• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

En mayo la ocupación hotelera llegó a 36,6% la más baja en 14 años

Si continúa la tendencia, la ocupación estará alrededor de 30% | Foto Archivo El Nacional

Si continúa la tendencia, la ocupación estará alrededor de 30% | Foto Archivo El Nacional

El presidente de Fenahoven indicó que el tráfico de huéspedes corporativos descendió también por la reducción del horario laboral de los organismos públicos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En febrero, el Ministerio de Energía Eléctrica ordenó a los usuarios, cuyo consumo era superior a 100 kilovatios, cumplir con la resolución publicada en la Gaceta Oficial 39694 en 2011, según la cual debían autogenerar su electricidad en las horas de más demanda. Dos meses después, exigió a los grandes usuarios públicos y privados, como los centros comerciales, hoteles e industrias, ampliar los horarios de autogeneración de cuatro a nueve horas diarias. La situación se complicó porque las plantas eléctricas con las que contaban eran solo para cubrir emergencias.

Una vez levantado el racionamiento eléctrico, el lunes pasado, el gobierno redujo el horario de autogeneración de energía a cuatro horas diarias para los grandes consumidores.

José Alberto Núñez, presidente de la Federación Nacional de Hoteles de Venezuela, indicó que la implementación de la medida tuvo un impacto negativo para el sector. Una de las consecuencias fue que el número de huéspedes, que ya estaba en descenso por la crisis económica, tuvo una severa caída en mayo. “La ocupación hotelera promedio en todo el país fue de 36,6% en el quinto mes del año, la más baja desde 2002”, dijo.

Indicó que en enero, el total de los 411 hoteles que agrupa al gremio registró una ocupación de 53,14%, lo que representa un descenso de 2,77% con relación a igual fecha de 2015. En febrero la caída fue de 13,1%, en marzo 13,3%, abril 14% y en mayo casi se duplica: 26,1%.

Núñez añadió que el racionamiento de energía afectó la operatividad general de los hoteles que no contaban con planta eléctrica. “Se tuvieron que apagar por nueve horas y trabajar a oscuras”. Señaló que no había agua porque no funcionaban las bombas, tampoco aire acondicionado, ascensores, centrales telefónicas y hasta cerraron los restaurantes.

En los hoteles que sí tenían planta hubo mucha angustia porque la capacidad era insuficiente para trabajar las nueve horas continuas. “Algunos hoteles alquilaron otra planta y otros construyeron depósitos para almacenar gasoil. Mientras que en los estados fronterizos tuvieron que solicitar la aprobación de los militares para poder transportar el combustible”.

Además, se incrementó el costo del mantenimiento de las plantas. Antes de la medida solo se requería verificar que las plantas funcionaran, pero al aumentar su uso comenzaron a presentar fallas y demandar reparaciones mayores. “El parque de plantas existente no tenía capacidad para trabajar por tantas horas ni por tanto tiempo”, aseguró.

Núñez agregó que también impactó negativamente en la ocupación, la restricción del horario de trabajo de los organismos públicos a solo dos días a la semana, porque declinó la cantidad de huéspedes corporativos que se movilizaron a las ciudades para gestionar trámites oficiales.

“62% de la ocupación de los hoteles la representan los huéspedes corporativos  y el 38% restante son los que se hospedan por turismo, recreación o actividad comercial”, apuntó.

La expectativa para la temporada escolar no es positiva: Si continúa la tendencia la ocupación estará alrededor de 30%.

CIFRA
30% fue la ocupación media hotelera en el estado Mérida en el quinto mes de este año, mientras que en enero estuvo en 56%, según cifras de Fenahoven