• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“Nos hemos quedado con muy pocas industrias y sin reservas”

Se prohíben las prácticas de fijación indiscriminada de precios y limitación injustificada de la producción | Foto Archivo El Nacional

Industriales piden que se paguen las deudas a los proveedores | Foto Archivo El Nacional

El nuevo presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, propone vías para reindustrializar el país   

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“En los últimos 15 años la política económica venezolana ha privilegiado importaciones a tasas de cambio subsidiadas en perjuicio de la producción nacional, que también ha estado impactada por expropiaciones y nacionalizaciones, y por un control de precios que en muchos casos ha  ahogado a las empresas”, afirmó el nuevo presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, en la asamblea por el 45 aniversario del gremio.

Recordó cómo la renta petrolera ha sido utilizada para generar desarrollo en otros países, en detrimento de Venezuela: “El resultado para nosotros ha sido quedarnos con muy pocas industrias que trabajan a 50% de su capacidad instalada por falta de materias primas, sin reservas internacionales y con un éxodo de talento, algo propio de un país en guerra y contrario a lo que ha sido nuestra historia contemporánea”.

Desde hace tres años Conindustria ha demarcado la ruta que se debería seguir para tener en 2025 un país industrializado, con más de 15.000 fábricas, creando empleos productivos y generando internamente la mayor parte de los bienes y servicios que requiere el consumidor. En este congreso anual los participantes profundizaron en los lineamientos de La Ruta: Visión Venezuela Industrial 2025.

Olalquiaga añadió que para reindustrializar el país se debe comenzar por pagar la deuda a los proveedores internacionales para reanudar los pedidos de materia prima y reactivar todas las líneas de producción. También es necesario restituir la productividad de las empresas estatizadas que surten a otras industrias locales, tal es el caso de la Siderúrgica del Orinoco. Otro requisito es eliminar el control de precios para estimular la competitividad.

Indicadores no muy buenos. El presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, indicó que si el gobierno le hubiese prestado atención a las advertencias de los empresarios los indicadores económicos no estarían tan mal ni las empresas estuvieran atravesando un cierre técnico. “Se mantienen con la santamaría abierta pero produciendo muy poco”.

Alertó que a pocos días del término del segundo trimestre del año se registra una caída del producto interno bruto de 6%  y podría finalizar el año con una contracción de 14%. “Estamos a las puertas de una hiperinflación y no se vislumbran cambios en las políticas económicas”, expresó.

Roig señaló que la ausencia de cifras oficiales no esconde la severa crisis económica que vive el país. Consideró que el anunció de la realización de la primera subasta es positivo, pero recordó que esta pendiente por cancelar la de noviembre.