• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“La situación económica de Venezuela se ha deteriorado en los últimos meses”

Afirma que América Latina experimenta cambios radicales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La directora ejecutiva del FMI, Christine Lagarde,afirmó que están preparados para reanudar el diálogo con las autoridades venezolanas si lo desean. “Se prevé que la inflación aumente a niveles que podrían indicar un riesgo de hiperinflación”

La directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, estará en Lima esta semana para participar en la Junta de Gobernadores del Grupo del Banco Mundial y del FMI. Luego de 46 años, esta reunión tendrá lugar en un país de la región y, antes de su llegada, en entrevista exclusiva para el Grupo de Diarios América, analizó la situación de varios países de América Latina y el Caribe.

—¿Por qué han escogido Perú como sede de esta reunión y cuál es la importancia de que se haga en ese país?

—A lo largo de la última década ha dado pasos extraordinarios para elevar los niveles de vida de sus habitantes y para convertir su economía en una de las más dinámicas entre los mercados emergentes. Junto con la infraestructura y la riqueza cultural, esto hace que Lima sea la ciudad ideal para celebrar las reuniones. La región ha experimentado cambios radicales desde que nos reunimos en Brasil en 1967, y las reuniones brindarán una excelente oportunidad para hacer un balance de dónde se encuentran los países y hacia dónde quieren dirigirse. ¡Y el FMI también ha cambiado! Nos hemos convertido en una organización mucho más abierta y transparente, al igual que nuestras reuniones.

—¿En su opinión, cuál es el mayor problema económico que afronta Venezuela?

—La economía venezolana no se ve afectada por un solo problema económico importante. Venezuela se enfrenta a varios problemas y ciertamente la situación económica parece ser muy grave y se ha deteriorado en los últimos meses. La caída de los precios del petróleo ha afectado las exportaciones, ha frenado las importaciones y la capacidad productiva se ha reducido drásticamente. Además, los déficits fiscales están aumentando ante la caída de los ingresos fiscales petroleros. Por último, se prevé que la inflación aumente a niveles que podrían indicar un riesgo de hiperinflación.

—¿Qué condiciones impondría el FMI si Venezuela aceptara pedir ayuda?

—Como saben, el FMI no ha tenido la oportunidad de debatir las políticas económicas de Venezuela con las autoridades prácticamente en los últimos 10 años. Por tanto, es difícil para nosotros hacer recomendaciones de política económica sin entablar un diálogo más sustancial con las autoridades sobre la situación y las opciones de política económica. Obviamente estamos preparados para reanudar nuestro diálogo regular de política económica con las autoridades venezolanas, si lo desean.

—¿Qué debe hacer Colombia para afrontar la desaceleración de su economía y que su crecimiento no dependa tanto de los precios de las materias primas?

—Colombia enfrenta algunos vientos en contra derivados de la caída de precios de las materias primas. El notable descenso de los precios del petróleo plantea en particular un importante desafío para la economía colombiana, dada la proporción de ese producto en sus exportaciones. Aun así, prevemos que el crecimiento será mejor que el de muchos otros países de la región y que repuntará en 2016. Será importante que el gobierno continúe con sus esfuerzos para diversificar la base exportadora, a fin de que la economía dependa menos del ciclo de las materias primas. Por último, un acuerdo de paz definitivo entre el gobierno y las FARC podría sentar las bases para un mayor desarrollo económico y para mejorar el clima de negocios en el país.

—México ya hizo la tarea de las reformas estructurales, pero ¿serán suficientes para alcanzar los objetivos de crecimiento pendientes?

