• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

"En la reunificación de la República no se puede aplicar el modelo actual de descentralización"

El diputado de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional cree firmemente que el nuevo paso es la instauración del modelo comunal como alternativa a la sociedad capitalista. De esta manera se estaría consolidando el socialismo del siglo XXI, pero aclara que esta es una revolución pacifica que toma su tiempo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hugbel Roa, diputado de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, cree en un Estado comunal que garantice que el proceso productivo esté guiado en beneficio de la colectividad y no de monopolios privados, que restan riqueza y cercenen la redistribución de los recursos.

Dice que siente más confianza en la administración de recursos por parte de los consejos comunales que de los alcaldes y gobernadores. El hecho de que exista un Fondo de Desarrollo Nacional es garantía de que en caso de que la economía se vea afectada por la crisis mundial, opere como un mecanismo de estabilización que contribuya a evitar la recesión económica, afirma.

—Pareciera que el presupuesto de la nación se ha convertido más en un requisito legislativo que en un ejercicio fiscal sincero y ordenado.
—Primero, el presupuesto está adaptado a una realidad macroeconómica nacional e internacional. Hay muchas quejas, sobre todo de la oposición que señala que no se debe calcular el barril de petróleo en 55 dólares. Quizá no  entienden que hay una realidad en los mercados y la volatilidad de la crisis del capitalismo puede trastocar el precio del crudo, por lo cual la nación ha sido comedida al hacer este cálculo.

—Pero en la realidad los créditos adicionales terminan desvirtuando toda la planificación.
—Hay que recordar que el presupuesto se elabora con base en un ingreso estimado. Así, lo peor que puede pasar es que se produzca una caída intempestiva y se desordene la planificación, por lo que sería necesario ir a buscar endeudamiento. Es mejor ser cauteloso para cubrir las deficiencias que se vayan presentando en el ejercicio fiscal.

—¿Por qué está de acuerdo conque el Fonden, entre otros fondos, se use discrecionalmente?
—Esto pasa por varios elementos. El primero es entender que en la reunificación de la República no se puede aplicar el modelo actual de descentralización, y para eso los planes de desarrollo deben ser integrales. Muchos gobernadores y alcaldes de oposición afirman que no les llegan los recursos, pero sí les llegan. Si se planifica un ferrocarril que pasa por varios estados lo lógico es que sea un Estado fuerte el que adjudique los recursos y no que se diseminen entre alcaldías y gobernaciones. Otra manera de hacerlo es que los recursos lleguen a través de los consejos comunales.

—Hay un mandato presidencial para impulsar la economía comunal. ¿En cuánto tiempo podría implantarse ese modelo?
—Esto es una revolución pacífica y por tanto este mandato puede tardar, y el modelo comunal trasciende lo económico. Cuando hablamos del modelo comunal entendemos que abarca calidad de vida de un ciudadano junto con la capacidad de producir de esas comunas. La manera de interpretar la distribución de la riqueza nacional es un concepto del desarrollo del socialismo en el que el pueblo sea la prioridad dentro de una economía productiva.

—El presidente Hugo Chávez se queja de que cada vez que se rescata una industria o se inaugura alguna socialista, está rodeada de un ambiente capitalista. ¿Por qué sucede esto?
—Estamos instrumentando un desarrollo económico que sigue estando dentro de un modelo capitalista a pesar de los esfuerzos. Si, efectivamente las empresas nacen y tienen vicios capitalistas por eso son necesarios los consejos de los trabajadores. Que se haga cogestión y que esa industria impacte directamente en la calidad de vida de los trabajadores y de la comunidad que está a su alrededor. Por eso, algunas que se han recuperado como Lácteos Los Andes no sólo han impactado positivamente a los trabajadores, sino que la gestión social está en todo su entorno. Ese es el gran ejemplo de una empresa socialista.

—¿Cuál será la próxima cadena de distribución que debería tomar el Gobierno?

El próximo paso sería mejorar las cadenas de distribución de productos del campo al consumidor, y en eso se trabaja con los consejos de campesinos y los consejos comunales a través de créditos para que puedan mejorar la distribución y sacar las cosechas a tiempo.

