• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

El paralelo continúa en alza y se cotizó en 421,45 bolívares por dólar

En el Simadi, el dólar promedia 170 bolívares | Foto AFP / Archivo

La brecha con el Cencoex se amplió 6.589,6% | Foto AFP / Archivo

El Banco Central de Venezuela y el Ministerio de Finanzas no han ofrecido información para calmar al mercado 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La cotización del dólar paralelo continúa en ascenso y ayer superó la barrera de 400 para colocarse, al cierre de esta edición, en 421,45 bolívares por dólar, lo que marca una cifra récord en el precio de la divisa estadounidense con respecto a la moneda nacional.

Ni el Banco Central de Venezuela, encargado de la protección de la moneda, ni el Ministerio de Economía, Finanzas y Banca Pública, que dicta las políticas económica, han ofrecido información para calmar el mercado.  

Cuando Nicolás Maduro asumió la Presidencia de la República el 19 de abril de 2013, el tipo de cambio paralelo estaba en 24 bolívares por dólar. Dos años más tarde el valor de la divisa se ha incrementado 1.656%.

El diferencial cambiario entre la divisa paralela y el tipo de cambio del Centro Nacional de Comercio Exterior (6,30 bolívar por dólar) es de 6.589,6%. Si se compara con la cotización del Sistema Marginal de Divisas, que cerró ayer en 199,7 bolívares, la brecha es de 111%.

El economista Luis Vicente León aseguró que el dólar paralelo sigue aumentando “porque los precios en bolívares son incontenibles y pulverizan el valor de la moneda” y “porque el mercado percibe que el gobierno está perdido con relación a las medidas necesarias para rescatar equilibrios”.

 También sube, según León, “porque no hay confianza en las autoridades monetarias y por ende en el bolívar como reserva de valor”. Debido a que las asignaciones oficiales a las empresas y particulares "cayeron drásticamente, los tenedores de bolívares buscan cambiarlos a cualquier precio", agregó.

El economista también alertó, a través de su cuenta de Twitter, que “si el gobierno no toma medidas urgentes de ajuste cambiario racional, el país va como una locomotora a cuatro dígitos de inflación en 2016”.

Aseguró que prohibir la publicación del tipo de cambio negro es tan eficiente para resolver el problema como no publicar los datos de inflación del BCV. “El modelo económico es malo y también hay manipulación. El bebé que es llorón y la mamá que lo pellizca”.

El también economista Asdrúbal Oliveros indicó que el principal inconveniente es que no hay un mercado con oferta de divisas. “Si el Simadi hubiese funcionado, hoy esto no estaría sucediendo”, señaló.

Oliveros apuntó que el sector privado recibe 65% menos divisas que en 2014 y esa es otra de las causas por las cuales debe acudir al paralelo, que también está seco de divisas. “Hay un altísimo grado de irresponsabilidad en el gobierno venezolano por no establecer una política cambiaria creíble”

Déficit público. “El Banco Central de Venezuela está monetizando el déficit de manera increíble” al elevar el financiamiento de Pdvsa (que paga los gastos del gobierno), que en el primer trimestre de 2015 creció 36%”, declaró a la AFP el economista Orlando Ochoa.

Aseguró que la creación de bolívares se ha convertido en combustible para la inflación y para el aumento del mercado negro, pues “hay una inundación de bolívares en el paralelo, hay poca oferta de dólares y el Banco Central está financiando a Pdvsa”. 

Barclays Capital señala en su informe que dada la resistencia del gobierno a devaluar la moneda, el déficit del sector público puede alcanzar 30% del producto interno bruto en 2015. Aseguran que en medio de un shock petrolero las autoridades continúan otorgando divisas a 6,30 bolívares por dólar. Esta decisión está forzando al gobierno a monetizar una gran proporción de su déficit que se hace a través de los préstamos que el BCV ha estado concediendo a Petróleos de Venezuela. Prevén que el gobierno podría monetizar (imprimir dinero inorgánico) alrededor de 20% del PIB.


Depreciación en la frontera
ELEONORA DELGADO

El valor del bolívar en frontera continúa depreciándose. En lo que va de semana, la moneda venezolana perdió 20% debido a la gran cantidad de bolívares que han llegado y su poca demanda.

El presidente de la Asociación de Operadores Cambiarios en la Frontera, Óscar Sánchez, declaró que el lunes el cambio se situó en 8 pesos por bolívar para la compra y 9 pesos por bolívar para la venta, y el jueves en la tarde estuvo en 7 y 7,50, respectivamente.

Añadió que los operadores cambiarios no están autorizados por el Banco Central de Venezuela para efectuar transacciones con dólares por lo que las operaciones se limitan a la compra-venta de pesos y bolívares.

Algunos visitantes del comercio en Cúcuta, Colombia, señalaron que en los establecimientos no estaban recibiendo la divisa venezolana por la rápida desvalorización que ha registrado en las últimas horas, así que quienes requieren hacer alguna compra deben cambiar la moneda.

“Nadie está recibiendo bolívares ni acá ni allá porque nadie va a arriesgar su dinero”, afirmó uno de los operadores consultados.