—No puede subestimarse la importancia de las reformas estructurales adoptadas por México. Pocos países han emprendido reformas de base tan amplias en tan poco tiempo. Estas reformas, en sectores como la energía, telecomunicaciones y el sector financiero, están ahora en proceso de ejecución y deberían ayudar a transformar su economía. Según nuestras proyecciones, las reformas estructurales deberían dar un impulso al crecimiento de hasta un punto porcentual a mediano plazo. Pero México, como economía importante y abierta, no es inmune a los acontecimientos en los mercados internacionales. En adelante será importante adoptar el tipo de políticas económicas prudentes que le han permitido al país obtener tan buenos resultados hasta ahora.

—¿Uruguay y Brasil van a sufrir una desaceleración/recesión peor que la esperada? ¿Cómo pueden salir adelante?

—En Uruguay, la actividad económica fue más débil de lo previsto en el segundo trimestre debido a factores en su mayoría temporales. Pero observamos asimismo una desaceleración más general en la región, que afecta también a Uruguay. No prevemos una recesión ni siquiera una desaceleración prolongada en ese país. Confiamos en la capacidad de las autoridades uruguayas para tomar las medidas adecuadas para preservar la estabilidad económica y financiera.

—Brasil tiene enormes dificultades políticas para aprobar en el Congreso un plan de ajuste fiscal para 2016. ¿Qué tan grave es la situación?¿Cuán preocupante es la posibilidad de destitución o renuncia de la presidente Dilma Rousseff y qué efectos secundarios puede tener la crisis brasileña en América Latina?

—Está claro que Brasil afronta graves dificultades económicas. Se prevé que la economía se contraiga notablemente este año debido a la caída de la inversión y el consumo, y es probable que permanezca en territorio negativo en 2016. Además, la crisis política causada por la investigación en curso de Petrobras ha creado incertidumbre, lo que a su vez ha tenido un impacto en la confianza de los consumidores y de las empresas. Para recuperar la confianza, la inversión y en definitiva el crecimiento, es esencial restablecer la sostenibilidad fiscal y fortalecer los marcos de la política macroeconómica. Damos la bienvenida a los esfuerzos realizados por las autoridades por registrar nuevamente un superávit de la cuenta fiscal en 2016, lo que constituye un paso en la dirección correcta para asegurar la sostenibilidad fiscal. Brasil sigue siendo la economía más grande de la región y un importante mercado emergente. Por tanto, lo que ocurre en Brasil afecta a sus vecinos, a la región y a otras regiones.

–¿Qué deberá hacer el próximo gobierno de Argentina para que el FMI levante la moción de censura existente por los problemas sobre las estadísticas de PBI e inflación del Indec?

–Dado que las elecciones se celebrarán a finales de este mes, no quisiera hacer ningún comentario sobre las prioridades de política económica de un nuevo gobierno. Lo que puedo decir, sin embargo, es que el FMI está preparado para ayudar a las autoridades argentinas de la manera que consideren adecuada. Nos complacería tener la oportunidad de reanudar nuestro diálogo anual y entablar un diálogo de política económica más profundo con las autoridades para ayudarlos a lograr un crecimiento sostenible e inclusivo. Con respecto a los datos oficiales, diré que las autoridades han hecho avances para subsanar las deficiencias en la calidad de los datos oficiales sobre el PBI y el IPC.

Las materias primas

“Según nuestras proyecciones, los precios mundiales de las materias primas son débiles y permanecerán por debajo de los máximos registrados en 2011 por el futuro previsible. Los precios más bajos de las materias primas implican continuos desafíos para los exportadores netos de materias primas de América del Sur, que se verán reflejados, entre otros aspectos, en ingresos nacionales más bajos, disminución de la inversión y empeoramiento de los saldos fiscales”, dijo Christine Lagarde, directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional.

Sostiene que para restablecer el crecimiento y diversificar sus economías, los países de América Latina  deberían emprender reformas de gran alcance. “Me refiero a dos cuestiones en concreto: la brecha de infraestructura en la región sigue siendo significativa, y es necesario mejorar el capital humano”, agregó.
Aseguró que una economía más resistente, productiva y diversificada es sin duda un objetivo en el que vale la pena invertir.