• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“Si el pueblo consiguiera comida no nos comprarían a nosotros”

 Buhoneros afirman que mucha de la mercancía que comercializan se la compran a revendedores | Foto Archivo El Nacional

Buhoneros afirman que mucha de la mercancía que comercializan se la compran a revendedores | Foto Archivo El Nacional

Los comerciantes informales deberán vender antes del 1° de noviembre los productos prohibidos que tienen, si no serán sancionados   

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En los puestos de los vendedores informales en Petare y Quinta Crespo no ha habido cambios en lo que va de semana. A pesar de que el lunes se publicó en la Gaceta Oficial N° 40526 una larga lista de productos que no pueden vender, los buhoneros siguen comercializando alimentos, cuadernos, artículos de primera necesidad y comida para animales.

Las instrucciones que han recibido los comerciantes de Petare, por funcionarios de la Superintendencia Nacional de Precios Justos que los han visitado, es que para evitar sanciones tienen que vender antes del 1° de noviembre la mercancía de la que disponen, y no hasta que agoten la existencia, como se les había notificado previamente.

Pero ante la interrogante de qué harán el mes que viene, los comerciantes no tienen una respuesta clara. “Eso es lo que queremos saber nosotros, a qué nos vamos a dedicar. Entendemos que hay productos con los que sí se abusa con el sobreprecio, pero cómo es posible que nos prohíban vender tantas cosas, ¿hasta con el alpiste se van a meter?; es una locura”, expresa Yamilet, propietaria de un puesto de comida para animales en Petare.

La queja por la cantidad de productos que limitaron también la comparten en Quinta Crespo. Vanessa, dueña de un puesto cerca del mercado municipal, considera absurdo que en la lista se incluyan tomates y papas. “¿Qué nos van a decir, que lo vendemos más caros? Todos saben que esas cosas las vendemos más económico que en un supermercado. Mientras nosotros te vendemos el kilo de tomates en 40 bolívares, en otros lugares está al doble”.

Afirma que el gobierno no está atacando la raíz del problema. “Es claro, si el pueblo consiguiera comida no nos tendrían que comprar a nosotros. Pero desde cuándo están diciendo que van a llenar los anaqueles, y nada que cumplen”. En su puesto un kilo de harina de maíz se vende en 40 bolívares y un litro de aceite en 100 bolívares.

En Quinta Crespo no han sido inspeccionados por la Sundde, pero el domingo funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana revisaron los puestos y decomisaron la comida y los productos de higiene personal que estaban vendiendo, afirmó otra  comerciante, que prefirió no ser identificada. “Llegaron a mediodía, se llevaron todo lo que teníamos en exhibición y no nos pagaron nada”, agregó.

Marlene, otra vendedora, señaló que es imposible que vendan los productos al precio regulado. “Nosotros cobramos por el tiempo que pasamos buscando la mercancía. Hacemos nuestras colas para comprar las cosas. Además, mucho de lo que vendemos nosotros se lo compramos a revendedores; no lo podemos vender al mismo precio”.