• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Las monarquías del Golfo pueden soportar la caída de los precios del crudo

Países miembros de la Opep proponen una reunión extraordinaria para recortar las exportaciones y provocar un alza de los precios / AFP

Países miembros de la Opep proponen una reunión extraordinaria para recortar las exportaciones y provocar un alza de los precios / AFP

Actualmente se ubica en aproximadamente 85 dólares por barril y, en caso de bajar hasta los 70 dólares, como pronostican expertos, pondría en dificultades a países como Venezuela, Rusia o Irán 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las ricas monarquías del Golfo pueden soportar por ahora la caída constante del precio del petróleo, en comparación con el nerviosismo de otros productores como Venezuela, que quieren que la Opep tome algún tipo de medida.

Los precios están actualmente en sus niveles más bajos de los últimos cuatro años. Desde junio han perdido como media una cuarta parte de su valor, a causa de la abundancia de la oferta y la escasez de la demanda, según los analistas.

Las perspectivas económicas mundiales no son alentadoras, lo que ha llevado a países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo a proponer una reunión extraordinaria para recortar las exportaciones y provocar un alza de los precios.

"Estoy convencido de que (la caída de los precios) no obedece a situaciones del mercado sino a una manipulación del precio para crear problemas económicos a las grandes empresas productoras de petróleo", declaró recientemente el canciller venezolano, Rafael Ramírez.

Esos llamados han sido ignorados por las seis monarquías del Consejo de Cooperación del Golfo, lideradas por Arabia Saudita, primer exportador de crudo del mundo. El CCG incluye a Arabia Saudita, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Catar y Kuwait. En su conjunto producen más de 17 millones de barriles al día, de los cuales 12 a 13 mbd son exportados, lo que representa un 90% de sus ingresos.

Cuatro miembros del Consejo -Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Catar- pertenecen a la Opep, y producen más de la mitad del crudo que suministra la organización (16 mbd del total de 30,5 mbd).

"No creo que los Estados del CCG estén profundamente afectados por la caída de los precios del crudo a corto plazo. El impacto sobre los productores no miembros del CCG será mucho más fuerte" declaró el economista saudita Abdalá Al Kuwaiz.

"La mayor parte de los países del CCG tienen unas sólidas reservas financieras que les permite soportar las consecuencias. Todos han elaborado sus presupuestos a partir de un precio de 80 dólares el barril o menos", agregó este exresponsable económico del CCG.

 

Aumento de ingresos

Los ingresos petroleros de los países del CCG pasaron de 366 millardos de dólares en 2009 a 729 millardos el año pasado, según estadísticas del grupo kuwaití KAMCO Investments y del Fondo Monetario Internacional.

Las reservas financieras de esos países son del orden de 2,4 billones de dólares, acumulados durante décadas de maná petrolero, según el Instituto de Finanzas Internacionales.

“Esos países están en una posición sólida para mantenerse sin problemas durante unos cuantos años, en caso de que estallara una crisis con los demás países productores”, considera el analista kuwaití Mussa Maarafi.

"Arabia Saudita y la mayoría de los estados del CCG (...) podrán resistir las presiones para reducir la producción y perder partes de mercado", agregó Maarafi, exmiembro del Consejo supremo de petróleo de Kuwait.

En un reciente informe, el FMI indicó que esas reservas financieras les permitirán a los miembros del CCG seguir sin problemas con sus programas de gasto a corto plazo. Riad no solamente no está dispuesta a recortar su producción, sino que además la ha aumentado, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que apunta que la producción en septiembre del gigante saudita se situó en 9,73 millones de barriles diarios.

Arabia Saudita podría mantener durante tres años su nivel actual de gasto público, según HSBC Global Research.

El precio actual del crudo se ubica en aproximadamente 85 dólares por barril, y según Maarafi y Kuwaiz podría bajar hasta 70 dólares, lo que pondría en dificultades a países como Venezuela, Rusia o Irán.