• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

A un año de negociaciones con las aerolíneas, el país corre riesgo de aislarse

FOTO ARCHIVO EL NACIONAL

FOTO ARCHIVO EL NACIONAL

Profesores, médicos y empresarios no han podido asistir a congresos o cursos ni traer invitados especiales 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A un año de que se iniciaran las negociaciones con las aerolíneas internacionales por la elevada deuda –4,1 millardos de dólares– que el gobierno mantiene con estas empresas y que les impide hacer las repatriaciones de ganancias a sus casas matrices, la situación no ha mejorado.

Los hechos hablan por si solos: la frecuencia de vuelos semanales al exterior se ha reducido 58,5%. El año empezó con 352 vuelos semanales disponibles para diferentes lugares del mundo y siete meses y medio después la oferta es de 146 vuelos. También se han perdido asientos. De 57.105 que se disponían ahora hay 27.310, lo que representa una caída de 52,1%, según la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela.

Diciembre fue el último mes en el que la conectividad de Venezuela con el resto del mundo mantuvo su ritmo habitual. A partir de enero comenzaron las primeras reducciones. Compañías como Air Canadá y Alitalia optaron por suspender operaciones en Venezuela, aunque esta última tiene previsto regresar. Otras como Lufthansa interrumpieron la venta de boletos y American Airlines disminuyó de manera drástica su frecuencia a 79,1%.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) ha exigido en varias oportunidades al gobierno venezolano que emprenda acciones concretas para permitir la repatriación. Su presidente, Tony Tyler, ha advertido sobre las consecuencias que tendría para el país que no se cancele la deuda. “Venezuela corre el riesgo de desconectarse de la economía global”, expresó.

La falta de disponibilidad de boletos para destinos internacionales ha incidido en todos los ámbitos, no solo el turístico. Educadores, médicos y empresarios resienten los problemas suscitados con las líneas aéreas por la falta de pago. Olga Ramos, presidente del Observatorio Venezolano de Educación, afirmó que para un profesor adquirir e intercambiar conocimientos con sus homólogos de otros países es fundamental.

“Una de las vías para la actualización del saber, la más rica y basta, es poder aprender de otros, viajar para formarse en una universidad extranjera, integrar grupos internacionales de trabajo, presenciar la ejecución de nuevas técnicas y conocer la tecnología e investigaciones de punta que utilizan en otros países en  las diferentes áreas. Sin embargo, la restricción de boletos limita esa posibilidad a los educadores”, dijo.

Cristian Puig, secretario general de la Universidad Simón Bolívar, señaló que tampoco pueden invitar figuras del ámbito académico o investigadores de talla mundial porque no hay boletos o los disponibles son extremadamente costosos para las universidades. “La situación repercutirá en la formación de los estudiantes. Un profesor actualizado y al tanto de los avances en las investigaciones, que haya compartido con investigadores, observado técnicas y logros contará con preparación mas valiosa para compartir con sus alumnos”.

Aislados de la Medicina. Otro de los sectores afectados por la reducción de frecuencias y asientos de las líneas aéreas internacionales es el de la salud. La presidente del Colegio Médico del estado Zulia, Dianela Parra, indicó que la imposibilidad de viajar al extranjero les impide hacer cursos de actualización y de perfeccionamiento médico.

“Por el constante avance científico y tecnológico hay que participar en congresos y conferencias, de otra manera te quedas atrás”, agregó Parra. Afirmó que a los médicos les está resultando casi imposible asistir como expositor o asistente a los eventos internacionales.

En Venezuela, además, han tenido que suspender congresos de reumatología, medicina interna y neumonología, previstos para este año, por falta de boletos. “Si no puedes traer a los mejores de cada área incurrimos en una suerte de reciclaje del saber. Entre los especialistas nacionales intercambiamos conocimiento”.

Advirtió que con la imposibilidad de actualización en el exterior y de traer invitados del extranjero se está comprometiendo el avance de las ciencias médicas.

Negocios vía Skype
La videoconferencia a través de Skype es la alternativa de la que están echando mano los comerciantes y hombres de negocios venezolanos para no quedar aislados por la falta de boletos para viajar a  reuniones, mesas de trabajo o cierre de negociaciones. “Las herramientas tecnológicas son muy útiles, pero nunca se comparan con la experiencia vivencial”, aseguró. Mauricio Tancredi,  presidente de Consecomercio.

Refirió que los empresarios están luchando contra infinidad de inconvenientes y ahora se le suma la falta de pasajes para viajar al exterior, lo que les  genera severos problemas. Actualmente los proveedores están pidiendo el pago por adelantado de los pedidos y los importadores no pueden negociar condiciones cara a cara.  

Tancredi añadió que está intentando conseguir boleto para viajar a México y asistir al Congreso de Cámaras de Comercio de Latinoamérica y no lo ha logrado. Las alternativas son volar a ciudades de Centroamérica o a alguna isla del Caribe para hacer la conexión.

LAS CIFRAS
79,1% redujo American Airlines sus vuelos al país. De 48 semanales pasó a 10. La oferta representa 18,18% de los viajes entre Estados Unidos y Venezuela.

1 vuelo diario realiza Aerolíneas Argentinas desde el 8 de agosto hacia Venezuela con 1.190 asientos semanales. Hasta el 7 de ese mes efectuaba 5 vuelos semanales.

Agencias de viaje peligran por reducción de cupo aéreo
D.M.R.

La vicepresidente de la Asociación Venezolana de Agencias de Viajes y Turismo, Sandra González, informó que el sector está preocupado por el descenso en el cupo aéreo y en consecuencia en la venta de pasajes, su principal fuente de ingresos.

La suspensión de frecuencias aéreas y las restricciones en la disponibilidad de boletos de las aerolíneas internacionales está comprometiendo las operaciones de las agencias de viaje, advirtió.

Dijo que la venta de pasajes internacionales bajó 59% y los nacionales 29%. “Si nuestros ingresos dependen 80% de la venta de boletería y esta cayó casi 60%, hasta qué punto una empresa pequeña puede aguantar una situación de este tipo. Confiamos en una solución, pero necesitamos respuestas e inventario, de lo contrario no podemos seguir abiertos”, agregó.

González alertó que de mantenerse la situación a largo plazo no tendrán recursos para cubrir los gastos operativos y hay riesgo de que algunas empresas del sector cierren, en particular las más chicas. “Hemos recibido llamadas de varias agencias del país preocupadas porque mientras a las líneas aéreas no les permitan expender boletos no tienen qué ofrecer y por ende no venden nada".

Están en riesgo alrededor de 15.000 empleos directos y cerca de 250.000 indirectos. “Se está afectando toda la cadena que presta servicio a los viajeros y sus familiares”, indicó.

Aunque alrededor de 60% de las habitaciones de los hoteles del país están reservadas, y proyectan que al cierre de la temporada de vacaciones la ocupación estará entre 70% y 80%, las cifras corresponden a las tradicionales de esta época. Señaló que el actual volumen de compra de pasajes aéreos nacionales es el acostumbrado en el asueto escolar de agosto. Los destinos nacionales más solicitados  son Margarita y Mérida.

El ministro de Turismo, Andrés Izarra, informó que contempla la ejecución de 18 proyectos turísticos, la rehabilitación de los actuales y la construcción de 75.000 habitaciones en hoteles.