• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

215,3 millones de dólares se adjudicaron en la subasta del Sicad

Sede del Banco Central de Venezuela / Omar Véliz

Sede del Banco Central de Venezuela / Omar Véliz

El BCV informó que 20.850 viajeros fueron atendidos a través del mecanismo a los que se les otorgó un máximo de 1.500 dólares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Banco Central de Venezuela anunció ayer la adjudicación de 215,3 millardos de dólares entre personas naturales y jurídicas a través de la subasta del Sistema Complementario de Administración de Divisas. Esto representó un aumento de 15,3 millones de dólares, de los cuales 10 millones de dólares fueron ofertados por el sector privado y el resto por el Ejecutivo, explicó el ente emisor.

En el caso de las personas naturales, la demanda cuatriplicó los 30,6 millones de dólares vendidos a 20.850 viajeros, a quienes les fueron asignados 1.500 dólares como máximo.

Extraoficialmente se conoció que el tipo de cambio para estas operaciones se ubicó en 11,7 bolívares por dólar, lo que representa una devaluación de 85,7% con respecto al tipo de cambio oficial que otorga la Comisión de Administración de Divisas. Todas aquellas órdenes con tipos de cambio superior a 11,7 fueron rechazadas.

El BCV  informó que fueron atendidas 1.066 posturas que representan 100% de las órdenes consignadas para salud, pagos de servicios profesionales, estudiantes y otros casos de urgencia. El total adjudicado sumó 4,12 millones de dólares.

Además, fueron asignados 180,5 millones de dólares a 1.085 empresas. De estas 392 están domiciliadas en el Estado Nueva Esparta; 138 en el estado Falcón; 428 pertenecen al sector autopartes y 127 al sector salud.

El tipo de cambio al que fueron subastadas las divisas para las personas jurídicas se ubicó en 10,9 bolívares por dólar, lo que representa una devaluación de 73% con respecto al tipo de cambio de Cadivi.

El BCV explicó que el mecanismo utilizado para la adjudicación de divisas a través de esta subasta fue el “multicriterio”. Sin embargo, no especificó cómo funciona. Fuentes consultadas -que prefirieron mantenerse bajo perfil- señalaron que existen algunas incongruencias en las adjudicaciones, como aquellos casos en los que los viajeros colocaron posturas de 10 bolívares por dólar, pero les fueron adjudicados a 10,9 bolívares por dólar, es decir, por encima del tipo de cambio solicitado.

Existía interés dentro del Gobierno en que el tipo de cambio resultante de la subasta fuera mucho menor a la de la primera realizada en marzo y controlada por el ex ministro de Finanzas, Jorge Giordani, en la que la cotización del tipo de cambio estuvo entre 14 bolívares y 16 bolívares por dólar, dijo una fuente. En aquel entonces se desconoció el número exacto de las empresas que recibieron divisas. La responsabilidad de esta nueva subasta recayó en el director del BCV, Armando León, quien funge además como nuevo vocero del instituto emisor.


A la espera. El ministro de Finanzas, Nelson Merentes, aseguró ayer que en las próximas tres subastas del Sicad serán incluidas las personas naturales, en vista de que la demanda superó a la oferta en la primera convocatoria. “Al menos para la próxima operación es seguro que podrá participar cualquier persona, y en las otras que se efectuarán en agosto también deberían estar”, aseguró señalando que buscan satisfacer la demanda que se produce por la temporada vacacional.

Según señaló era de esperar que la demanda fuera mayor a la oferta inicial, “dado que el Sitme se suspendió en febrero y no hubo un mecanismo alternativo rápidamente”. Sin embargo, recomendó a quienes queden excluidos de la primera adjudicación que participen en la segunda. Aclaró que también serán evaluadas las posturas de quienes recibieron divisas.

Merentes también señaló con relación al funcionamiento de las subastas que  en ocasiones, el monto será menor e incluso serán abiertas y sin definición de sector. “El objetivo no es captar recursos, sino drenar dólares en la economía”.

Si bien ayer circuló la información de que el BCV llamaría de inmediato una nueva subasta del Sicad, hasta el cierre de esta edición no se había realizado la convocatoria.


Devaluación implícita

El economista Asdrúbal Rivas criticó que el precio resultante de la subasta duplicó a la tasa oficial del dólar, se conoció extraoficialmente. “Hubo mucha falta de información en cuanto al precio”.

Al final fue una lotería en la que debe adivinarse el criterio del subastador, dijo el especialista en inversiones, pues en el concepto, gana la subasta quien más puja. Sin embargo, en esta quedó a discreción del ente oficial.

En la primera subasta del Sicad en marzo se anunció que el mecanismo utilizaría el Vickrey modificado, lo cual quiere decir que se asigna al segundo precio más alto y se rompe con la mayor postura, pero tampoco fue el criterio. "Se suponía que se agarraría un promedio, pero corren informaciones acerca de que se agarró un rango y todo lo demás quedó por fuera”.

Al parecer, esto sucedió por una demanda sobredimensionada de divisas, no obstante, muchas personas tomarán la operación como una prueba. Por ejemplo, si en esta ofertaron a 16, en la próxima lo harán a 12 para conseguir las divisas.


“Segundo semestre mostrará más crecimiento”

La economía cerrará el segundo semestre con un crecimiento más alto al mostrado al comienzo de año, cuando terminó en 0,7%, pronosticó el ministro de Finanzas, Nelson Merentes.

La proyección gubernamental es que la inflación desacelerará su ritmo, al igual que la escasez. “La definición de estanflación no se cumple. Vamos a mejorar”, afirmó, y prometió “niveles normales” de precios en agosto.

Merentes instó a esperar el cierre del año para evaluar las predicciones. El índice nacional de precios al consumidor registró en junio una variación de 4,7%, menor al 6,1% de mayo, sin embargo el acumulado del primer semestre llega a 25%.

El informe del BCV del mes pasado señala que el indicador de escasez descendió para situarse en 19,3%. “Lo fundamental es producir más, eliminar la especulación donde exista y trabajar en armonía con el sector privado para lograr los objetivos”, expresó.

El funcionario se negó a opinar sobre el punto de cuenta que revela la intención del Gobierno de aumentar los precios de rubros básicos, aunque advirtió que la revisión de precios sería continua.

Sobre el presupuesto para el ejercicio fiscal del próximo año dijo que su despacho trabaja en las previsiones para entregarlo cerca de septiembre.