• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Las mudanzas internacionales se incrementaron 25% en 2012

Después del 7 de octubre se triplicaron las solicitudes de traslado de enseres a Miami, Panamá, Bogotá y Costa Rica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los venezolanos se están mudando a Miami, Panamá, Bogotá y Costa Rica atemorizados por la delincuencia y por inconformidad y desacuerdo con la política socialista del gobierno de Hugo Chávez. Este año se incrementó 25%, en promedio, el número de mudanzas internacionales en comparación con 2011, dijo Johnny Cipolletti, director de la empresa Venezuelan Internacional Packers.

En las últimas tres semanas, luego de los resultados de las elecciones presidenciales, la cifra de solicitudes de presupuestos para cambiarse de país se triplicó. “De recibir 4 solicitudes diarias hemos pasado a 12”, aseguró. Este año la empresa, con 32 años en el mercado, ha realizado 60 mudanzas internacionales cada trimestre. 40% de sus clientes son venezolanos, familias con vivienda en Panamá, Costa Rica o Miami, que habían planificado establecerse en esas naciones en caso de que no se produjera un cambio de gobierno.

Cipolletti agregó que el servicio comienza con la visita al domicilio del cliente, con el fin de evaluar el peso y volumen de la mudanza. “Los enseres de un apartamento pueden entrar en un contenedor de 40 pies. Por el traslado a Panamá se pagan 60.000 bolívares, aproximadamente, que incluye embalaje, encajonamiento, almacenaje y servicio de aduana. Adicionalmente, el cliente tiene que cancelar 6.000 dólares, al cambio en bolívares, por concepto de flete de transporte y servicio a destino. Si la mudanza es a Miami el flete es menor, 4.000 dólares”.

El directivo dijo que desde febrero han regresado al país familias españolas que por la crisis económica europea no pudieron establecerse como deseaban. Igual sucedió con venezolanos que emigraron a Estados Unidos y se quedaron sin capital.

El 60% restante de la clientela lo constituyen funcionarios diplomáticos que trabajan en embajadas o consulados y profesionales expatriados que laboran en empresas extranjeras, que por lo general permanecen tres años en el país.

Cipolletti advirtió que la mudanza internacional debe incluir seguro de carga. El transporte –que puede ser terrestre, aéreo o marítimo- acepta el traslado de mascotas y vehículos, excepto a Estados Unidos que no lo permite.

Unos se van, otros llegan

La gerente de ventas de Clover Internacional, Tania Tomadin, indicó que este año han emigrado más familias al extranjero que en 2011, particularmente entre junio y septiembre época en la que finalizó el año escolar y los padres concretaron el comienzo de una nueva vida en otro país.

Añadió que han atendido varios casos en los que el esposo se queda trabajando en el país y envía a la familia al extranjero para preservar su seguridad. “Nosotras somos como unas psicólogas. Escuchamos la historia de la familia y la causa de la mudanza, por lo general lloran y se entristecen al pensar que ya no estarán con el resto de sus familiares y amigos. Cuentan que le secuestraron o asesinaron un hijo, la madre o el padre, o que han sido victimas del hampa en varias oportunidades y ya no quieren seguir expuestos”.

Los destinos más solicitados para sus servicios de mudanza son Miami, Panamá y Bogotá. La gerente refirió que están promoviendo la mudanza a través del traslado aéreo para evitar la congestión de barcos que se padece en los puertos marítimos nacionales y la infinidad de dificultades que afrontan para movilizar la carga, procedimientos que terminan encareciendo significativamente el traslado y retrasando la entrega.

También atienden solicitudes de extranjeros de tercera edad, en su mayoría europeos, que se establecieron en Venezuela después de la guerra y ahora huyen de regreso a su país natal para vivir de su pensión en paz. “Les encanta estar aquí, se sienten venezolanos y se devuelven casi llorando”, afirmó. Igualmente han atendido a personas que llegan al país, procedentes de Brasil, Francia, Nigeria y España
Tomadin calculó en 10.000 dólares el envío a Miami de 30 metros cúbicos de carga en un contenedor de 20 pies. Destacó que los precios de las mudanzas al exterior subieron 15% este año.

La temporada alta para las empresas de mudanza al extranjero son Navidad y vacaciones escolares. “Este diciembre y el próximo verano van a aumentar significativamente las mudanzas internacionales”, aseguró la gerente.
 
El venezolano es un emigrante particular

Johnny Cipolletti, director de Venezuelan International Packers, expresó que la oferta de servicio de mudanza internacional se realiza con base en el peso calculado y volumen de la carga, la ciudad de origen o destino y los equipos utilizados para hacer la mudanza.

El presupuesto debe incluir embalaje profesional en material especialmente diseñado y fabricado para resguardar los diferentes enseres; encajonamiento y carga en el contenedor para protegerla en cajas de cartón y de madera, con el fin de cuidar el contenido y manipularlo de manera eficaz. También utilizan cajas doble y extrafuertes para cristalería y porcelana. Láminas de cartón para colchones, cuadros y espejos. Es indispensable el plástico de burbujas.

Pueden usar contenedores de 20, 40, 45 pies para el transporte marítimo de los enseres. Abarca el almacenaje, servicios de aduana y cobertura de seguros.

El venezolano es un emigrante muy particular, le gusta llevar consigo la comida que consume en su país. “Hemos trasladado alimentos perecederos”, agregó

El Dato

64.800 bolívares cuesta el servicio de almacenaje de un contenedor de 40 pies de largo y 60 metros cúbicos, con enseres, durante un año y se cobra por adelantado. El embalaje sale en 500 bolívares el metro cúbico.

Lo Dijo

“La mudanza de los muebles y demás enseres de un apartamento de 60 metros puede costar entre 25.000 y 55.000 bolívares. Los traslados nacionales se producen en mayor cantidad internamente en Caracas o la isla de Margarita”, Johnny Cipolletti, director de Venezuelan. Internacional Packers.

“90% de los emigrantes venezolanos realmente no se quiere ir, lo hacen muy tristes, por la situación del país y por la seguridad propia y de su familia”, Tania Tomadin, gerente de ventas de Clover Internacional.