• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

A 12 millardos de dólares subió deuda del gobierno con los industriales

Conindustria afirma que de no producirse un cambio habrá un cierre masivo de empresas. La dificultad para obtener divisas agudiza la escasez de materia prima

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Desde la implementación del motor industrial hace seis meses no ha pasado nada. El Ejecutivo no ha implementado medidas para que se reactive la producción. Por el contrario, la situación se ha agravado por lo crítico de los inventarios de materia prima”, dijo el presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga.

Advirtió que la falta de acceso formal a las divisas a través de los mecanismos establecidos por el gobierno exacerba la escasez de materias primas. “Salvo en casos puntuales, los industriales no pueden adquirir dólares oficiales para comprar insumos, repuestos o piezas que requieren para reactivar las líneas de producción. El sector manufacturero está en un momento muy crítico y si no hay un vuelco, viene un cierre masivo de industrias”.

Olalquiaga indicó que la deuda del gobierno con los industriales para pagar a los proveedores extranjeros subió a 12 millardos de dólares en lo que va de año. Aseguró que no se reanudarán los despachos de insumos hasta que se honre el compromiso.

Según la encuesta cualitativa sobre actividad económica realizada el pasado miércoles 29 de junio, durante la celebración del Congreso Conindustria 2016, solo 10% de los empresarios aseguraron haber recibido dólares a través del sistema oficial de divisas complementarias Dicom, antes Simadi, mientras que apenas 2% obtuvo dólares al tipo de cambio protegido, Dipro.

Por ello, 75,4% de los industriales que respondieron la encuesta solicitan que “se establezca un tipo de cambio libre que permita garantizar el abastecimiento de bienes y servicios a la población de manera oportuna y también mantener y aumentar el empleo en el país”.

El empresario lamentó que las industrias estuvieran produciendo a 36% de su capacidad al cierre del primer trimestre del año, de acuerdo con los resultados del estudio. Mencionó que otro factor que afecta es la caída del poder adquisitivo del venezolano. Dijo que todos los productos han subido tanto de precio que los consumidores no tienen posibilidades de adquirir bienes que no sean para satisfacer la necesidad de alimentación.

A pesar del entorno los industriales son optimistas. “Hay una expectativa de cambio en el país debido a la incapacidad del Ejecutivo para manejar la economía. Es tan obvio el fracaso que tiene que venir un cambio”.

Similar situación afrontan los motores turismo, construcción y exportación. Representantes de los sectores afirman que el gobierno sabe lo que tienen que hacer para reactivar el aparato productivo, pero no ha tomado las medidas que les han sugerido.

Logros en turismo serán a largo plazo

José Antonio Yapur, presidente de Conseturismo, aseguró que los resultados del trabajo del motor turismo se verán a largo plazo: “A mediados del año 2017 y a principios de 2018 se podrían ver los logros”.

Indicó que en la actualidad se preparan las presentaciones para promocionar el país como destino en las distintas ferias turísticas que se realizarán el segundo semestre de este año y el próximo. “Este año estaremos en Brasil, Argentina y Londres. El año que viene en la Feria de Turismo de España, Colombia y luego en marzo en Berlín”.

En ocasiones anteriores, dos meses antes del evento se hacía la presentación y en esta oportunidad se planifica con mayor antelación para ofrecer más datos a los interesados, afirmó Yapur. Además dijo que se han realizado una serie de reuniones entre el sector público y privado, en las que se presentaron propuestas para desarrollar planes de incentivo. El objetivo es captar las líneas de crucero y turistas de Brasil, Trinidad, Argentina y República Dominicana con el fin de aumentar el turismo receptivo. “No se ha concretado nada todavía, pero hay una apertura de parte del gobierno. Hay interés por impulsar el sector”.

Sobre el turismo nacional expresó que las expectativas no son muy buenas. Argumentó que las condiciones económicas que atraviesa el país y la alta inflación impacta el bolsillo de los temporadistas. “La prioridad es la obtención de alimentos, la inscripción en el colegio o universidad y la dotación escolar”.

En estas vacaciones escolares los venezolanos tendrán un comportamiento similar al de Semana Santa. “Visitarán playas o montañas, pero no utilizarán los servicios turísticos como hospedajes, restaurantes, parques o centros de diversión que requieren que se destine parte del presupuesto familiar a su pago. Otros se decidirán a última hora”, dijo.

