• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

30 días mínimo tomará revisión de daños en la refinería de Amuay

Accidente en la refinería de Amuay

Accidente en la refinería de Amuay

Directivos de Pdvsa afirman que la producción se mantiene en 264.000 barriles diarios y que el despacho es normal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miembros de la Sociedad Venezolana de Ingenieros del Petróleo ven precisa la revisión exhaustiva de cada una de las estructuras metálicas de la refinería de Amuay, incluso las que están lejos del área de la explosión. "Esas instalaciones son puro metal, los tanques, las torres de procesos. El accidente removió los equipos", dijo Arévalo Guzmán Reyes, ex directivo de Pdvsa.

Indicó que la evaluación de los daños, para que se haga con el detalle que requiere, debe tomar mínimo 30 días.

Después de eso, las reparaciones pueden prolongarse varios meses.

Guzmán Reyes señaló que no ve prudente forzar los tiempos de arranque de la refinería, porque pueden existir filtraciones en las unidades y problemas en las conexiones. "Hay que chequear primero, con otros líquidos, la filtración potencial de cada una de las instalaciones más importantes que tienen acceso a la torre de procesos.

Eso no se puede hacer de la noche a la mañana", indicó.

Tampoco ve posible recuperar en corto plazo los niveles de producción. "Para mejorarlos hay que traer unos insumos y hacerles el tratamiento necesario, almacenarlos, combinarlos. Eso también es un proceso delicado por lo que tiene que estar el sistema a tono", agregó.

Adicionalmente, el informe de RJG Risk Engineering revela que los retrasos en el mantenimiento se debían a la tardía disponibilidad de las piezas necesarias para las reparaciones, y que los plazos para obtenerlos, en caso de ser traídos del exterior, podía tardarse hasta 60 semanas (más de un año).

Otros expertos han destacado la importancia de considerar el impacto que el accidente pudo generar en el personal, que son más propensos ahora a cometer errores.

Son nueve tanques los afectados por la explosión, ocurrida el 25 de agosto, en la refinería de Amuay. La onda expansiva, que se extendió aproximadamente kilómetro y medio, pudo haber generado daños ocultos en otras áreas del complejo, advierten los especialistas en el área. "Se necesita un mes para averiguar cuán grande es el problema", indicó Guzmán Reyes.

Aceleración. En Pdvsa se mantiene el plan de poner en marcha completamente la refinería de Amuay lo más pronto posible, según declaraciones del director de refinación de la empresa, Jesús Luongo, que el jueves pasado dijo que "en una semana debe estar completamente reiniciada".

Pdvsa informó que la capacidad de procesamiento sigue siendo de 264.000 barriles diarios como se anunció la semana pasada. También indicó que la unidad de flexicoque procesa 33.000 barriles por día, lo que representa 50% de su capacidad y añadió que el domingo comenzó la operación de los equipos de desintegración catalítica. "Las operaciones de despacho de producto continúan en completa normalidad", informó Pdvsa, con base en una declaración de Luongo.

Con respecto a las declaraciones de Luongo la semana pasada, el ex director de Pdvsa y ex gerente de la refinería de Cardón Gustavo Coronel sugirió que el funcionario debería renunciar. "Debo decirle, ingeniero Luongo, que sus aseveraciones son esencialmente falsas y que algunas no son apropiadas en boca de un miembro del Colegio de Ingenieros de Venezuela".

Asia con precios al alza

Las reseñas y reportes provenientes del continente asiático continúan señalando que el hecho de que la refinería de Amuay no se haya logrado recuperar es uno de los factores que incide en que el precio de combustibles como el fuel oil se mantenga en alza.

El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, ha señalado que buena parte de los 640.000 barriles diarios que Pdvsa está enviando a China está conformado por este producto refinado que tiene una alta demanda en el mercado asiático.

Las notas también señalan que en Estados Unidos y en Europa se han registrado presiones al alza en los precios de las naftas no sólo por lo ocurrido en Amuay, sino también al accidente que afrontó a principios de agosto la petrolera Chevron en su refinería de Richmond con una capacidad de procesamiento de 245.000 barriles diarios.