• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Nelson Merentes: “Las reservas operativas estarán fluctuando entre $ 2 y $ 5 millardos”

Nelson Merentes, presidente del Banco Central de Venezuela / Maickol Ibarra / El Nacional

Nelson Merentes, presidente del Banco Central de Venezuela / Maickol Ibarra / El Nacional

El presidente del Banco Central de Venezuela dijo que el gasto público del próximo año será similar al de 2012

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El aumento del gasto público no es un asunto que preocupe al presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes. Reconoce que el próximo año el nivel será muy parecido al de 2012, pero que aun así la inflación no se verá afectada, y asegura que en dos años estará en un dígito. Niega que haya una devaluación en 2013 y afirma que el instituto emisor no necesita una nueva emisión de bonos.

—¿Cuándo devaluará el Gobierno?

—No es un tema que se esté conversando. Lo que sí puedo asegurar responsablemente es que ni el Ejecutivo ni el BCV estudian una devaluación

—¿En el Ejecutivo? ¿Pero la política cambiaria no es potestad del BCV?

—Se comparte con el Ejecutivo nacional.

—¿Han estudiado un mecanismo alternativo menos restrictivo o legalizar el paralelo?

—En Venezuela se otorgan más de 30 millardos de dólares anuales, y eso es ejemplo de que no hay ninguna política restrictiva. Ciertamente los viajeros tienen algunas dificultades para salir, pero yo comparto que siga el control de cambio. De aquí se fugaron de manera drástica miles de millones de dólares y no fueron a inversión ni fueron los viajeros. Eso aún pudiese estar presente y hay que evitarlo. Todo es perfectible y los mecanismos se deben seguir evaluando.

—¿Reconoce que existe un mercado negro de divisas?

—Yo nunca lo he utilizado

—¿Quiere decir que sí existe?

—Si no existiera un mercado negro no hubiese una ley que lo prohíba.

—¿Con cuántos recursos cuenta la nación como para evitar una devaluación?

—Los precios del petróleo para el cierre de este año promediarán 100 dólares el barril. Con la efervescencia de la crisis europea y los problemas de la economía estadounidense los recursos que tendremos en 2013 serán muy parecidos a los que hemos tenido en 2012.

—¿Quiere decir que los fondos paralelos como el Fonden continuarán siendo utilizados discrecionalmente?

—El Fonden seguirá existiendo al igual que todos los convenios que se hagan… Además, el Fonden y el Fondo Chino pueden venderle dólares al BCV si considera que necesita bolívares para pagar los proyectos que se llevan a cabo en Venezuela. Todavía quedan muchas iniciativas sociales que atender a través del Fonden.

—¿Puede aclarar por qué el BCV decidió vender lingotes de oro?

—Venezuela tenía acumuladas 357 toneladas de oro. Desde 1980 se vendía oro no monetario porque se podía monetizar a precios del metal no monetario. Siempre se ha vendido oro en este país. A partir de 2009 cambiamos el esquema y en vez de vender el oro completo acumulamos reservas, es decir, hacemos las dos cosas. Desde 2009 hasta ahora hemos acumulado 9 toneladas de oro monetario y al cierre de julio de 2012 teníamos 366 toneladas.

—¿Cómo?

—Vendimos cuatro toneladas de oro monetario que lo estamos sustituyendo por el oro que estamos refinando en Guayana. De las cuatro toneladas que vendimos ya dos están en las reservas y cuando concluyamos el ejercicio fiscal tendremos todo recuperado. La operación se hace para aprovechar el alza del precio del metal y generar ganancia.

—¿Esta operación tiene relación con la caída de las reservas operativas?

—No tiene nada que ver con eso. Se viene haciendo desde 2009.

—¿Y cómo van a hacer para subir las operativas?

—El concepto que estamos trabajando establece que las reservas operativas estarán fluctuando entre 2 millardos y 5 millardos de dólares. La razón obedece a que cuando se tienen reservas líquidas y se colocan en bancos extranjeros los intereses que se obtiene son muy bajos. De allí que es preferible tomar otro tipo de decisiones.

—Pero ante el incremento del gasto público esa cantidad de reservas operativas no parecen alcanzar, las importaciones suben a un ritmo trimestral de 20%.

–Eso está en equilibrio. Nunca hemos dejado de pagar importaciones, ni nuestra deuda externa ni de honrar nuestros compromisos en dólares.

—¿Qué traerá de nuevo el Presupuesto 2013?

—El Ejecutivo y el BCV trabajamos los aspectos técnicos.

—Pero reducir la inflación no es sólo labor del Comité Un Solo Dígito, debe haber otros actores como los privados.

—Sin importar por quién votó cada quien en estas elecciones tenemos que trabajar para reducir la inflación a un digito; es por el bienestar de todos y en particular de los que menos tienen… El BCV hará el esfuerzo para recibir a los inversionistas y empresarios.

—¿Y a los opositores también?

—Me refiero a que si un empresario votó en contra del presidente Hugo Chávez y quiere que su empresa esté más sólida y el país esté mejor, yo mismo me comprometo a recibirlo, aunque no sea competencia mía.

—¿Hasta cuándo tiene bonos el Sitme para las subastas diarias?

—Tenemos un portafolio de inversiones por un determinado tiempo. En todo caso el Sitme se alimenta de varias fuentes: del stock del BCV, empresas privadas y organismos públicos. El BCV no necesita para su portafolio.

—¿Quiere decir que no necesitan de la próxima emisión de bonos?

—-A nosotros no nos corresponde tomar esa decisión sino al Ejecutivo. En el banco contamos con suficientes títulos.