que se justifique el origen de los dólares o explique que se adquirió con crédito del exportador.  En caso contrario, en la aduana “la mercancía se considera como contrabando y no se puede nacionalizar ni ingresar al país. Aunque el cliente haya pagado con sus propias divisas”.

Millones. César Estévez señaló que un centro comercial de 100 locales, de las dimensiones del Tolón, por ejemplo, requiere de 2 plantas de 1.250 KVA para poder autogenerar su energía.

El costo de las dos plantas, suponiendo que sean estadounidenses sería 370.000 dólares. A este monto hay que sumarle los materiales de instalación, que incluye aditamentos como conectores, terminales, barras de cobre y cable de cobre trenzado, bandejas portacables, entre otros, y la mano de obra.

El administrador calculó que serían aproximadamente 200 millones de bolívares más por cada planta, lo que totalizaría 400 millones de bolívares.

Aclaró que el precio de la instalación depende de la distancia entre el centro comercial y el lugar donde se coloque la planta, porque hay que contar el metraje necesario de cable y la cantidad de conectores. Además, la inversión podría ser más onerosa si hay que romper algunas paredes o colocar tuberías.

Agregó que los cables de cobre son difíciles de conseguir y suben de precio todas las semanas, lo que incide en el presupuesto final.

A los 45 días que tardaría la importación de la planta hay que añadirle, por lo menos, otros 21 días de instalación, “si se consiguen todos los materiales y no hay que romper paredes”. Después se procede a realizar las pruebas de los equipos, en vacío y con carga de combustible. Este proceso demora 10 días más.

El especialista señaló que en total, aproximadamente se requieren 76 días que equivalen a casi tres meses, “si todo sale bien”, para que un centro comercial u hotel puedo contar con planta eléctrica operativa para autogenerar su energía.

Efectos del racionamiento
Debido al racionamiento eléctrico, los consultorios médicos  que se encuentren en centros comerciales deberán reducir las frecuencias de sus consultas y operaciones, según el vicepresidente de la Federación Médica Venezolana, Juan Correa. Alertó que la medida afecta la calidad del servicio porque los horarios establecidos son los de mayor afluencia de pacientes.

En relación a cómo afecta la medida a los estacionamientos, la Asociación Nacional de Propietarios de Garajes y Estacionamientos, Anpage, aseguró que es imposible cubrir la estructura de costos, porque además del racionamiento, tienen las tarifas congeladas desde hace dos años. El vicepresidente del organismo, José Baldó, indicó que están solicitando a las autoridades un ajuste de la tarifas a 130 bolívares.

La Cifra
150.000 dólares cuesta una planta eléctrica de 1.250 KVA fabricada en China, dijo Cesar Estévez, administrador de Plantas Eléctricas Valencia