—¿No cree que ya se ha malgastado mucho dinero?

Por el contrario, la inversión de 500 millardos de dólares no es gasto público sino inversión social que ha llevado a Venezuela a convertirse en una pequeña potencia a escala  mundial.

—¿No le aburre ir a las sesiones solamente a levantar la mano y aprobar créditos adicionales?
—No solamente vamos a levantar las manos. Discutimos los créditos, debatimos dos modelos en contraposición, explicamos en qué se invierten y a qué van destinados, y desmontamos un guión que tiene la oposición venezolana y que utilizaba para descalificar la revolución bolivariana.

—¿Qué podría mejorarse en la labor legislativa de la Comisión de Finanzas?
—Nosotros no sólo hemos venido trabajando con la ley de presupuesto y la ley de endeudamiento, sino que también tenemos la ley antimonopolio y la revisión de lo que se va a hacer con otras legislaciones que aplican al sector financiero. Estamos en permanente discusión de todo lo que es la estructura económica del país acorde con los lineamientos del partido.

—¿Vendrán más leyes para el sector financiero?
—Siempre que el pueblo las requiera, las impulsaremos.

—¿Ha tomado en cuenta lo que podría pasar si los precios del petróleo bajan más de lo previsto?
—Si. Por eso se hace un cálculo con un precio modesto. Ahora está en 102 dólares el barril, pero puede caer si la demanda no se incrementa o se mantiene, y sabemos de la crisis que viven los países europeos y los grandes consumidores de hidrocarburos. Por eso se hizo ese cálculo del barril, lo que deja un colchón.

—Pero esa subestimación del precio es para que el excedente vaya al Fonden.
—No. No se utiliza como estrategia del Fonden, se maneja para estar precavidos ante cualquier situación que se presente. Ese fondo se alimenta preferiblemente con recursos extraordinarios y a la hora de caer los precios del crudo, si tiene recursos, pudiera auxiliar la economía nacional porque prácticamente es un fondo de estabilización.

—¿Qué le preocupa más: el endeudamiento, la inflación o el crecimiento?
—A nosotros nos preocupa la inflación. El endeudamiento es manejable; la inflación nos preocupa a pesar de que la debemos seguir bajando para llevarla a un digito y qué mejor manera que seguir fortaleciendo el aparato productivo nacional. Por eso invitamos a los empresarios serios y responsables y que no se presten al sabotaje a desarrollar las potencialidades para ser menos dependientes y no tener que utilizar las divisas en productos que a diario debe consumir el venezolano. Debemos producir más pollo, carne, huevos y leche, por ejemplo.

—¿Por qué es tan necesaria la Ley de Endeudamiento Complementario?
—Esta ley ha logrado mejorar nuestra capacidad para endeudarnos, el mismo sistema financiero nacional termina absorbiendo esa capacidad y nos permite reducir a la mitad el endeudamiento externo, y darle un mayor uso al interno.

RECUADRO

Ley antimonopolio
es sólo para privados

Hay una demora para crear la ley antimonopolio, asegura el diputado Hugbel Roa, de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional. “Su esencia es evitar que cualquier grupo, asociaciones o corporaciones puedan tener capacidad de crear monopolios en el país, eso permitirá seguir profundizando la democratización de la economía nacional”. Niega que el Estado monopolice una gran cantidad de insumos estratégicos como el agroalimentario.
“El Estado se lo reserva para garantizar la alimentación de los venezolanos”. No tiene problemas en reconocer que la ley antimonopolio está dirigida al sector privado porque busca establecer reglas de juego claras para impulsar la economía nacional. “Es un complemento de la Ley de Costos y Precios Justos, del Indepabis, de la Superintendencia de Costos, entre otros”.

EL PERFIL

Abogado y politólogo de la Universidad de los Andes, Hugbel Roa tiene una especialización en economía internacional en la Universidad de Salerno, Italia, y estudió políticas públicas en España. Ha sido defensor nacional del pueblo en materia de juventud y fue viceministro de Asuntos Estratégicos del despacho de la Presidencia.

        
Epígrafe: “Estamos instrumentando un desarrollo de la economía que sigue estando dentro de un modelo capitalista a pesar de los esfuerzos”