• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“Estoy segura de que se hará justicia”

Tibisay Utrera, gerente de Cervecería Polar, fue amenazada por el sindicalista Frank Quijada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la gerencia de gestión de gente de Cervecería Polar Planta Los Cortijos, Tibisay Utrera es la única mujer. Con 32 años de servicio en la empresa en el área de recursos humanos, enfrenta el acoso y amenazas de Frank Quijada, secretario general del sindicato de la planta.

“En marzo pasado, una Corte de Primera Instancia en Caracas sentenció a Quijada como culpable por difamar públicamente en forma agravada a mí y a mi compañero de trabajo Carlos De Lima. Fue condenado a 2 años de cárcel, una multa de 200 UT y otras penas accesorias”, explicó Utrera.

Ambos gerentes demandaron a Quijada por las declaraciones de mayo de 2013 a YVKE Mundial señalando, sin prueba alguna, a Utrera y De Lima como autores de supuestas amenazas de muerte en su contra. Quijada apeló el pasado 26 de junio ante la Sala 7 de la Corte de Apelaciones del Área Metropolitana de Caracas, alegando que no era suya la voz difundida en la radio. La corte ordenó un nuevo juicio.

“Estoy convencida de que la verdad prevalecerá y se hará justicia”, sostuvo Utrera, quien ha sido objeto de amenazas de miembros del sindicato a instancias de Quijada. “En la puerta de mi oficina han colocado comunicados y notas con apelativos como 'Tibisay rata' o 'mala madre' y otros innombrables por su vulgaridad”.

La situación ha afectado a sus padres, ya ancianos, hermanos y a su hijo de 16 años. “Si salgo de la oficina o a comer lo hago acompañada. La presión de los últimos meses alteró mi salud emocional. Ahora no tengo miedo y defenderé mi derecho sin importar el tiempo que se lleve”.

El 30 de junio, 500 trabajadoras de Polar se concentraron a las puertas de la empresa para apoyar a Utrera y rechazar el acoso del sindicalista. El próximo martes es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer acordado por la ONU en 1999.