• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Por primera vez paran operaciones en CVG Bauxilum por falta de insumos

CVG Bauxilum

La emergencia fue decretada el jueves a las 3:00 am

Escasez de repuestos, altas deudas por cobrar y el endeudamiento sostenido han incidido desde 2007 en la producción de alúmina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La escasez de polímeros, usados para la refinación de la alúmina, obligó a la paralización de la última etapa que estaba operativa en CVG Bauxilum, el primer eslabón de la cadena de producción de la industria del aluminio.

Los técnicos decretaron la emergencia el jueves en la noche y el viernes a las 3:00 de la mañana comenzaron el barrido de las tuberías para iniciar una parada de planta controlada.

CVG Bauxilum trabaja con gas, vapor, soda cáustica, electricidad y bauxita. Su producto, la alúmina, es la principal materia prima para la fabricación de aluminio primario en CVG Alcasa y CVG Venalum, las dos reductoras del país.

Los trabajadores afirmaron que es la primera vez que la planta se paraliza por escasez de alguno de los insumos. Todas las paradas se habían hecho por mantenimiento programado, pero se garantizaba el funcionamiento de la segunda etapa de producción.

Un técnico, que pidió no citar su nombre, dijo que no saben cuándo llegará el cargando de polímeros.

 

En picada. Si la productora de alúmina CVG Bauxilum no mejora su ritmo productivo, al cierre de 2012 habrá elaborado 837.000 toneladas de alúmina, 41% de su capacidad de diseño (2 millones).

El secretario de organización del Sindicato de Trabajadores de la Alúmina, José Luis Morocoima, declaró que hay un retroceso de 20 años y una caída de 33% con respecto a 2011, cuando se refinó 1.265.530 toneladas de alúmina, según la Memoria y Cuenta del Ministerio de Industrias.

La escasez de repuestos, altas deudas por cobrar y el endeudamiento sostenido de la empresa han afectado desde 2007 la producción de alúmina, la principal materia prima para la fabricación de aluminio en el país.

Debido a las fallas en las operaciones, CVG Alcasa y CVG Venalum han pospuesto los planes de incorporación de celdas con los que, se supone, la industria mejoraría su rendimiento.

Bauxilum trabaja con una de las dos etapas y no hay garantía –de continuar la crisis de la compañía-, de suministrar un porcentaje mayor de materia prima a las empresas hermanas si el Ejecutivo no invierte en el próximo trimestre.

 

A la mitad. En las minas de Pijiguaos, en el suroeste del estado Bolívar, la situación de Bauxilum es parecida. “Cada día esto está peor”, aseveró el secretario general de Sindicato de Trabajadores de Bauxilum, Edgar Valentine.

La operadora de bauxita se encarga de la explotación de yacimientos del mineral con una capacidad instalada para 6 millones de toneladas métricas anuales, pero desde 2010 no producen más de 50%.

El secretario general del Sindicato de Profesionales de Bauxilum, Antonio Rivas, indicó que mientras Alcasa y Venalum no cancelen la deuda cercana a 400 millones de dólares, les será imposible –en los meses subsiguientes – asegurar el flujo de caja para garantizar la nómina.

En los últimos dos años la caída en la extracción en las minas ha obligado a la empresa a importar bauxita a través de la transnacional Glencore, para asegurar la producción de alúmina en Ciudad Guayana.