Construir viviendas en segundo plano

“El motor construcción está desactivado. Desde hace tres meses no se reúnen los representantes del gobierno con los de la Cámara Inmobiliaria o de la Construcción. No nos han vuelto a convocar”, aseguró Carlos González, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela.

Contó que se realizaron cinco reuniones de trabajo en materia de vivienda con varios viceministros, las cámaras y la banca en las que se plantearon básicamente nuevos esquemas de financiamiento para la adquisición de inmuebles. Sin embargo, no fueron implementados. “Las decisiones que se han tomado respecto a los límites de financiamiento para la banca por cartera obligatoria y por el Fondo de Ahorro Obligatorio para Vivienda, no obedecen a los planteamientos que realizamos”.

Aseguró que el Ejecutivo decidió aumentar de 500.000 a 1,7 millones de bolívares el crédito que otorgan las entidades bancarias por la cartera obligatoria, pero el monto es insuficiente para adquirir una vivienda. “La cifra no responde a los intereses de los constructores. Lo que se hizo fue correr la arruga porque los precios están divorciados de la realidad”.

La otra decisión del gobierno –agregó– fue aumentar a 3 millones de bolívares los créditos a través del FAOH para la compra de los trabajadores de una vivienda principal, con lo que, otra vez, le dieron la espalda a lo que ocurre en el mercado inmobiliario.

González indicó que el Ejecutivo reconoció que solo han alcanzado 12% de la meta de Misión Vivienda al construir 500.000 inmuebles este año. “La falta de divisas y de materiales también ha afectado el programa social del gobierno”.

El empresario señaló que apenas está en ejecución un proyecto en el estado Nueva Esparta, pero la gran mayoría están paralizados o a media máquina porque no hay recursos para acometer esas viviendas. No obstante, el gobierno ejecuta trabajos de limpieza, pintura y drenaje en los Barrio Nuevo Barrio Tricolor, para que el pueblo vea que están haciendo algo.

Exportadores reclaman celeridad en los trámites

En el año 2015 las exportaciones no petroleras descendieron 24% respecto al año anterior, al pasar de 3,4 millones de dólares en 2014 a 2,6 millones de dólares el año pasado, dijo Ramón Goyo, presidente de la Asociación Venezolana de Exportadores.

Aclaró que el gremio obtuvo la información del Internacional Trade Center, organismo creado por la Organización Mundial del Comercio y las Naciones Unidas, porque en el país no se publican cifras oficiales desde octubre de 2014.

Para este año la expectativa del sector es volver a registrar una cifra parecida a la del año 2014. “3,5 millones de dólares sería muy bueno”, aseguró Goyo.

Antes de la implementación del motor exportación se enviaban productos nacionales a Estados Unidos, Colombia, Suiza, Brasil, China, Italia, Bélgica, Alemania, Francia y Holanda. Le compraban al país cacao, ron, chocolate, oro, aluminio, carburo de silicio, relojes de pulsera y bolsillo, herramientas, plantas utilizadas para la perfumería y medicinas, úrea, propano, metanol, conductores eléctricos, cangrejos de mar, ferrosilicio, óxidos de aluminio, productos laminados de hierro. También pieles o cueros curtidos de bovino y cajas de plástico.

Con la caída de la producción resulta cuesta arriba generar excedentes para ventas foráneas. “Hay capacidad de producción, pero está ociosa por falta de materia prima y de mecanismos de financiamiento para adquirir en el extranjero los insumos para reactivar la producción”.

El exportador considera que con la activación del motor se han mejorado los procedimientos para la exportación. Sin embargo, hace falta la ventana única de comercio exterior y que todo el proceso se haga en línea para que sea expedito y menos discrecional. Lamentó que el mecanismo estuviese aprobado, pero que no operativo. Espera que el retraso obedezca a problemas de procedimientos y de tecnología y no a la resistencia de los organismos involucrados. “Se reduciría el tiempo del proceso y la respuesta se obtendría en línea”.

Dijo que también le han sugerido al Ejecutivo durante las reuniones del motor que le inyecte 500 millones de dólares al Banco de Comercio Exterior para que tenga recursos y otorgue créditos a los exportadores, pagaderos con la cobranza de las ventas al extranjero. Además que se eliminen los permisos de exportación que cubren 50% del portafolio de productos. No obstante, reconoció que poco se ha avanzado en estos aspectos.